Cristina Pérez | EL EJERCICIO DEL ESPEJO PRINCIPIO

EL EJERCICIO DEL ESPEJO PRINCIPIO

EL EJERCICIO DEL ESPEJO DEL PRINCIPIO 26 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Ejercicio del espejo: en el libro Los Principios del éxito de Jack Canfield” nos brinda este ejercicio que tal vez se te haga un poco raro el nombre El ejercicio del espejo; todos los principios de Canfield son  efectivos y fáciles de entender y aplicar; desde que los practico mi modo de pensar ha cambiado, me siento: motivada, positiva todo el tiempo, feliz de seguir progresando y poder ayudar a las personas a realizarse a que logren alcanzar sus metas; animándolas a que apliquen estos principios que si funcionan;  pero ahora veamos que nos dice Canfield sobre este ejercicio del espejo; manifestación de Canfield:

Con sus propias palabras:

Así como reconoce sus grandes éxitos, tiene que reconocer también sus pequeños triunfos de cada día; el ejercicio del espejo se basa en el principio de que todos necesitamos reconocimiento, pero el más importante de todos es el propio.

¿En que consiste el ejercicio del espejo?

Es una forma de acariciar positivamente al niño interior — y ofrecerle el reconocimiento que requiere para ir tras nuevos logros; esto, a la vez, contribuye a cambiar los concepto negativos que puedan tener en cuanto al elogio y los logros; ayudándole a asumir una actitud sensible de triunfo; practique este ejercicio por un mínimo de tres meses; después podrá decidir si desea continuar; conozco personas muy exitosas que la practican todas las noches desde hace muchos años; justo antes de irse a la cama; párese frente al espejo y agradézcase lo que ha logrado durante el día; comience mirando fijamente a los ojos, por unos segundos, a la persona del espejo, el reflejo de su propia imagen; luego diríjase a usted por su nombre y comience a elogiarse en voz alta por lo siguiente:

  • Cualquier logro; comercial, financiero, educativo, personal, físico, espiritual o emocional.
  • Puede ser cualquier disciplina personal que haya practicado: dieta, ejercicios, lectura, meditación, oración.
  • O cualquier tentación a la que no haya cedido: comer postres, decir mentiras, ver demasiada televisión, permanecer despierto has muy tarde, beber demasiado… Continuación…

EL EJERCICIO DEL ESPEJO PRINCIPIO, DEL PRINCIPIO 26. 

EL EJERCICIO DEL ESPEJO PRINCIPIO, DEL PRINCIPIO 26 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE CANFIELD. 
EL EJERCICIO DEL ESPEJO.

Continuación… Mantenga el contacto visual con usted mismo durante todo el ejercicio; cuando termine de felicitarse, complete el ejercicio mirándose siempre fijamente a los ojos y diciéndose  «te quiero»; luego, permanezca allí por unos segundos más para sentir realmente el impacto de esta experiencia; como si fuera la persona del espejo que acaba de oír todos esos elogios; la clave importante durante la última parte del ejercicio es no retirarse del espejo; con la sensación de haber hecho el ridículo o pensando que usted o el ejercicio son tontos o bobos.

El siguiente es un ejemplo de cómo podría lucir su ejercicio:

Jack, hoy quiero elogiarte por lo siguiente:

  • En primer lugar, deseo elogiarte porque anoche te fuiste a la cama a tiempo sin quedarte levantado hasta tarde mirando televisión; de modo que te levantaste temprano esta mañana y tuviste una conversación realmente buena con Inga; luego meditaste durante veinte minutos e hiciste ejercicios durante treinta minutos antes de ducharte.
  • Tomaste un desayuno saludable, bajo en grasas y carbohidratos.
  • Llegaste a tiempo al trabajo y “moderaste” (dirigir una reunión ) una muy buena reunión de personal con tu equipo de apoyo; hiciste un buen trabajo ayudándoles a todos a escuchar los sentimientos y las ideas de cada uno; además, animaste a los que permanecían callados a que se expresaran.
  • Veamos…ah, luego tomaste un almuerzo realmente saludable —sopa y ensalada— y no comiste el postre que te ofrecieron; tomaste los diez vasos de agua que te comprometiste a ingerir cada día.
  • Y luego.. veamos.. terminaste de revisar el nuevo manual de personal y adelantaste mucho en la planeación del programa de capacitación de verano; anotaste la información en tu registro de enfoque en los éxitos del día antes de salir de la oficina; ah, agradeciste a tu asistente Verónica su trabajo del día; fue maravilloso ver cómo se le iluminó la cara.. Continuación…

EL EJERCICIO DEL ESPEJO DEL PRINCIPIO  26. 

EL EJERCICIO DEL ESPEJO.

Continuación… No es inusual experimentar una serie de reacciones las primeras veces que se practica este ejercicio; puede sentirse tonto, avergonzado, puede llegar a sentir deseos de llorar (o puede realmente llorar), o puede sentirse incómodo; ocasionalmente, las personas han reportado tener un reacción en la piel, sentir oleadas de calor y comenzar a traspirar; o sentirse algo mareado; todas estas son reacciones normales, puesto que se trata de algo muy extraño a lo que no estamos acostumbrados.

¿POR QUÉ NO NOS ELOGIAMOS?

Normalmente no nos elogiamos; de hecho, nos han condicionado a lo contrario: No te alabes, No seas pretencioso; No seas engreído, El orgullo es pecado; a medida que empezamos a actuar con una actitud más positiva y amable hacia nosotros mismos, es natural que experimentemos: reacciones físicas y emocionales; en cuanto nos liberamos de las antiguas heridas resultantes de los métodos de crianza negativos utilizados por nuestros padres; así como las expectativas poco realistas y de las autocríticas; si experimenta cualquiera de estas reacciones —no todos lo hacen— no deje que eso lo detenga; son transitorias y desaparecerán después de unos días de practicar el ejercicio… Continuación…

EL EJERCICIO DEL ESPEJO DEL PRINCIPIO 26.

Continuación….. Al empezar a hacerlo, habían pasado apenas cuarenta días cuando noté que todo mi autodiálogo interno negativo había desaparecido; para ser reemplazado por el enfoque diario positivo del ejercicio del espejo; solía menospreciarme por no recordar dónde dejaba las llaves del automóvil o mis gafas; esa voz crítica simplemente desapareció; lo mismo puede ocurrirle a usted, pero solo si se toma el tiempo de practicar realmente el ejercicio; recuerde: si ya se ha acostado y cae en cuenta de que no ha hecho el ejercicio del espejo: “levántese y hágalo”; verse en el espejo es parte crítica del ejercicio.

Un consejo más para terminar:

Asegúrese de contarles a todos: su esposa, sus hijos, sus compañeros de habitación o sus padres; de antemano, que estará practicando este ejercicio cada noche durante los próximos tres meses o más; lo último que querría sería que alguno entrara y pudiera pensar ¡que se ha vuelto loco! de hecho, usted estará entrenando su mente de modo poderoso para centrarse en lo positivo, mientras crea su pila de fichas de póquer.

El gran secreto de la vida es que no hay ningún secreto; cualquiera que sea tu meta, puedes alcanzarla si estás dispuesto a trabajar – Opra Winfrey.  Si estas dispuesto a trabajar para lograr tus sueños, yo con mucho gusto te puedo ayudar a conseguir tu éxito. Cristina Pérez G.

 

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.