Cristina Pérez | LIDERAZGO: SOY RESPONSABLE DE MI AMBIENTE.

LIDERAZGO: SOY RESPONSABLE DE MI AMBIENTE.

LIDERAZGO: SOY RESPONSABLE DE MI AMBIENTE INMEDIATO PRINCIPIO DE DEEPAK CHOPRA.

Mi ambiente. Nos proyectamos en el ambiente que nos rodea, así que cada situación conlleva su propia atmósfera; tan pronto como una persona entra a una habitación la atmósfera cambia, aunque sea sólo un poco. 

LIDERAZGO: SOY RESPONSABLE DE MI AMBIENTE INMEDIATO. “LOS LÍDERES CREAN GRANDES CAMBIOS”.

Liderazgo: Soy responsable de mi ambiente. Nos proyectamos en el ambiente que nos rodea, así que cada situación conlleva su propia atmósfera.
LIDERAZGO. SOY RESPONSABLE DE MI AMBIENTE INMEDIATO.
  • Su tono sienta las basas del ambiente que otros experimentan.
  • No importa si te sientas callado y sin decir nada, tu influencia aún será poderosa.

No obstante puede ser difícil leer el efecto que estás causando; después de todo, sólo has visto interactuar a la gente cuando has estado presente; desconocemos cómo se comportan los demás cuando no estamos, cuando salimos de la ecuación.  

LIDERAZGO: MI AMBIENTE INMEDIATO. “ESPIRITUALMENTE HABLANDO, LA PROYECCIÓN QUE UNA PERSONA CREA ES TOTAL”. 

Tú eres el todo de la situación en que te encuentras, el creador de un continuo efecto de espejo; puedes elegir aceptar o rechazar este principio, pero no es muy difícil probártelo; para hacerlo, adquiere el hábito de comparar “aquí adentro” con el “allá fuera”: para estar consciente de esto, debes hacerte preguntas que reconecten el interior con el exterior; de hecho, ambos dominios no están nunca separados, pero los percibimos así por la falta de atención consciente.

Liderazgo: Mi ambiente inmediato. Echemos un vistazo a las cuatro vías que utilizamos para delinear nuestra experiencia:

  1. “Estado de ánimo”.
  2. Igualmente, “memoria”.
  3. También, “expectativa”.
  4. Y, “percepción”.

Estado de ánimo: ¿Está relacionada la situación con mi estado de ánimo?

En cierto nivel, todos vemos el mundo a través de lentes de diversos colores:

  • La puesta de sol no luce igual para una persona deprimida que para un enamorado.

A un nivel más profundo, el hecho de que estés afuera viendo el atardecer indica que el atardecer es parte de ti; por tanto, tu estado de ánimo no sólo colorea el atardecer, sino que lo crea.

  • Esto es, cuando estás deprimido, no estás mirando algo hermoso y glorioso sin la capacidad de apreciarlo: el atardecer te está deprimiendo; para ti en este momento, no existe otra manera de ser.

O piensa en alguien a quien quieras mucho o en alguien a quien desprecias; cuando esa persona entra en la habitación, tu sentimiento es parte de ella; mientras seas el observador, la persona adopta los atributos de tu estado de ánimo. 

Memoria: ¿Está la situación relacionado con algo de tu pasado?

Tu experiencia del pasado crea el presente; esto también funciona a varios niveles; obviamente, cuando ves a alguien que reconoces, acudes a la memoria; de otro modo el mundo estaría lleno de extraños y de objetos desconocidos; de hecho, sería un mundo extraño.

  • La memoria también indica que un auto no es un montón de metal pintado sino una maquina que sabes conducir.

Sin duda alguna, todo reconocimiento es memoria. A un nivel más profundo, no puedes deshacer la memoria: sólo puedes tomarla tal cual es. 

  • Un libro es algo que sabes cómo leer.

No puedes hacer que un libro sea una colección de marcas sin sentido en una página, como lo era cuando tenías dos meses de edad.

Expectación: ¿La situación es como yo esperaba que fuera?

Salvo en casos excepcionales, la respuesta es sí; las expectativas preceden al involucramiento; conforme te involucras, tus expectativas guían lo que crees que está pasando.

  • Imagina que estás a punto de conocer a un extraño; has escuchado decir que es agudo y encantador.

Justo antes de que entre a la habitación, alguien susurra a tu oído: “Es un estafador conocido”; la situación cambia de pronto porque tu expectativa ha sido alterada.

A un nivel más profundo, tus expectativas realmente dan forma a lo que otros hacen o dicen. 

  • Sintonizamos sutilmente con las expectativas de los demás. 
  • Podemos sentir si las cosas serán fáciles o difíciles, abiertas o cerradas, amigables o indiferentes.
  • Las señales silenciosas dan forma a todos los encuentros.

En relación con las situaciones que escapan a nuestra expectativas, usualmente las expectativa era falsa o se trataba de una proyección: 

  • Estamos cubriendo “el miedo”.
  • Igualmente, “la apariencia”.
  • De la misma manera “suspicacia”.
  • O, “las dudas”.

La “sorpresa” se aviene mejor a estas expectativas reales pero ocultas; no debe sorprendernos que de pronto advirtamos sentimientos que habíamos negado o escondido.

Percepción: ¿Estoy viendo la situación a través de lentes o cristales entintados?

  • Aquí la regla es “verlo así lo hace así”.

Hablamos del nivel más sutil de la experiencia, por que la percepción es creativa; nuestra creencia de que observamos pasivamente el mundo está equivocada; tal como señalan sin dudar los neurólogos:

  • Toda cualidad del mundo, todo atributo es creado en el cerebro. 

Tu cortex visual crea la luz del sol; por si misma, la radiación solar es un vacío; se trata sólo de una banda de frecuencias en el campo electromagnético; con un cerebro de otro tipo, podrías ver al mundo iluminado por el magnetismo o la temperatura o incluso por la gravedad. Los datos crudos deben convertirse en color, luz, sonido, textura, forma, aroma —así es, todo lo que puedes percibir tiene que pasar por esto.

Llevado a su conclusión espiritual más honda, sólo percibes tu creación. 

Si eso suena increíble, considera la idea al revés.

  • ¿Puedes participar en algo que no conoces? 

Los “neutrones” y los rayos gamma pasan a través de tu cuerpo, los niveles hormonales suben y bajan, tu metabolismo se regula de acuerdo con la temperatura de habitación y con lo que has comido en el desayuno; no participas en estos eventos porque no los estás percibiendo.

  • El aspecto espiritual de todo esto, es que tu alma percibe todo; por tanto, participa en todo.

No hay diferencia entre regular las enzimas hepáticas y los eventos que te sucederán hoy; y a la gente que conocerás.

Al nivel del alma, la percepción crea todo.    

Podrías protestar diciendo que no eres el creador de una piedra y de su dureza, o de un extraño en el camino o de las palabras que dirá; sin embargo controlas todo esto en tus sueños.

Los sueños son el dominio de la percepción. 

Pueden tener imágenes, sonido, tacto, gusto y aroma.

  • Pero esas sensaciones no están separadas de nosotros; somos la fuente de nuestros sueños y de todo lo que sucede en ellos.

De acuerdo con las tradiciones de sabiduría a nivel mundial, lo mismo sucedo con la realidad de “allá afuera”.

  • El mismo cerebro que crea cada detalle del “ambiente onírico” es responsable de cada detalle del ambiente cuando estamos despiertos.

Si no te sientes listo para dar este paso conceptual, no hay necesidad de que lo hagas; sólo sigue probando si eres o no la situación; mientras más hondo llegues, más te convencerás de que así es. 

Onírico es un adjetivo que hace referencia a los sueños o a las fantasías. También, se utiliza para indicar todo aquello que es irreal. La palabra onírico es de origen griego “oneiros” que significa “sueño”

Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y a ser mejores; eres un líder. – Jac Welch.  Si deseas tener éxito, con un negocio  rentable yo te puedo ayudar a conseguir tu sueño. Trabaja con Cristina Pérez G. juntos celebraremos tu éxito. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.