Cristina Pérez | CONOZCA A LA PERSONA VIVIENTE MÁS IMPORTANTE.

CONOZCA A LA PERSONA VIVIENTE MÁS IMPORTANTE.

“CONOZCA A LA PERSONA VIVIENTE MÁS IMPORTANTE”. PRINCIPIO DE NAPOLEÓN HILL Y W. CLEMENT STONE DE ACUERDO A SU OBRA TITULADA ACTITUD MENTAL POSITIVA. 

Conozca. Seguido del post titulado W. Clement Stone: Liberación de las ataduras que esclavizan, Napoleón Hill y el señor Stone autores del libro titulado: “Actitud Mental Positiva”, nos ofrecen en el primer capítulo que dice así; Conozca a la persona viviente más importante”. Me supongo que se trata de uno mismo. Pero para estar seguros veamos que más nos dice los señores Hill y Stone al respecto.

MANIFESTACIONES DE LOS AUTORES DE ACTITUD MENTAL POSITIVA, W.CLEMENTE STONE Y NAPOLEÓN HILL.

CONOZCA A LA PERSONA VIVIENTE MÁS IMPORTANTE. En algún lugar de este libro, Actitud Mental Positiva usted la encontrará de repente, en forma asombrosa y con una sensación de reconocimiento que cambiará toda su vida.
CONZCA A LA PERSONA VIVIENTE MÁS IMPORTANTE

Primera parte, Donde se inicia el camino hacia el éxito. Número 1. Conozca a la persona viviente más importante.

¡Conozca a la persona viviente más importante! En algún lugar de este libro (se refiere Actitud Mental Positiva) usted la conocerá…. de repente, en forma asombrosa y con una sensación de reconocimiento que cambiará toda sus vida. Cuando la conozca encontrará su secreto. Descubrirá que lleva un talismán invisible con las iniciales AMP (Actitud Mental Positiva) grabadas en una cara y las iniciales AMN (Actitud Mental Negativa) en la otra. 

Este talismán invisible posee dos poderes sorprendentes:

  1. Tiene la facultad deatraer la riqueza, el éxito, la felicidad y la salud”.
  2. Y, la segunda por el contrario, tiene la facultad de “repeler estas cosas, privándole de todo aquello que hace que la vida merezca ser vivida”.
  • De hecho, es la primera de estas facultades, es decir, la AMP, “la que permite que algunos hombres se eleven hasta la cumbre y permanezcan allí”.
  • Sin embargo, la segunda “es la que hace que otros hombres se queden en el fondo durante toda su vida”; y es también, la AMN la que desplaza a algunos hombres de la cima cuando ya la habían alcanzado.

CONOZCA LA HISTORIA DEL JOVEN  SAMUEL B. FULLER TAL VEZ LE ILUSTRE SU FUNCIONAMIENTO. 

«SOMOS POBRES… No por culpa de Dios».  S. B Fuller era uno de los siete hijos de un aparcero negro de Luisiana. Empezó a trabajar a la edad de cinco años. A los nueve ya arreaba mulos. Eso no tenía nada de insólito: los hijos de casi todos los aparceros empezaban a trabajar a edad muy temprana. Aquellas familias aceptaban la pobreza como su destino y no pedían más.

El joven  Fuller era distinto a sus compañeros en un sentido: tenía una madre extraordinaria, una mujer que se negaba a aceptar esta precaria existencia para sus seis hijos, pese a que ella no había conocido otra cosa. Sabía que algo fallaba por el hecho de que su familia apenas pudiera subsistir en un mundo de gozo y abundancia. Y solía hablar con su hijo acerca de sus sueños.

«No tendríamos que ser pobres, S. B. —solía decir—. Y que nunca te oiga yo decir que somos pobres por voluntad de Dios. Somos pobres… no por culpa de Dios. Somos pobres porque tu padre jamás tuvo el deseo de ser rico. Nadie en nuestra familia ha tenido jamás el deseo de ser otra cosa». 

  • Verdaderamente, nadie había tenido el deseo de ser rico”.
  • Evidentemente, “esta idea quedó grabada tan profundamente en la mente de Fuller, que cambió toda su vida”
  • Por consiguiente. “empezó a querer ser rico”.
  • De tal manera, “centraba su mente en las cosas que quería, y así adquirió un ardiente deseo de hacerse rico.
  • En consecuencia, “llegó a la conclusión de que el medio más rápido de ganar dinero consistía en vender algo”.
  • Por consiguiente, “eligió el jabón”.
  • De hecho, “se pasó doce años vendiendo de puerta en puerta”…. Continuación…

SAMUEL B. FULLER EL JOVEN NEGRO DE LUISIANA CONOZCA SU HISTORIA. 

Continuación… Un día averiguó que la empresa que le proporcionaba el género iba a ser subastado. El precio de venta de la empresa era de 150.000 dólares. En doce años de ventas y de ahorros, había logrado reunir 25.000. Se llegó al acuerdo de que depositaría los 25.000 dólares y obtendría los 125.000 restantes en un plazo de diez días. En el contrato figuraba una cláusula según la cual perdería el depósito en caso de que no lograra reunir el dinero. 

En el transcurso de sus doce años como vendedor de jabón se había ganado el respeto y la admiración de muchos comerciantes. Ahora acudió a ellos. Obtuvo también dinero de algunos amigos personales y de compañías de préstamos y grupos de inversión. La víspera del décimo día había logrado reunir 115.000 dólares. Le faltaban 10.000.  

EN BUSCA DE LUZ. «Había agotado todas las fuentes de crédito que conocía —recuerda— Era entrada la noche. En la obscuridad de mi habitación, me arrodille y empecé a rezar. Le pedí a Dios que me condujera a una persona que me prestara a tiempo los 10.000 dólares que me faltaban. Me dije a mi mismo que bajaría con mi automóvil por la calle Sesenta y uno hasta que viera la primera luz en un establecimiento comercial. Le pedía a Dios que hiciera que aquella luz fuera un signo que me indicara su respuesta»…. Continuación…

CONTINUACIÓN.. CONONZCA  LA HISTORIA DE SAMUEL B. FULLER.

Eran las once de la noche cuando S. B. Fuller empezó a bajar por la calle Sesenta y uno de Chicago. Al final, tras recorrer varias manzanas, vio luz en el despacho de un contratista. Entró. Allí sentado junto a su escritorio, cansado de trabajar hasta tan tarde, se encontraba un hombre a quien Fuller conocía vagamente. Fuller comprendió que tendría que ser valiente.

«¿Quieres ganar 1.000 dólares?», le preguntó Fuller directamente. »Sí, claro», contestó. «En tal caso, extiéndame un cheque por valor de 10.000 y, cuando le devuelva el dinero, le entregaré 1.000 dólares de beneficios», recuerda Fuller que le dijo al hombre.

Le indicó al contratista los nombres de las demás personas que le habían prestado dinero y le explicó exacatamente y con todo detalle en qué consistía el negocio… Continuación…

EXPLOREMOS EL SECRETO DE SU ÉXITO.

Continuación… Antes de que terminara aquella noche. S. B. Fuller ya tenía en el bolsillo un cheque por valor de 10.000 dólares:

  • Posteriormente, “consiguió intereses con derecho de control no sólo en aquella empresa”.
  • Sino también, “en otras siete, incluidas cuatro fábricas de cosméticos, una fábrica de géneros de punto, otra de etiquetas y un periódico”.

De hecho, cuando hace poco le pedimos que explorara con nosotros el secreto de su éxito, él nos contestó con las palabras que le había oído pronunciar a su madre hacía muchos años:

  • «Somos pobres .. no por culpa de Dios. Somos pobres porque tu padre nunca tuvo el deseo de ser rico. Nadie en nuestra familia ha tenido jamás el deseo de ser otra cosa».

«Mira —nos dijo—, yo sabía lo que quería, pero no sabía cómo conseguirlo. Por consiguiente, leí la Biblia y libros de inspiración para alcanzar un propósito. Pedí en mis plegarias el conocimiento necesario para alcanzar mis objetivos. Tres libros desempeñaron un importante papel en la conversión de mis ardientes deseos en realidad. Estos libros fueron:

  • (1) la Biblia. (2) Piense y hágase rico, y (3) El secreto de las edades. Mi mayor fuente de inspiración procede de la lectura de la Biblia.

«Cuando uno sabe lo que quiere, es más probable que lo reconozca cuando lo vea. Cuando se lee un libro, por ejemplo, reconoce uno las oportunidades capaces de ayudarle a conseguir lo que desea».

  • Sin duda alguna, S. B. Fuller llevaba consigo el talismán invisible con las iniciales AMP grabadas en una cara y AMN en la otra.
  • Colocó hacia arriba la cara de la AMP y empezaron a ocurrirle cosas sorprendentes. Pudo convertir en realidad unas ideas que antes no habían sido más que simples ensoñaciones… Continuación…

 S. B. FULLER EL JOVEN QUE LLEGO A LOGRAR QUE SUS DESEOS SE HICIERAN REALIDAD ¡CONOZCA SU HISOTIRA!

Continuación… Lo que importa observar aquí es que S. B. Fuller empezó su vida con muchas menos ventajas de las que tenemos casi todos nosotros; pero eligió un gran objetivo y se dispuso a alcanzarlo. Como es lógico, la elección del objetivo era individual.

  • De hecho, en esta época y en este país sigue usted gozando del derecho personal a poder decir:» «Eso es lo que yo elijo. Eso es lo que yo quiero conseguir».
  • Y, a menos que su objetivo sea contrario a las leyes de Dios o de la sociedad, estará en condiciones de alcanzarlo:
  • Verdaderamente, “lo tiene todo que ganar y nada que perder si lo intenta”.
  • Sin duda alguna, “el éxito sólo pueden alcanzarlo y conservarlo quienes lo siguen buscando con una  AMP es decir Actitud Mental Positiva”.

El noventa y nueve por ciento de todo el éxito en la vida está en hacer seguimiento. -KENT HEALY 

Para lograr el éxito en la vida hay que tomar acción, contactarme yo te puedo ayudar a lograr tu sueño. Cristina Pérez G.  mi web  www.cristinaperezg.com

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.