Cristina Pérez | ACEPTE EL CAMBIO PRINCIPIO 31

ACEPTE EL CAMBIO PRINCIPIO 31

ACEPTE EL CAMBIO PRINCIPIO 31, DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Acepte; Canfield en este principio nos habla del cambio, veamos que nos dice el respecto con sus propias palabras: el cambio es inevitable, por ejemplo, en este mismo momento, las células de su cuerpo están cambiando; el mundo está cambiando, también la economía, igualmente la tecnología,  de la misma manera la forma como hacemos negocios; inclusive la manera como nos comunicamos está cambiando; aunque podemos resistirnos al cambio y ser potencialmente arrastrados por él, podemos decidir también cooperar, adaptarnos y beneficiarnos de el.

“CRECER O MORIR” DEL PRINCIPIO 31 ACEPTE EL CAMBIO DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO; LA HISTORIA DE FLORISTS’ TELEGRAPH DELIVERY.

"CRECER O MORIR" DEL PRINCIPIO 31 ACEPTE EL CAMBIO DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO; LA HISTORIA DE FLORISTS’ TELEGRAPH DELIVERY.
ACEPTE EL CAMBIO PRINCIPIO 31.

En 1910, Florists’ Telegraph Delivery —actualmente llamada FTD— fue fundada por quince floristas estadounidenses que comenzaron a utilizar el telégrafo; para intercambiar  pedidos y entregar flores a los seres queridos de sus clientes a miles de millas de distancia; quedaban atrás los días en los que una hija o una hermana iba a la floristería local; y ordenaba un pequeño ramo de flores; los miembros de la familia se trasladaban a ciudades muy distantes de sus hogares; así FTD prosperó al identificar esa tendencia y combinarla con el uso del telégrafo; lo que representó un cambio en la forma de comunicarse. 

Acepte el cambio del principio 31 “Crecer o morir” continuación la historia de Florists’ Telegraph Delivery.  

Más o menos al mismo tiempo, la industria ferroviaria de  Estados Unidos comenzó a ver que el automóvil y el avión se establecían como nuevas tecnologías; diseñadas basicamente para transportar pasajeros, mercancías y bienes de un lugar a otro; sin embargo, a diferencia de otras industrial que aceptaron sin demora esas nuevas máquinas, la industria ferroviaria se resistió;  convencida de que estaban en el negocio de los trenes, no en el negocio de trasportar bienes y pasajeros; no se dieron cuenta de lo que enfrentaban; en consecuencia no crecieron; aunque el enfoque comercial de los ferrocarriles hubiera podido cambiar hacia la industria automotriz o la aeronáutica; evidentemente no lo hizo y como resultado, prácticamente se extinguió. 

¿EN QUÉ ASPECTO NECESITA CRECER? DEL PRINCIPIO 31 ACEPTE EL CAMBIO.

Cuando se produce el cambio, también se puede cooperar con él y aprender a beneficiarse del mismo; por el contrario se puede resistir y al fin ser arrasado por él; de usted depende; cuando acepta el cambio en modo receptivo, como parte inevitable de la vida; y  busca formas de ponerlo en práctica para mejorar y facilitar su vida, haciéndola más plena; en consecuencia todo será mucho mejor; lo experimentará como la oportunidad de crecer y adquirir nuevas experiencias. 

LA HISTORIA DE SISTEMAS MARÍTIMOS DE LA ARMADA EN WASHINGTON, D.C. Y EL PRINCIPIO ¿EN QUE ASPECTOS NECESITA CRECER”. 

 

UNO DE LOS MUCHOS Y BENEFICIOSOS CAMBIOS QUE  DISFRUTAMOS HOY DÍA: EL TELÉFONO MÓVIL.

Jack Canfield con sus propias palabras:

Hace unos años, me contrataron como consultor para el Comando de Sistemas Marítimos de la Armada en Wasahington, D.C.; acababa de anunciar que trasladarían todo el comando a San Diego, California, lo que significaba que: por esta razón se perderían muchos puestos de trabajo de civiles; mi responsabilidad consistía en organizar un seminario para todo el personal no militar, que no iría a California; y aunque el Comando de Sistemas Marítimos de la Armada: había ofrecido empleos y transferencias a San Diego (incluyendo el reembolso de todos los gastos de traslado); o ayuda para encontrar un nuevo trabajo en el área de Washington, D.C., a todos los empleados, muchos habían quedado prácticamente paralizados por el temor y el resentimiento. 

Continuación de la historia de Canfield del Comando de Sistemas Marítimos y sus empleados.

Aunque casi todos ese cambio representaba el mayor desastre de sus vidas, los animé a considerarlo; como una oportunidad —especialmente como algo nuevo—, les enseñé acerca de la ecuación E + R = D;  y cómo aunque el trasladarse a San Diego (E) era inevitable; su resultado —ya fuera que tuviera éxito o no— Después (D) dependía totalmente de su respuesta (R) a la situación: «Es posible que encuentren un empleo con más potencial de desarrollo en Washington D.C.», les dije; «o que inclusive encuentren un empleo mejor remunerado.

O tal vez quieran trasladarse a California, donde el clima es cálido la mayor parte del año.

Y donde les esperan nuevos amigos y nuevas aventuras»; poco a poco, comenzaron a dejar el pánico y el miedo; y a darse cuenta de que, en realidad las cosas podrían funcionar, inclusive representar un cambio positivo, si solo lo aceptaban como una oportunidad para crear algo nuevo y mejor. 

La ecuación E + R = D  Significa: (Evento + Respuesta = Desenlace) para una mejor explicación: la puedes encontrar haciendo clic en éxito subrayado y en azul segundo párrafo de la historia; o en el Post : https://cristinaperezg.com/2016/09/lograr-el-exito-en-la-vida/ , igualmente en el libro: Los principios del éxito de Jack Canfield. Principio 1 “Sea cien por ciento responsable de su vida”.

Continuar haciendo lo que no funciona no resolverá nada. – Charles J. Givens. Estratega e Inversionista en bienes raíces y autor de Wealth Without Risk (Fortuna sin riesgo) Si tu deseo es hacer un cambio en tu vida, con mucho gusto te puedo ayudar a conseguir tu éxito. Cristina Pérez G.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.