Cristina Pérez | LIDERAZGO: LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL.

LIDERAZGO: LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL.

LIDERAZGO: INTEGRAR LAZOS EMOCIONALES: “LA  INTELIGENCIA ESPIRITUAL”; PRINCIPIOS QUE NOS BRINDA DEEPAK CHOPRA EN SU GRAN OBRA “EL ALMA DEL LIDERAZGO”.

Inteligencia espiritual; en artículos anteriores hemos visto las metas de un grupo; lo que debes mirar y escuchar, niveles de la percepción propósitos verdaderos entre otros; pero a nivel menos visible el líder debe satisfacer ciertas necesidades básicas que determinan si el objetivo es “asequible”; por consiguiente, estas necesidades universales son las siguientes:

  1. Seguridad.
  2. Logros, éxitos.
  3. Cooperación.
  4. Apoyo, sentido de pertenencia.
  5. Creatividad, progreso.
  6. Valores morales.  
  7. Plenitud espiritual.

En el caso de las dos últimas necesidades —la guía superior y la plenitud espiritual—vamos más allá de la inteligencia emocional.

En este nivel más profundo trabajamos en el ámbito de la inteligencia espiritual, que nos pone en contacto con:

  • El amor.
  • Igualmente la compasión,
  • De igual manera, alegría.
  • Y la paz interna. 

De echo, estos valores son “transpersonales”, pertenecen a la humanidad como un todo. 

  • Transpersonal es lo que está más allá de la personalidad
  • Transpersonal es la transformación sustancial de la personalidad a través del “Yo”

LIDERAZGO: LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL NO SE DIRIGE A UNA SITUACIÓN ESPECIAL; SE TRATA DE DESCUBRIR LO SAGRADO EN LA VIDA COTIDIANA.

LIDERAZGO: LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL NO SE DIRIGE A UNA SITUACIÓN ESPECIAL; SE TRATA DE DESCUBRIR LO SAGRADO EN LA VIDA COTIDIANA.
LIDERAZGO: LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL.

Sin duda alguna, provienes de un lugar de amor, alegría y ecuanimidad porque estás en contacto con tu alma.

La inteligencia espiritual no se trata de aprender ciertas habilidades, sino de descubrir quién eres a nivel espiritual.

  • Todos tenemos conciencia.
  • También, sabemos lo que significa tener paz interior.
  • Igualmente, lo que es el silencio de confianza y la alegría.

¿De dónde provienen estas experiencias?

Si vienen de lo más íntimo de nuestro ser, del alma, entonces es natural que queramos ir ahí y experimentar por nosotros mismos. 

La inteligencia espiritual; ¿Qué es meditar?

Explorar tu identidad a un nivel más profundo que los pensamientos cotidianos es la verdadera definición de meditar; por consiguiente, al principio, basta con practicar una simple meditación como la siguiente:

LA MEDITACIÓN DE LA RESPIRACIÓN 

Aparta veinte minutos por la mañana y tarde.

  • Veinte minutos en que puedas sentarte a solas en un lugar tranquilo, sin ser interrumpido o molestado.
  • Apaga tu teléfono y demás.
  • Cierra los ojos y no hagas absolutamente nada por cinco minutos, dejando que el ritmo de tu respiración se sosiegue naturalmente, 
  • Observa como habla tu mente, pero no interactúes con ella.
  • Deja tus pensamientos y sentimientos sean simplemente lo que son.

Ahora presta atención delicadamente a la mitad de tu pecho.

Al hacerlo:

  • Percibe cómo tu aliento entra y sale del pecho.
  • Siente cada exhalación como si se tratara de liberar el aliento de todo el cuerpo.
  • De la misma manera, siente cada inhalación como si extendiera tu aliento a cada parte de tu  cuerpo.
  • No pongas un ritmo a tu respiración; ni lenta, del mismo modo ni rápida. 
  • Tampoco trates de respirar honda o someramente, pero procura que, con el paso del tiempo, tu respiración se torne más sutil y refinada.
  • Continúa con esta meditación durante quince minutos.

De hecho no hay problema con quedarse dormido: esto sólo significa que debes recuperarte del cansancio antes de poder meditar; al final de la sesión, tómate un minuto para salir del estado meditativo, no entres en acción de inmediato. 

Sentirse cómodo con esta sencilla práctica es dar el primer gran paso hacia la inteligencia espiritual.

LIDERAZGO: LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL.

Al meditar todos los días, permitirás que el alma influya en la vida diaria; conforme sucede, notarás infinidad de cambios en ti mismo, como:

  • Momentos inesperado de alegría.
  • Una sensación de paz aún en medio de la actividad.
  • La capacidad de verte con claridad.
  • Más razones para apreciar a los demás y menos razones para criticar.
  • Menos necesidad de controlar.
  • Mayor confianza en que las respuestas correctas llegarán.
  • Una voluntad de dejarse llevar por la corriente.
  • Un profundo sentido de pertenencia.

La inteligencia espiritual; cuando empieces a tener dichas experiencias, las extenderás naturalmente y sin esfuerzo hace afuera.

Por consiguiente, te quedará claro que aquello que está dentro de ti debe estar dentro de todos; a nivel del alma, todos poseen las mismas cualidades; el líder espiritualmente inteligente actúa en “consonancia” (cualidad de aquellos sonidos que, oídos simultáneamente, producen efecto agradable) con estas cualidades aún cuando no resulten tan obvias en los demás.

Da a cada persona espacio para cambiar.

Algunos podrán llamar a esta actitud “desarrollo silencioso”. En este punto el líder ha ido más allá de la situación inmediata, acepta plenamente el rol más importante: ser el alma del grupo.

CUANDO LA INTELIGENCIA EMOCIONAL SE FUNDE CON LA ESPIRITUAL, LA NATURALEZA HUMANA SE TRANSFORMA.

Un líder de esta naturaleza incorpora lo que toda tradición de sabiduría llama “la luz”; la luz da lugar al amor y la compasión, incluso cuando la persona parece estar actuando desde el alma; en lugar de ello; los poderes invisibles del ser —la conciencia para que se encuentra en la base de toda la existencia—;comienzan a demostrar que son reales; sin duda alguna, la lucha da lugar a la calma; y el conflicto cede hasta convertirse en total confianza de que el mejor resultado posible se manifestará; hasta tu más mínimo deseo es apoyado por el universo y hecho manifiesto.

Cada acto es parte del flujo de la vida. El primer día que meditas: 

  •  Abres una puerta a la luz.
  • También pides más conciencia a tu alma y los deseos se cumplen.

El alma no es otra cosa que luz, pero no olvides que esto es una metáfora —; la verdadera sustancia del alma es la conciencia; la conciencia es ilimitada; los vínculos emocionales que te unen a otra persona son vínculos de luz nivel del alma ya están unidos; tu rol como líder es ayudar a que otros se percaten de que esto es así.

LAS LECCIONES DE LA VINCULACIÓN EMOCIONAL.

  • Liderar desde el alma significa vincularse con otros para que quieran compartir tu visión; y acceder a la plenitud con el éxito compartido.
  • Una vez que valoras la inteligencia emocional puedes aprender las habilidades que vinculan a la gente; esto requiere que construyas relaciones y que des de ti mismo.
  • Como líder del alma, percibes las emociones escondidas en cualquier situación y enseñas a repararlas; sabes con certeza que todos están ya unidos a nivel del alma.

 Los líderes no crean seguidores, crean más líderes. – Tom Peters.  Si tu deseo es logar tu sueño de tener un negocio en el Internet, yo te puedo ayudar a conseguir tu más ambicioso sueño. Cristina Pérez G.

 

 

     

 
  1. Adela vidales Monreal dice:

    hola me llamo la atención este tema de liderazgo espiritual, soy directora de un colegio particular religioso y me encanta la innovación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.