Cristina Pérez | DIGA SIMPLEMENTE ¡NO! PRINCIPIO

DIGA SIMPLEMENTE ¡NO! PRINCIPIO

DIGA SIMPLEMENTE ¡NO! PRINCIPIO 42 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Simplemente. Seguido del principio 41 Miembros de su Equipo confíe en ellos tenemos este principio importante; del mentor para el éxito número uno de Estados Unidos. Jack Canfield, que dice: Nuestro mundo es un lugar altamente competitivo y saturado de estímulos, por lo que se requiere más; y más concentración cada día para no perder de vista la necesidad de cumplir las obligaciones diarias; sin perder de vista las metas a largo plazo.

Debido a los grandes avances en la tecnología de las comunicaciones, ahora somos más accesibles a un mayor número de personas:

DIGA SIMPLEMENTE: ¡NO! Hay muchas técnicas valiosas que puede aprender que le facilitarán el decir que no sin sentirse culpable.
DIGA SIMPLEMENTE: ¡NO! PRINCIPIO.
  • Complementos desconocidos pueden llamarnos por teléfono, al celular.
  • A través de “mensajes instantáneos”.
  • También por “fax”.
  • Igualmente “correo normal” o “electrónico”.
  • Y, “redes sociales”.
  • “Nos pueden localizar en casa, en el trabajo y por medio de nuestro teléfono inteligente”.

Si no estamos pueden dejar mensajes en el contestador automático o en el correo de voz. Si nos encuentran, también pueden interrumpirnos con una llamada en espera. 

DIGA SIMPLEMENTE ¡NO! PRINCIPIO 42. “TODOS PARECEN NECESITAR UNA PARTE DE NOSOTROS”.

  • “Los niños quieren que los llevemos a algún lugar o quieren tomar prestado el automóvil”.
  • Igualmente, compañeros de trabajo “desean nuestra opinión sobre los proyectos en los que usted no tiene ninguna responsabilidad”.
  • Su jefe “quiere que trabaje horas extras para terminar el informe que necesita”. 
  • De la misma manera, “su hermana que usted se lleve a los niños por el fin de semana”.
  • De la misma forma, “la escuela de su hijo quiere que conduzca uno de los vehículos durante la próxima semana de excursión”.
  • También, “su madre que vaya a arreglarle la puerta de malla de la cocina”.
  • “Su mejor amiga quiere hablarle de su inminente divorcio.
  • Y una entidad de beneficios local, quiere que usted dirija el comité de almuerzo anual”. 
  • Ademas, una interminable serie de vendedores telefónicos, desea que se suscriba a un periódico tal; igualmente, que contribuya a un refugio de flora y fauna silvestre cercano.
  • O que transfiera toda la deuda de sus tarjetas de crédito a su nueva tarjeta.
  • Hasta sus mascotas están exigiendo más atención.

“Sufrimos una sobrecarga de proyectos y productividad en el trabajo”:

Aceptando más de lo que podemos cumplir sin recargarnos; debido a un deseo inconsciente de querer causar una buena impresión en los demás; avanzar y mantenernos al nivel que los demás esperan de nosotros. Entretanto nuestras más importantes prioridades son desatendidas.

  • Verdaderamente, para alcanzar sus metas y crear el estilo de vida que desea; tendrá que volverse experto en decir que no a todas las personas; y a todas las distracciones que de lo contrario lo devorarán.

Las personas de éxito saben decir que no sin sentirse culpables. Para ellos. «No» es una frase completa.

“NO SE LIMITE A DELEGAR, ¡ELIMINE! DEL PRINCIPIO 42  DIGA SIMPLEMENTE ¡NO!

Si quiere mejorar sus resultados y sus ingresos a la vez que aumentan sus días de descanso y reflexión tendrá que eliminar las actividades, solicitudes y otros factores que le quietan tiempo y le retribuyen poco.

  • Primeramente, tendrá que estructurar su trabajo de manera que pueda dedicar su tiempo, esfuerzo, energía y recursos solo a los proyectos, oportunidades y personas que le aportan grandes recompensas por sus esfuerzos.
  • De igual importancia, “establecer límites estrictos en cuanto a qué hará y qué no hará. 

“Comience por crear lo que Jim Collins, autor de Empresas que sobresalen; llama la lista de «cosas para dejar de hacer»”.  

  • De hecho, casi todos somos personas muy ocupadas pero poco disciplinadas.

Hacemos muchas cosas, todo el tiempo, sin embargo no nos centramos en lo que tenemos que hacer, nos movemos; pero no siempre en la dirección correcta. Al elaborar una lista de cosas para dejar de hacer, sin duda alguna, nuestra vida se hace más disciplinada y más centrada.

  • Comience, sin demora, a elaborar la lista de cosas para dejar de hacer y, después, haga las cosas que aparecen en su lista de «reglas.

Las personas responden a las reglas. Entienden una regla como un límite. Lo respetarán por ser muy claro acerca de lo que no hará. 

Por ejemplo, a nivel personal, algunas de mis reglas de «cosas para no hacer» son: 

  • No hago recomendaciones para libros de ficción.
  • Nunca programo más de cinco conferencias por mes.
  • No escribo libros con principiantes. Su curva de aprendizaje es demasiado costosa.
  • No recibo llamadas los martes ni los jueves. Esos días escribo o desarrollo nuevos productos.
  • No presto mis libros. Rara vez me los devuelven y son la fuente de mi sustento, por lo que no los dejo sacar de mi casa.
  • Nunca presto dinero. No soy un banco.
  • No discuto contribuciones por teléfono. Mándeme algo por escrito.

“SI ES TAN IMPORTANTE DECIR QUE NO, ¿POR QUÉ ES TAN DIFÍCIL DECIRLO?” DEL PRINCIPIO 42 DIGA SIMPLEMENTE: ¡NO!

¿Por que nos resulta tan difícil decir que no a las solicitudes de todo el mundo? De niños, muchos aprendimos que no era una respuesta inaceptable. Responder que no era motivo de castigo. Más tarde, nuestra vida profesional, el no puede haber sido la razón para una mala evaluación o para no ascender en la escala corporativa.

Sin embargo, las personas que han alcanzado un alto grado de éxito dicen no constantemente:

  • A los proyectos.
  • A las absurdas fechas de cierre.
  • De la misma manera,  “dudosas prioridades y crisis de los demás”.

De hecho, consideran la decisión de decir que no tan aceptable como la de decir que sí.

“Otros dicen que no pero ofrecen remitirlo a otra persona para que le ayude”.

  • Otros más sostienen que su agenda, sus obligaciones familiares, de igual manera, fechas de entrega e incluso sus finanzas; son las razones por las que deben negarse a cumplir solicitudes. 

En la oficina, quienes logran el éxito encuentran otras soluciones para las repetidas emergencias de sus compañeros de trabajo, en lugar de convertirse en víctimas de falta de organización y el mal manejo del tiempo de los demás.

«NO ES EN CONTRA SUYA; ES POR MI BIEN…» DEL PRINCIPIO 42 DIGA SIMPLEMENTE: ¡NO!

DIGA SIMPLEMENTE: ¡NO! PRINCIPIO 42

Una respuesta que he encontrado útil para decir que no a las solicitudes de ayuda y casos de crisis o a las solicitudes de personas que me quitan tiempo es «No es en contra suya, es por mi bien».

Cuando el presidente de la junta de maestros y padres de familia:

(PTA por sus siglas en inglés) llama para anunciar otro evento de fin de semana para recaudar fondos, en el que quiere que usted coopere, puede decirle:

  • «¿Sabe? Si le respondo que no, no quiere decir que me oponga a lo que está haciendo; es una causa muy meritoria, pero me he dado cuenta últimamente que estoy exagerando en la cantidad de compromisos que acepto y que me sacan de mi hogar. Por lo tanto, aunque apoyo su actividad, me he hecho la promesa de dedicarle más tiempo a mi familia. No es nada en contra suya, es por nuestro bien».

Pocos se enfadan con ese argumento y con la decisión de ser fiel a ese compromiso. De hecho, lo respetarán por su sinceridad y su fortaleza.

Hay muchas técnicas valiosas que puede aprender que le facilitarán el decir que no sin sentirse culpable.

Le recomiendo, leer uno de los varios libros excelentes que tratan este tema con más profundidad que la que me permite el espacio del que dispongo aquí. Los dos mejores son:

  • “Cuando digo no, me siento culpable” de Manuel J. Smith.
  • Y “Cómo decir no sin sentirse culpable” de Patti Breitman y Connie Hatch.

El mundo que hemos creado es un proceso de nuestro pensamiento. No se puede cambiar sin cambiar nuestra forma de pensar. -Albert Einstein. Deseas hacer un cambio en tu vida y lograr tus sueños, con gusto te puedo ayudar a lograr tu éxito. Cristina Pérez G. 

 

  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.