Cristina Pérez | USE LA RETROALIMENTACIÓN

USE LA RETROALIMENTACIÓN

USE LA RETROALIMANTACIÓN EN BENEFICIO PROPIO PRINCIPIO 19 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Retroalimentación; una vez que empiece a actuar, comenzará a recibir retroalimentación; acerca de si lo que está haciendo es lo correcto; recibirá datos, consejos, ayudas, sugerencias, instrucciones e inclusive críticas que le ayudarán a calcular la eficacia de sus acciones; y a seguir avanzando mientras aumenta cada vez más sus conocimientos, capacidades, actitudes y relaciones; sin embargo, pedir retroalimentación es, en realidad, apenas la primera parte de la ecuación; una vez que reciba la retroalimentación, debe estar dispuesto a responder a ella.

USE LA RETROALIMENTACIÓN EN BENEFICIO PROPIO; “HAY DOS TIPOS DE RETROALIMENTACIÓN” DEL PRINCIPIO 19: NEGATIVA Y POSITIVA.

USE LA RETROALIMENTACIÓN EN BENEFICIO PROPIO; "HAY DOS TIPOS DE RETROALIMENTACIÓN" DEL PRINCIPIO 19: NEGATIVA Y POSITIVA.
RECIBIENDO RETROALIMENTACIÓN.

Al usar la retroalimentación te sirve para tu beneficio propio; podrá encontrar dos clases de retroalimentación, negativa y positiva, tendemos a preferir la positiva, es decir, resultados, dinero, elogios; por ejemplo un aumento de sueldo, también un ascenso, clientes satisfechos, premios, felicidad, paz interior, igualmente intimidad y placer; todo eso nos produce una sensación más agradable; nos indica que vamos en la dirección correcta, que estamos haciendo las cosas como debe ser.

Casi no nos gusta la retroalimentación negativa, la ausencia de resultados, el poco o ningún dinero, las críticas.

De hecho no nos gustan las evaluaciones desfavorables; el no ser tenidos en cuenta para un aumento de salario o un ascenso, igualmente las quejas, también las insatisfacciones; de igual manera el conflicto interior, del mismo modo la soledad y el dolor; sin embargo  en la retroalimentación negativa hay tantos datos útiles como en la positiva; nos indica que hemos equivocado, que vamos en sentido contrario, que no estamos haciendo lo que deberíamos hacer; esta es también información valiosa; de hecho, es tan valiosa que uno de los proyectos más útiles; que se pueden poner en práctica es el de cambiar el sentimiento que despierta en nosotros la retroalimentación negativa.

El mundo me está diciendo qué y cómo puedo mejorar en lo que estoy haciendo.

Es lo que me permitirá avanzar, corregir mi comportamiento para acercarme más a lo que me propongo lograr: más dinero, mayores ventas, un ascenso, una mejor relación, mejores calificaciones o un mayor éxito en atletismo; para alcanzar más rápidamente la meta, es necesario agradecer, recibir y aceptar la retralimentación que nos den.

USE LA RETROALIMENTACIÓN EN BENEFICIO PROPIO; DEL PRINCIPIO 19 “CALIENTE FRÍO, CALIENTE, FRÍO” DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE CANFIELD.

USE LA RETROALIMENTACIÓN EN BENEFICIO PROPIO PRINCIPIO 19

Hay muchas formas de responder a la retroalimentación algunas de ellas funcionan; (lo acercan más a los objetivos que desea alcanzar), otras no; (le impiden avanzar o lo alejan aun más de sus metas); Jack Canfield en su libro los Principio del éxito; nos explica haciendo un pequeño ejercicio para que comprendamos la importancia y el beneficio que nos da recibir retroalimentación;

Manifestaciones de Canfield con sus propias palabras:

Cuando dicto los cursos de capacitación sobre los principios del éxito; ilustro este punto pidiendo a un voluntario de la audiencia; que vaya a la parte de atrás del salón y permanezca ahí de pie; el voluntario representa la meta que deseo alcanzar; mi tarea consiste en atravesar el salón y llegar al sitio donde él se encuentra; si lo logro, habré tenido éxito en alcanzar mi meta; le indico al voluntario que debe actuar como una máquina que genere retroalimentación constante.

A cada paso que doy, él debe decir: «Caliente», si estoy avanzando en dirección a él, y «Frío».

Si me estoy desviando, aunque sea levemente, hacia cualquiera de los dos lados; entonces, empiezo a caminar muy despacio hacia donde él se encuentra; a cada paso que doy en la dirección correcta, el voluntario dice: «Caliente»; después de unos cuantos pasos, me desvió a propósito y el voluntario dice: «Frío»; inmediatamente corrijo mi curso; después de otros pasos me desvío otra vez y vuelvo a corregir mi curso en respuesta a su retroalimentación de «Frío».

Después de un largo zigzagueo, al fin llego a la meta… y le doy un abrazo por ofrecerse como voluntario.

Pido a la audiencia que me diga cuál de las dos palabras repitió el voluntario con más frecuencia, «caliente» o «frío»; la respuesta siempre es «frío»; y este es el punto interesante; estuve fuera de rumbo más de lo que estuve en el rumbo correcto y sin embargo alcancé la meta.. gracias a que actué constantemente adaptando mi orientación de acuerdo con la retroalimentación que recibía.

Lo mismo ocurre en la vida real.

Todo lo que tenemos que hacer es empezar a actuar y luego responder a la retroalimentación; si lo hacemos con la suficiente diligencia y por el tiempo necesario; en algún momento alcanzaremos las metas y haremos realidad nuestros sueños.

La motivación nos impulsa a comenzar y el hábito nos permite continuar. -Jim Ryun. Si deseas tener éxito en la vida con un negocio propio, yo te puedo ayudar a lograr tu sueño, trabaja con Cristina Pérez G.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.