Cristina Pérez | EL HÁBITO

EL HÁBITO

De que manera se desarrolla el hábito de la importunación: Cuando se conoce la causa de una problema, es frecuente que éste se pueda evitar. O, en casa de que el problema ya exista, se puede hallar una solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.