Cristina Pérez | EL PODER: DE LA ABUNDANCIA A LA SUFICIENCIA

EL PODER: DE LA ABUNDANCIA A LA SUFICIENCIA

EL PODER, Y DEL IMPACTO QUE TIENE PASAR “DE LA ABUNDANCIA A LA SUFICIENCIA”.

Suficiencia.  Seguido del post titulado “El dar diezmos le cambio su vida”  Jack Canfield en su libro “Los Principios del éxito” cuenta la historia de su vecino Tom, con un hermoso ejemplo del  impacto que tiene “pasar de la abundancia a la suficiencia”. En realidad, la verdadera “abundancia” existe y fluye, de lo que la escritora Lynne Twist llama: La suficiencia, de tener suficiente”

MANIFESTACIONES DE JACK CANFIELD CON SUS PROPIAS PALABRAS:

EL PODER Y EL IMPACTO QUE TIENE PASAR DE LA ABUNDANCIA A LA SUFICIENCIA.
EL PODER Y EL IMPACTO QUE TIENE PASAR DE LA  ABUNDANCIA A LA SUFICIENCIA.

“CÓMO HACER LA DIFERENCIA”

A Tom, un vecino mío a quien le gusta contribuir con discreción, le encanta viajar por asuntos de negocios. Es miembro de la Asociación de Directores de Estados Unidos; y en una época su contrato lo obligaba a viajar en primera clase adondequiera que fuera en el mundo.

  • El asiento cómodo, la comida maravillosa, igualmente, atención y las bebidas eran un agradable beneficio adicional a un programa de rodaje.
  • De hecho, él se acostumbró tanto a todos esos beneficios, que se convirtieron en una parte normal de su agenda para cada trabajo.

Y resulta que una vez, Tom viajó a Nueva Zelanda para el rodaje de una película. Luego de aterrizar, le preguntó al gerente de producción por el costo del pasaje en clase turista, ya que estaba considerando la posibilidad de traer a uno de sus hijos. El gerente de producción le dijo que el boleto  valía 1.800 dólares. ¡El billete de primera clase de Tom había costado 7.700! Él se sintió un poco aturdido, pues nunca había pensado que existiera una gran disparidad en los precios… Continuación… 

EL PODER Y EL IMPACTO QUE TIENE, “PASAR DE LA ABUNDANCIA A LA SUFICIENCIA”.  

Continuación con la historia de Tom… Al principio, Tom pensó que si viajaba en clase económica en vuelos futuros; y hacía que la compañía cinematográfica le pagara la diferencia en las tarifas, recibiría casi seis mil dólares más. Pensó en todas las cosas que podía comprar con ese dinero: motocicletas, viajes y muchas otras cosas pasaron por su mente.

A continuación, una bombilla se encendió en su mente. Pensó en los niños que había conocido a través de los años; y que no podían permitirse el lujo de ir a la universidad. Concluyó que con seis mil dólares, seguramente podrían pagar algunas clases. En este punto de reflexión, Tom se hizo una promesa a sí mismo. No volvería a valorar en primera clase. Lo haría en clase turista y el dinero que ahorrara lo donaría a una causa digna:

  • Por consiguiente, la primera vez que hizo eso, pagó la cuota anual de la universidad de un joven; Se sintió asombrado.
  • En consecuencia, comprendió que por el simple hecho de sacrificar un poco de comodidad en un vuelo; podía darle a alguien no solo el valor de la matrícula de un año; sino posiblemente una nueva dirección en la vida… Continuación…

EL PODER E IMPACTO QUE TIENE PASAR DE LA “ABUNDANCIA A LA SUFICIENCIA”.

A continuación, empezaron a ocurrir algunas cosas curiosas:

Tom conoció gente interesante cuando viajaba en clase turista. Las personas con las que trabajaba le preguntaron por qué no viajaba en primera clase con ellos. Cuando les dijo lo que estaba haciendo con el dinero, algunos empezaron a hacer lo mismo. Su negocio también prosperó. ¿Era porque estaba haciendo algo bueno, o se trataba tan solo de una coincidencia?

Tom sigue volando en clase turista y donando la diferencia de tarifas a fondos de becas; y organizaciones benéficas para la conservación del planeta. Aprendió que las pequeñas medidas y cantidades de dinero aparentemente exiguas es decir insuficientes; pueden tener un impacto significativo en el rumbo de la vida de alguien. Con esa certeza, ¡el asiento de Tom en clase turista es un poco más cómodo! 

Sin duda alguna, la historia de Tom es un hermoso ejemplo del impacto que tiene pasar de la abundancia a la suficiencia; y el efecto que esto puede tener en el mundo.

“DONACIONES CORPORATIVAS”. DEL PRINCIPIO 61 “DÉ MÁS PARA RECIBIR MÁS”.

También las corporaciones pueden obtener grandes recompensas al retribuir. William H. George, presidente y director ejecutivo de Medtronic, reveló recientemente en una conferencia sobre filantropía en Minneapolis; la forma como su empresa se había comprometido a pagar el dos por ciento de sus ganancias antes del impuesto. Aunque estos «diezmos» representaban sus ganancias apenas 1,5 millones de dólares al comienzo; el ritmo de crecimiento anual de la compañía les permitió incrementar sus donaciones a más de 400 millones de dólares; con diecisiete millones de dólares en un solo año. 

Tal vez uno de los actos de donaciones más impresionantes:

  • Ha sido la dádiva de mil millones de dólares, que hiciera Ted Turner a las Naciones Unidas.
  • De igual importancia, los veintiocho mil millones en concesiones hechas por Bill y Melinda Gates a través de Bill y Melinda Gate Foundation.

Sin embargo, no hay que ser una corporación extremadamente rica para hacer retribuciones a la comunidad:

  • Cualquier contribución, ya sea en tiempo o en dinero, marcará una diferencia importante tanto: “para quienes la reciban como para usted”.
  • De igual manera, “en la satisfacción que experimentará como en la creciente abundancia que habrá en su vida”. 

“COMPARTA LA FORTUNA” DEL PRINCIPIO 61.

Cuando involucra a otros en su éxito — cuando comparte con ellos su fortuna— en consecuencia, se logra hacer más trabajo:

  • Sin lugar a dudas, “se obtiene un mayor éxito”.
  • Y, por último, todos se benefician más.

La clave del éxito de la serie Sopa de pollo para el alma fue nuestra decisión de involucrar más coautores en el proceso. Aunque Mark y yo recibimos cada uno menos regalías; treinta o cuarenta centavos por libro en lugar de sesenta centavos, nos permitió reunir un mayor número de títulos; lograr hacer más propaganda y vender más libros. No habría habido forma alguna en la que los dos solos hubiéramos podido recopilar, editar, escribir; y promover más de doscientos libros por nosotros mismos… Continuación… 

Continuación… Lo que empezó como la colaboración de dos autores con dos secretarias: 

Llegó a convertirse en una nómina de:

  • Doce personas con dos editores, varios consultores de edición.
  • Dos asistentes de edición, un especialista en licencias.
  • Igualmente, un director de nuevos proyectos, varias secretarias y un grupo de cien coautores.
  • Además, casi 10.000 contribuyentes, incluyendo más de cien caricaturistas. 

Nos hemos esforzado al máximo por compensar a todas las personas involucradas.

  • “Los salarios de nuestro personal han sido más altos de lo normal para la industria editorial”.
  • “Tenemos un generoso plan de pensiones”.
  • Igualmente, de “bonificaciones”.
  • De hecho, “todos los miembros de nuestro personal reciben seis semanas de vacaciones por año”. 
  • Además,“hemos pagado más de cuatro millones de dólares a obras de beneficencia”. 

Creemos firmemente que esta voluntad de compartir la riqueza ha producido más abundancia financiera de la que podrías haber generado por nuestra cuenta. Si hubiéramos intentado no compartir lo que teníamos, solo hubiéramos reprimido el flujo de toda esta fortuna.

“Si no tiene un ayudante, usted lo será”. – RAYMOND AARON Autor de Double Your Income Doing What You Love. [Duplique sus ingresos haciendo lo que le gusta] .. Te invito a formar parte de mi equipo de triunfadores, y juntos festejaremos tu éxito. Cristina Pérez G. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.