Cristina Pérez | TRASCIENDA SUS CREENCIAS LIMITANTES

TRASCIENDA SUS CREENCIAS LIMITANTES

LIDERAZGO: TRASCIENDA SUS CREENCIAS LIMITANTES PRINCIPIO 33  DE JACK CANFIELD.

Trascienda: Veamos que nos dice Canfield sobre este principio de cómo trascender nuestras creencias limitantes; basados de su gran obra “Los principios del éxito” de cómo llegar de donde está, a donde quiere ir. 

Manifiestaciones de Canfield con sus propias palabras:

Muchos tenemos creencias que limitan nuestro éxito, ya se trates estas acerca de nuestras capacidades; de lo que se requiere para alcanzar el éxito, de cómo debemos relacionarnos con los demás; o inclusive de mitos comunes que la ciencia moderna o los estudios de hoy han desvirtuado desde hace tiempo. Avanzar más allá de sus creencias limitantes es el primer paso crítico para lograr el éxito. Puede aprender a identificar esas creencias que lo limitan y después reemplazarlas por otras positivas que refuercen su éxito. 

“USTED ES CAPAZ” DEL PRINCIPIO 33 TRASCIENDA SUS CREENCIAS LIMITANTES.

TRASCIENDA

Una de las creencias más limitantes, muy notoria en la actualidad; es la de que —por alguna razón— no somos capaces de lograr las metas que nos fijamos. A pesar de los mejores materiales educativos disponibles y de décadas de registros de conocimientos sobre cómo realizar cualquier tarea; de alguna forma decidimos decir en cambio:

  • No lo puedo hacer”.
  • De la misma manera, se cómo hacerlo”,
  • Igualmente, tengo quién me lo enseñe”.
  • De igual importancia, “la inteligencia necesaria” . Y así, sucesivamente.

Trascienda sus creencias limitantes principio. ¿De donde viene eso? Para la mayoría, proviene de la programación de la primera infancia.

Conscientes o no, nuestros padres, abuelo y demás adultos que nos sirvieron de ejemplos de comportamientos nos dijeron: 

  •  “No, no cariño”. “Eso es demasiado para ti”. “Déjame que yo lo haga”. “Tal vez año entrante puedas volver a intentarlo”.

Trascienda sus creencias limitantes. “Ese sentido de incapacidad nos acompaña hasta la vida adulta”.

Y se ve entonces reforzado por errores en el trabajo y otros «fracasos». Pero qué pasa si, en cambio, uno decide decir, por ejemplo:

  • Puedo. Soy capaz. Otros lo han logrado. Si no tengo el conocimiento, hay alguien que me lo puede enseñar. 

Sin duda alguna, es uno quien cambia para alcanzar la competencia y la maestría. El cambio de forma de pensar, veraderamente, puede representar la diferencia entre toda una vida de «podría haber» y la capacidad de lograr lo que realmente se desea en la vida.

“USTED ES CAPAZ DE AMAR Y MERECE SER AMADO” DEL PRINCIPIO 33 TRASCIENDA SUS CREENCIAS LIMITANTES.

TRASCIENDA SUS CREENCIAS LIMITANTES.

Del mismo modo, muchos no creen ser capaces de superar los retos que les presenta la vida; ni piensan que merezcan ser amador; sin embargo, estas dos creencias son los dos principales pilares de la autoestima.

Creer que se es capaz de hacer frente a cualquier cosa que la vida nos depare; significa que no se tiene miedo a nada. Piénselo bien.

  • ¿No ha enfrentado todo lo que le ha ocurrido?
  • ¿Cosas más difíciles de lo que pensó?
  • ¿La muerte de un ser querido?
  • ¿El divorcio?, ¿la quiebra?
  • ¿Perder a un amigo?
  • De la misma manera, ¿Su trabajo.
  • Igualmente ¿dinero, reputación y juventud?

Fueron cosas muy difíciles, pero las enfrentó. Y también podrá enfrentar cualquier cosa que le ocurra. Cuando comprenda que es así, su confianza alcanzará niveles insospechados.

Creer que merece ser amado significa que usted piensa: 

  • “Merezco que me traten bien, con respeto y dignidad”.
  • De la misma manera, “alguien me aprecie y me admire”.
  • De la misma forma, “una relación íntima satisfactoria”.
  • Además, “no me conformaré con menos de lo que merezco”.
  • Y, “haré lo que sea necesario para lograr eso”.

“PUEDE SUPERAR CUALQUIER CREENCIA LIMITANTE” DEL PRINCIPIO 33 TRASCIENDA SUS CREENCIAS LIMITANTES.

Sufrimos de otras creencias limitantes también, ¿Algunas de estas le parecen familiares?

  • “No soy lo suficientemente (inteligente, atractiva, rica, vieja o joven”).
  • Igualmente, “merezco ser amado”.
  • De la misma manera, “digna, confiable”.
  • También, “La vida es dura”.
  • De la misma forma, “Nunca me elegirían para dirigir el nuevo proyecto”.
  • De igual importancia, “Aunque no me gusta este trabajo, necesito la seguridad económica”.
  • Además, “nada de lo que hago sale bien”.
  • “Es imposible hacer fortuna con esta profesión”.
  • “Ya no quedan buenos hombres en esta ciudad”.

“COMO SUPERAR CUALQUIER CREENCIA LIMITANTE” DEL PRINCIPIO 33 TRASCIENDA SUS CREENCIAS LIMITANTES.

El siguiente es un proceso simple pero poderoso de cuatro pasos fáciles de seguir para cambiar cualquier concepto limitante; en una creencia que nos impulse a desarrollar poder.

1.- Indique una creencia limitante que desee cambiar.

  • Comience por hacer una lista de cualquier creencia que tenga que lo pueda estar limitando.
  • Una forma divertida de hacerlo es invitar a dos o tres amigos.

Que también quisieran acelerar su desarrollo a que lo acompañen desarrollar una técnica grupal, como una lluvia de ideas; en cuanto a los puntos que deben incluir en la lista de todo lo que escucharon de sus:

  • Padres, tutores, maestros, entrenadores —inclusive de instructores religiosos bien intencionados, como las monjas de una escuela católica— durante la infancia y la adolescencia que, de alguna forma, los siga limitando.

Trascienda sus creencias limitantes. Lo siguiente son algunos de los conceptos limitadores más comunes que surgen de esa experiencia. 

  • El dinero no se da en los árboles. Nunca podré ser rico.
  • ¿No puedes hacer nada bien? No puedo hacer nada bien, entonces ¿para qué intentarlo?
  • Los niños deben ser vistos y no oídos. Tengo que permanecer callado si quiero que me amen. 
  • Cómete todo lo que tienes en el plato. Los niños de China están muriéndose de hambre. Debo comerme todo lo que hay en el plato, aunque no tenga hambre. 
  • Los niños no lloran. No es correcto expresar mis sentimientos, sobre todo mis tristezas.
  • Compórtate como una dama. No está bien ser alegre (decir cosas graciosas, ser sensual, espontánea).
  • Solo piensas en ti y en nadie más. No es correcto pensar en mis propias necesidades.
  • No eres lo suficientemente inteligente como para ir a la universidad. Soy tonto. No tengo lo que se necesita para ir a la universidad.
  • Si no eres virgen, nadie querrá casarse contigo. Soy mercancía imperfecta y nadie me va a querer.
  • Las personas no se interesan en tus problemas. Debo ocultar lo que realmente me sucede.
  • A nadie le interesa tu opinión. Lo que yo piense no importa. 

Cuando termine de hacer la lista, elija la creencia que —en su concepto— lo esté limitando aún y realice los tres siguientes pasos de este proceso.

2.- Determine la forma en que esa creencia lo limita. 

3.- Decida cómo quiere ser, actuar o sentir. 

4.- Cree una frase contraria que lo reafirme o le permita ser, actuar o sentir de esta nueva forma.

Por ejemplo:

  1. Mi creencia negativa limitante es que: Tengo que hacerlo todo solo. No es bueno pedir ayuda; en consecuencia, es signo de debilidad.
  2. La forma como me limita es que no pido ayuda y termino incumpliendo los plazos, trasnochándome y sin sacar tiempo suficiente para mí.
  3. Lo que quiero es sentir que no importa pedir ayuda. No me hace más débil. Se requiere valor para pedir ayuda. Quiero ayuda cuando la necesite. Igualmente, delegar algunas de las cosas que no me gusta hacer, que no son la mejor forma de usar mi tiempo, y dárselas a otros.
  4. Mi frase contraria dice que no tiene nada de malo pedir ayuda. Merezco recibir todo el apoyo que necesito.

“ESTOS SON OTROS EJEMPLOS DE FRASES PARA LOGAR EL CAMBIO”. CON CONCEPTO (N) NEGATIVO Y (C) CONTRARIO. 

  • N: No es correcto pensar en mis propias necesidades. C: Mis necesidades son tan importantes como las de cualquier persona. 
  • N: Si expreso mis verdaderos sentimientos, pensarán que soy débil y se aprovecharán de mi. C: Mientras más exprese mis verdaderos sentimientos, más me querrán, me respetarán y me apoyarán. 
  • N: No puedo hacer nada bien, entonces ¿para qué intentarlo? C: Puedo hacer bien muchas cosas, y cada vez que intento algo nuevo aprendo y lo hago mejor. 

Una vez que hayas creado una nueva creencia — su concepto contrario— tendrá que fijarlo en su subconsciente mediante una repetición constante.

Repasándolo varias veces al día, al menos durante treinta días. Use las técnicas de afirmación que analizamos en el principio 10: «Quite el freno». Como lo señala Caude Bristol en su excelente libro El poder mágico de la voluntad: «Esa fuerza sutil de la sugerencia repetitiva trasciende nuestra razón. Actúa directamente a nuestras emociones, en nuestros sentimientos y penetra, por último, en lo más profundo de nuestro subconsciente. Es esta sugerencia repetida la que nos hacer creer».

El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin pérdida de entusiasmo. -Winston Churchill.  Deseas hacer un cambio en tu vida, y lograr tus sueños. Yo te puedo ayudar a conseguir el éxito. Cristina Pérez G.

Deja un comentario