Cristina Pérez | LA SOMBRA LADO OSCURO EN EL LIDERAZGO

LA SOMBRA LADO OSCURO EN EL LIDERAZGO

COMO LÍDER DEBES ESTAR CONSCIENTE DE QUE CADA PAPEL QUE JUEGUES TIENE UNA SOMBRA.  

La sombra. Como ya hemos visto, el lado oscuro de la naturaleza humana se llama “la sombra” el área oculta de la psique en que la ira, el temor, avaricia, envidia y la avaricia se esconden. En artículo anterior titulado “Liderazgo: el poder puro” basado en los principios del libro “El alma del Liderazgo de Deepak Chopra”:

Vimos las siguientes sombras:

  • La sombra del “protector”,
  • También, del  “exitoso”,
  • Igualmente “constructor de equipos”.
  • De la misma manera “del que apoya”
  • Y, del innovador.

“LA SOMBRA DEL TRANSFORMADOR”: ES LA DESESPERACIÓN, ALENTADA POR LA RESISTENCIA DE LA SOCIEDAD AL CAMBIO.

LA SOMBRA DEL TRANSFORMADOR ES LA DESESPERACIÓN ALENTADA POR LA RESISTENCIA DE LA SOCIEDAD AL CAMBIO.
LA SOMBRA LADO OSCURO EN EL LIDERAZGO.

En lugar de esperanza que todo trasformador debe mostrar, la depresión comienza a ganar terreno; el trasformador fracasado se siente herido personalmente por los contratiempos; se desilusiona aún más con la debilidad moral reservada para sí mismo:

  • Sus ideales se percuden, se arroja contra los obstáculos una y otra vez sin tener éxito. 
  • El final no suele llegar a manos de los “reaccionarios” (personas que se oponen a la innovación y al progreso) sino cuando a la cruzada se le agota el combustible. 

Para contrarrestar la sombra:

Debes estar atento a cualquier signo de:

  • “Culpa”.
  • También, “cinismo”.
  • Igualmente “depresión”.
  • Y “resignación a que nada cambiará jamás.

Estas son las semillas de la desesperación.

LA SOMBRA EN EL LIDERAZGO: “EL SABIO Y EL VIDENTE NO TIENEN SOMBRA”.

  • Han descubierto su lado oscuro y se han librado de él.

Aún así, irónicamente, su liberación puede parecer sospechosa a otros. Es difícil creer que el sabio no esconde alguna debilidad y que el vidente no tiene un punto ciego; pero la crítica e incluso el ataque abierto no hacen mella en el sabio y vidente; aceptan cada aspecto de la condición humana.

No existe final para el viaje del  “sabio”:

  • Camina de frente y se afana por convertir el sufrimiento en alegría.

Para él, el sufrimiento del mundo es una máscara de la bienaventuranza eterna.

“CUANDO HAYAS ADVERTIDO SIGNOS DE TU SOMBRA, DEBES PROCEDER A DIFUMINARLA”.

  • Lo que no funciona es resistirse, pelear, endurecerte y comenzar a negar las cosas.

Puede que la sombra se sienta como un enemigo, pero la naturaleza suele crear a través de la destrucción; la integridad de la vida depende de la reconciliación de estas dos fuerzas.

  • La “ira”.
  • El “temor”.
  • Igualmente, “resentimiento”.
  • De la misma manera “envidia”
  • Y “la avaricia”.

Surgen como fuerzas negativas porque no están integradas.

LA SOMBRA EN EL LIDERAZGO. “LA VERSIÓN BUENA Y MALA DE TI MISMO ESTÁN EN GUERRA”.

EL SABIO Y EL VIDENTE NO TIENEN SOMBRA.
  • Hasta que te libres de esa guerra, no te queda más remedio que luchar.
  • Las semillas de la ira y el temor germinarán, y dado que crecen lejos de nuestra vista, en la oscuridad, se alejan cada vez más de la luz.
  • La soledad se incrementa y causa que las expresiones naturales de la fuerza destructiva se conviertan en una pesadilla; que causa todo tipo de daño. 

Para llevar la sombra más allá de la guerra y el enfrentamiento:

  • Debes proponerte integrar “lo malo” en tu parte “buena”.

Tu alma está más allá de los opuestos. Si tratas de lograr integración plena en todos los aspectos de tu vida, estás haciendo justo lo que tu alma quiere que hagas. 

 “FUNDIRSE CON LA SOMBRA”.

  • Debes estar pendiente de sentimientos como la ira, ansiedad, envidia, amargura y el egoísmo.
  • Reconoce que estos sentimientos son parte de ti.
  • Perdónate por tener una sombra.
  • Asume la responsabilidad por lo que sientes. No lo proyectes en los demás culpándolos o llenándolos de negatividad.
  • Jura en contra de cualquier forma de violencia y agresión.
  • Cuando sientas que nace una emoción negativa, siente tu cuerpo tranquilamente; pide a la emoción que  se retire, lo que significa que la estás liberando, tomándote para ello el tiempo que sea necesario.
  • Confía en que los residuos de temor, ira, amargura, celos e inseguridad pueden ser liberados; si puedes, busca ayuda de una consejero u otro guía que sea hábil para ayudar a liberar a la gente de viejos traumas y heridas.

RESISTE LA TENTACIÓN DE EMPUJAR O NEGAR ESOS SENTIMIENTO QUE TANTO TE DESAGRADAN: 

  • Si los obligas a existir en la sombra, sólo terminarán por socavarte.
  • No tengas secretos; encuentra a alguien con quien puedas compartir todo; y luego procede a llevar la versión mala de ti mismo a la mesa de discusión.
  • Trabaja en la sombra ocupándote de un elemento a la vez. Es mucho más fácil desmantelar un aspecto muy negativo a ti mismo, como: el temor incontrolable, la ansiedad flagrante, el temperamento explosivo o el resentimiento profundo, que tratar de enfrentarlo de lleno.

Estas tendencias incontroladas se conforman de:

  • Creencia viejas.
  • Experiencias de la infancia.
  • Secretos no revelados.
  • Culpa o vergüenza ocultas.
  • Juicios contra el yo.
  • Influencias del medio que te rodea (como el estrés, las luchas domésticas, el abuso continuo y fracaso en el trabajo), y de un apego supersticioso a conceptos absolutos como el mal, o el diablo; al ocuparte de un fragmento cada vez, hasta la energía sombría más poderosa puede difuminarse.

Aquellos que buscan llaman a la puerta. Los que aman la encuentran abierta.  -Rabindranath Tagore.  Si tu deseo es convertir tus sueños de éxito en una realidad, yo te puedo ayudar a conseguirlo. Cristina Pérez G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.