Cristina Pérez | CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL

CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL

LIDERAZGO: CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL

Considera. De acuerdo con los principios de Deepak Chopra en su libro El alma del liderazgo, debemos considerar la sincronía como algo normal.

  • El primer paso consiste en revertir la creencia de que la sincronía es anormal; sin ella, la vida no podría existir; la ecología está exquisitamente coordinada.

De hecho, un gato puesto dentro de un frasco sellado morirá por falta de oxígeno; Un helecho morirá por la falta de dióxido de carbono; no obstante, ponlos juntos y sobrevivirán. En una escala planetaria, esta delicada interdependencia va mucho más allá de la mera supervivencia: la naturaleza provee un escenario para que todas las especies se desarrollen y evolucionen; y  formas parte del mismo flojo de vida.

CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL.“TÚ FUISTE DISEÑADO PARA DESARROLLARTE Y EVOLUCIONAR EN LA ECOLOGÍA QUE TE RODEA”.  

CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL. EL PRIMER PASO CONSISTE EN REVERTIR LA CREENCIA DE QUE LA SINCRONÍA ES ANORMAL.
CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL.

Muchos dirán que los eventos más importantes de una vida dependen del azar; ciertamente, en la visión materialista del mundo, lo aleatorio domina: la inteligencia es un accidente secundario que de algún modo produjo el cerebro humano por medio de prueba y error:

  • Si aceptas esta versión del mundo, por supuesto que entenderás a la sincronía nada más como un ejemplo de intrigante coincidencia. 

CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL. “NOS APOYAMOS EN LA CONCIENCIA”.

A pesar de los accidentes y el azar, en nuestra experiencia cotidiana nos apoyamos en la conciencia, venga de donde venga; la teoría es una cosa, la práctica es otra. Nuestras vidas significan algo. No tenemos que afirmar que un poder superior está en acción; es mucha más simple decir que la inteligencia está por todas partes.

  • Piensa en un evento sincrónico en tu vida, por ejemplo, cuando conociste a un extraño que terminó desempeñando un papel muy significativo en tu vida.

Si sólo se tratara del azar , las probabilidades serían de millones a una; se trata de algo más simple —y, de acuerdo con el principio de la navaja de Occam, más lógico—decir que el encuentro tenía que llevarse a cabo, que una inteligencia guía trabajaba invisiblemente, delineando el evento para un propósito determinado; en las tradiciones de sabiduría del mundo, esta explicación se extiende a toda la vida de una persona.

Considera la sincronía como algo normal. Los visionarios exitosos adoptan esta creencia porque ha probado ser válida en sus propias vidas.

  • Los visionarios se sienten conectados con un propósito mayor. 
  • Experimentan sus sueños se convierten en realidad.
  • Sienten que sus vidas son altamente significativas.
  • Se sienten guiados desde su interior.
  • Confían en la sincronización significativa.
  • Caminan por el sendero que les fue destinado.

No tienes que convencerte de que estas cosas son verdad. Se vuelve realidad fácil y naturalmente, conforme la consciencia se expande; de hecho se convierten en lugar común. La sincronía no es una forma de favoritismo divino que pone a unos cuantos privilegiados adelante de nosotros; todos reciben este apoyo por igual desde el nivel del alma.

CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL. “BUSCA EL MENSAJE OCULTO”.

  • Si tu alma te está enviando mensajes en este momento, necesitas recibirlos.

Esto no es diferente a tener una conversación con alguien; de hecho, si ignoras lo que la otra persona te dice, el diálogo llega a su fin.

En la mayoría de las vidas, el diálogo con el alma es muy tenue y dubitativo.

El ser capaz de recibir los mensajes del alma hace una diferencia real:

CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL.

Pero la diferencia es más fácil de describir por lo que está ausente, que por lo que está presente. 

  • No te sientes abandonado ni falto de amor.
  • No estás aislado y solo.
  • Tus acciones no están dictadas por el hábito y los impulsos al azar.
  • Tu existencia ha dejado de ser un acertijo.
  • No eres una víctima.

Puede haber utilizado la versión positiva de cada afirmación (“Te sientes acompañado y amado”, “Tu existencia cobra sentido”. etcétera), pero quiero enfatizar los problemas que se han ido.

Hay momentos en que los cambios son fáciles de advertir, pues no puedes pasarlos por alto.

El primer día en que te recuperas de un resfriado; no puedes sino notar que:

  • Ya no estás congestionado ni te duele los músculos.

 Sin embargo, con el paso del tiempo, este contraste desaparece

Lo mismo sucede espiritualmente.

Puede que de pronto te des cuenta de que:

  • Ya no te sientes solo ni incomprendido.
  • Igualmente e “inseguro en el mundo, si es que tales eran tus problemas”.

La mayor parte del tiempo, simplemente hay un flujo de conexiones que nos parecen normales.

CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL. “BUSCAR EL MENSAJE OCULTO”

­Significa tomarte un momento para notar las cosas negativas que se han marchado: 

  • “El temor”
  • “La incertidumbre”.
  • Igualmente, amenaza”.
  • De la misma manera “ira”.
  • También “ resentimiento”.
  • “La envidia”
  • De la misma forma “lucha”.
  • Y, “los obstáculos externos”.

De igual importancia, “las voces interiores que te criticaban y juzgaban”.

  • Los recuerdos traumáticos.
  • Las relaciones tóxicas.
  • La culpa y la vergüenza.

La lista es larga, y la mayoría de nosotros rara vez la viviremos por entero. sea como sea, conforme tu conciencia se expande, notarás que los elementos de la lista se esfuman consistentemente y tu vida será más tranquila y coherente; esa será una señal de que se está en un diálogo verdadero con el alma

CONSIDERA LA SINCRONÍA COMO ALGO NORMAL “ACUDE AL LUGAR AL QUE SEAS GUIADO”.

Una vez que el diálogo con tu alma está establecido, llevará a algún lado; te guiará en tu camino; pero si tu guía está en silencio, ¿cómo saber si estás poniendo suficiente atención? La señal más clara es que tu ego ya no domina tu pensamiento; hemos discutido el ego en el capítulo cinco; contrasta sus términos “yo”, “mi”, “mío” con los valores transpersonales en donde la perspectiva es “nosotros”. Conforme la consciencia se expande, tu ego se convierte cada vez más en un observador, cada vez hará menos exigencias de que pongas atención.

LA GUÍA DEL ALMA NO SE DA BAJO LA FORMA DE INSTRUCCIONES, COMO “NO SEAS EGOÍSTA”, O “PIENSA EN LOS DEMÁS”.

Siendo silenciosa, el alma trabaja de manera diferente —hace que los viejos hábitos sean menos satisfactorios; la sensación se parece a la de estar caminando en tierra firme que de pronto desaparece; por ejemplo, puede que alguien te haga enojar, pero en lugar de dejarte ir contra esa persona; y sentir que tu ira está justificada, descubres que el sentimiento tu ira se evapora; la guía consiste en la gradual disolución del ego y sus respuestas familiares.

  • La ira, el temor, de la misma manera, resentimiento, los celos y la constante necesidad de compararte con los demás

Puedes verte siendo guiado en las siguientes etapas:

LAS ETAPAS DE CAMBIO PERSONAL:

  1. Estar atorado: Estoy acostumbrado a actuar así. Le va bien a quien yo soy. La situación hace que yo reaccione así. ¿Cuál es el problema? No tengo un problema. 
  2. Las primeras dudas: Mi reacción no se siente del todo bien. Siento algo de culpa. Es como si no pudiera ayudarme a mí mismo, pero quisiera hacerlo.
  3. El autointerrogatorio: Necesito dejar de reaccionar de esta manera. No tiene sentido; ya no se siente bien. Si es que algún día cambio, estos viejos hábitos tienen que cambiar.
  4. Buscando el cambio: Me percato de mi reacción y hago mi mejor esfuerzo por detenerla; otros saben que quiero cambiar, y me ayudan y me alientan; me fijo en las personas que no reaccionan como reacciono yo. Quiero ser como ellos.
  5. Encontrar el cambio: Tengo más control sobre mis reacciones. He aprendido a dejar ir. No obtengo satisfacción de mi anterior forma de comportamiento. Ni siquiera reconozco a la persona que solía ser. 
  6. Reintegración: Soy nuevo. Hay rastros de mis viejas reacciones, pero casi no tienen influencia en mi. No pienso en mi antigua forma de ser. Me queda claro quién soy y me siento feliz con la persona que veo dentro de mí.

Aunque la sincronía se experimenta en lo privado y subjetivamente, estar familiarizado con estas seis etapas del cambio de personal es muy útil para cualquier líder. 

Como líder, tu rol es motivar el cambio, de modo que necesitas reconocer los síntomas. La gente rara vez tiene una epifanía que cause el cambio, de muy malo a muy bueno, como sucede con el señor Scrooge. 

En la vida real, Scrooge coquetea con la posibilidad de ser el mejor y menos tacaño, dando algunos pasos en esa dirección nueva, y con recaídas frecuentes.

Pero el cambio está ocurriendo. Como líder, puedes alertar cada paso del cambio notándolo y siendo comprensivo; mirarte como la partera mira a un frágil recién nacido; expresa tu aprecio ante la aparición de los mínimos signos de lo nuevo, conforme emergen.

Si tu deseo es lograr el éxito en tu vida, con gusto te puedo ayudar a conseguir tu sueño. Cristina Pérez G.

 

Deja un comentario