Cristina Pérez | AUTOSUGESTIÓN CONSCIENTE Y SU SUBCONSCIENTE

AUTOSUGESTIÓN CONSCIENTE Y SU SUBCONSCIENTE

LA CAPACIDAD DE UTILIZACIÓN DE LOS PRINCIPIOS DE LA AUTOSUGESTIÓN CONSCIENTE Y EL SUBCONSCIENTE. 

Autosugestión. Seguido del Post titulado: “Los poderes de su mente”, en el cual Bill McCall el joven que en repetidas ocasiones había facasado, sin embargo, que sus derrotas lo indujeran a desarrollar un descontento inpirador. Y entonces emprezo a buscar las normas del éxito. Examinando libros de inspiración a Bill le llamo la atención el título “Piense y hágase rico” de Napoleón Hill, libro que leyó por cuatro veces, en un momento de destelló de inspiración, en ese descubrimiento estaba leyendo el capítulo cuarto titulado “Autosugestión”. El subtitulo decía: El medio para influir en el subconsciente; Veamos que más nos dice Napoleón Hill y Stone en su libro Actitud Mental positiva al respecto.

MANIFESTACIÓN DE W. CLEMENT SETONE Y NAPOLEÓN HILL DE ACUERDO CON SU LIBRO ACTITUD MENTAL POSITIVA, AUTORES DE AUTOAYUDA MÁS IMPORTANTES DE TODOS LOS TIEMPOS.

Autosugestón. Cuando lees en voz alta dos veces diariamente la expresión escrita de tu deseo de ganar dinero con emoción y atención concentrada y ya te vez y te sientes en posición del dinero comunicas el objeto de tu deseo directamente al subconsciente.
AUTOSUGESTIÓN CONCIENTE Y SU SUBCONSCIENTE.

Continuación con la historia de Bill MacCall. Capítulo 4 Primera Parte DONDE SE INICIA EL CAMINO.  ¿Se atrevería usted a explorar los poderes de su mente?

La capacidad de utilización de los principios de autosugestión dependerá en buena medida de la capacidad que uno tenga; de concentrarse en un deseo determinado hasta que este deseo se convierta en un deseo ardiente.

Manifiesta el joven Bill:

«Cuando llegué a casa, sin apenas resulto de tanto correr, me senté inmediatamente junto a la mesa del comedor y escribí: 

  • En primer lugar, mi principal objetivo concreto es el de ser millonario en 1960».

Luego anadió mirando a Napoleón Hill:

  • «Usted señaló que una persona tenía que concretar la cantidad de dinero que quería y establcer una fecha. Así lo hice».

El hombre con quien estábamos hablando no era el joven Bill MacCall que fracasó a la edad de 19 años:

  • De hecho, “era conocido como el honorable William MacCall”.
  • Verdaderamente “el miembro más joven que jamás hubiera tenido el Parlamento australiano”.
  • También, “antiguo presidente de la junta de directores de la filiar de la Coca-Cola en Sidney”.
  • Además, “director de veintidós empresas de propiedad familiar”.

Y, en cuanto a la riqueza cabe señalar que se hizo millonario y llegó a ser tan rico; como algunos de los hombre sobre los cuales había leído en el libro que le primitió:

  • De hecho, “Explorar el poder su subsconsciente con la autosugestión”. (¡ Inclusive, por cierto, que se convirtió en millonario con cuatro años de adelanto!)

¡DÍA A DÍA VOY SIENDO CADA VEZ MEJOR EN TODOS LOS SENTIDOS!

Observará usted que utilizamos la palabra «autosugestión» como sinónimo del término autosugestión consciente» utilizado por Emile Coué.

McCall recordó que, cuando él era pequeño, su padre se había beneficiado de un descubrimiento hallado en un libro de aquel entonces:

  • “Un descubrimiento que cualquier hombre, mujer o niño puede utilizar con eficiencia en cuanto lo conozca por sí mismo”.
  • Al igual que Bill McCall y su padre, “usted puede emplear también adecuadamente el poder de la autosugestión consciente”. 

Ahora bien, la autosugestión consciente le fue revelada a Emile Coué porque éste se atrevió a explorar los poderes de su propia mente y la de los demás:

  • De hecho, antes de hacer su gran descubrimiento, “solía utilizar la hipnosis para curar las enfermedades físicas de sus pacientes”.
  • Sin embargo, “trás haber hecho su gran descubrimiento (que, en realidad, estaba basado en una simple ley natural); abandonó la utilización de la hipnosis”.

¿Y cómo descubrió y reconoció esta ley natural? 

De hecho, Emile Coué realizó su gran descubrimiento al hallar la respuesta a algunas preguntas que se habían formulado a sí mismo. Dichas preguntas fueron:

Pregunta No. 1:

  • ¿Es la sugestión del médico o es, por el contrario, la sugestión de la mente del enfermo la que logra la curación?

Respuesta: 

  • Coué demostró en forma concluyente que era la mente del enfermo la que, en forma subconsciente o bien consciente; llevaba a cabo la sugestión a la que reaccionaba su propia mente y su propio cuerpo.

Pregunta No. 2:

  • Si la sugestión del médico estimula la sugestión interna del paciente,  ¿por qué no puede el paciente utilizar por sí mismo sugestiones sanas y utilies? ¿Y por qué no puede obstenerse de las perjudiciales sugestiones negativas?

La respuesta a esta segunda pregunta se produjo rápidamente: a cualquier personas, incluso a un niño, se le puede enseñar a desarrollar una Actitud Mental Positiva. El método consiste en reptir afirmaciones positivas tales como:

  • “Día a día”.
  • También,  “en todos los sentidos”.
  • Igualmente, “por medio de la gracia de Dios”.
  • De igual manera, “voy mejorando cada vez más”. 

CONTINUACIÓN ¡DÍA A DÍA VOY SIENDO CADA DÍA MEJOR EN TODOS LOS SENTIDOS!

A lo largo de La actitud mental positiva: un camino hacia el éxito, descubrirá usted muchos factores de automotivación que podrá utilizar para su autosugestión. Y si, en estos momentos, no sabe todavía cómo utilizar la autosugestión, lo sabrá sin duda antes de finalizar la lectura de este libro titulado Actitud Mental Positiva. (Por supuesto leyendo todos los Post que he venido publicando de AMP.)

— – – – – – – – – – – – – – – – – – 0 – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

“Usted es aquello que piensa”. Napoleón Hill.

Si te interesan los negocios por Internet, una nueva modalidad de vender que ha tenido mucho éxito, yo te puedo ayudar a conseguir tu éxito. www.cristinaperezg.com  Juntos festejaremos tu éxito.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.