Cristina Pérez | FORMAS DE RESPONDER

FORMAS DE RESPONDER

FORMAS DE RESPONDER A LA RETROALIMENTACIÓN QUE NO DAN RESULTADO DEL PRINCIPIO 19 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Formas; aunque hay muchas formas de responder a la retroalimentación,  algunas no dan resultado; el autor del libro Los principios del Exito Jack Canfield nos brinda algunas formas que no dan resultado que son las siguientes:

1.- Darse por vencido y abandonar el empeño.

Canfield con sus propias palabras: Como parte del ejercicio del seminario, ya descrito repito el proceso de avanzar hacia mi metas; (Canfield se refiere al ejercicio que puedes ver en el artículo “Use la retroalimientación” haz click en retroalimentación subrayado con azul); sin embargo, en esta oportunidad cambio de rumbo a propósito, y mientras mi voluntario sigue repitiendo constantemente: «Frío» una y otra vez, yo comienzo a llorar; «No lo soporto más; La vida es demasiado dura; No puedo soportar esta crítica negativa; ¡Renuncio!

¿Cuantas veces ha recibido usted o alguien que conoce retroalimentación negativa y simplemente se derrumba?

Lo único que se logra con eso es quedar estancado.

Es más fácil no dejarse hundir por la retroalimentación negativa si se tiene presente que esta es solo información; considérela como una guía para corregir el rumbo, no como una crítica.

Piense en ella como si se tratara de piloto automático de un avión; este sistema le indica constantemente al avión que va muy alto, igualmente muy bajo; de la misma manera muy a la derecha o a la izquierda; el avión corrige permanentemente el rumbo en respuesta a la retroalimentación que recibe; no pierde súbitamente el control ni deja de funcionar correctamente como consecuencia de la retroalimentación que recibe; deje de considerar la retroalimentación como algo personal; es solo información destinada a ayudarle a corregir el rumbo para alcanzar más pronto su meta.

FORMAS DE RESPONDES A LA RETROALIMENTACIÓN QUE NO DAN RESULTADO DEL PRINCIPIO 19.

FORMAS DE RESPONDES A LA RETROALIMENTACIÓN QUE NO DAN RESULTADO DEL PRINCIPIO 19.
FORMAS DE RESPONDER A LA RETROALIMENTACIÓN QUE NO DAN RESULTADO.

 No. 2.- Enfurecerse con la fuente de la retroalimentación:

Una vez, comienzo a caminar hacia el otro extremo del salón, mientras, a propósito, cambio de rumbo; lo que hace que el voluntario diga: «Frío» una y otra vez; pero, en esta oportunidad, pongo una mano sobre mi cadera: proyecto el mentón hacia adelante, señalo con el dedo al voluntario y le grito: «¡Cretino!, ¡cretino!, ¡lo único que sabe hacer es critricarme! Es tan negativo; ¿Por qué no puede decir nada positivo?» Píenselo: ¿Cuántas veces ha reaccionado con ira y hostilidad contra alguien que le esté dando retroalimentación realmente útil? Lo único que logra con esa actitud es aumentar la distancia entre las dos personas.

3.- Ignorar la retroalimentación:

Para mi tercera demostración, imagíneme tapándome los oídos con los dedos y avanzando decidido en la dirección contraria; el voluntario puede estar diciendo: «Frío, Frío», pero yo no puedo oír nada porque tengo los oídos tapados con mis dedos; no escuchar o ignorar la retroalimentación es otra respuesta que no funciona; todos conocemos personas que se cierran a cualquier punto de vista excepto el suyo propio; simplemente no le interesa lo que piensen los demás; no quieren saber nada de lo que otro quiera decirles.

Lo triste es que la retroalimentación podría cambiar significativamente sus vidas.si solo se tomarán el trabajo de escuchar.

Por lo tanto; como puede ver, cuando alguien le dé retroalimentaicón, hay tres reacciones posibles que no dan resultado: (1) llorar, derrumbarse, hundirse y darse por vencido; (2) enfurecerse contra la persona que ofrece la retroalimentación, y (3) negarse a escuchar o ignorar la retroalimentación por completo.

Llorar y desanimarse es una reacción inútil, puede aliviar, transitoriamente , cualquier tipo de emociones reprimidas que haya venido acumulando.

Sin embargo, este tipo de reacción lo sacará del juego; simplemente lo inmoviliza; tal vez interrumpa el flujo de retroalimentación «negativa» pero ¡no le aporta la información que necesita para alcanzar su meta! es imposible ganar en el juego de la vida ¡si no está presente en el estadio! perder el control y enfurecerse con la persona que le da retroalimentación ¡es igual de ineficaz! solo logra que la fuente de esa valiosa retroalimentación contrataque o simplemente se vaya; ¿De qué le serviría eso? es posible que lo haga sentir transitoriamente mejor, pero no incrementa su probabilidad de éxito.

En mi seminario avanzado y en nuestro progama «Capacite al capacitador».

Cuando ya todos se conocen bastante bien, luego que todo el grupo se ponga de pie, vayan por ahí; y pregunten lo siguiente a tantas personas como les sea posible; «¿Cómo cree que me esté limitando?»; después de hacer esto durante treinta minutos, todos vuelven a sus sitios y anotan lo que escucharon; se podría pensar que es difícil escuchar esto durante treinta minutos, pero es una retroalimentación tan valiosa que; en realidad, los asistentes agradecen la oportunidad de darse cuenta de las creencias y los comportamientos que los limitan; y reemplazarlos por creencias y comportamientos que los llevan al éxito; después, todos desarrollan un plan de acción para superar su comportamiento limitante.

Recuerde que la retroalimentación es solo información; no hay que tomarla como algo personal.

Solo hay que agradecerla y utilizarla; la respuesta más inteligente y productiva es decir: «Gracias por la retroalimentación; gracias por preocuparse lo suficiente como para tomarse el tiempo de decirme lo que ve y lo que siente; se lo agradezco».

FORMAS DE RESPONDER A LA RETROALIMENTACIÓN QUE NO DAN RESULTADO; “ESTÉ DISPUESTO A PEDIR RETROALIMENTACIÓN” DEL PRINCIPIO 19.

FORMAS DE RESPONDER A LA RETROALIMENTACIÓN QUE NO DAN RESULTADO.

Por lo general, nadie le dará retroalimentación espontáneamente.

Todos temen una situación incómoda al mostrarle realmente cómo es usted; no quieren herir sus sentimientos, temen su reacción; de hecho no quieren arriesgarse a que usted no apruebe lo que hacen; por consiguiente, para obtener retroalimentación franca y abierta, tendrá que pedirla… y hacer que la persona que se la dé no perciba ningún riesgo: en otras palabras, no dispare contra el emisario, y no discuta con él, simplemente diga: «Gracias».

Una pregunta importante que debe hacer a parientes, amigos y colegas es: «¿Cómo crees que me esté limitando?».

Podría pensar que le resultará difícil escuchar las respuestas, pero por lo general; la información es tan valiosa que todos agradecen lo que les dicen; armados con esta nueva retroalimentación: pueden elaborar un plan de acción para reemplazar sus creencias y comportamientos limitantes por otros más efectivos y productivos.

La mayoría de las personas tienen mucho miedo de solicitar una retroalimentación correctiva, porque temen lo que van a escuchar.

Pero es mejor saber la verdad que no saberla; una vez que usted la sepa, podrá hacer algo al respecto; no podemos arreglar lo que no sabemos si se ha dañado o no; Usted no puede mejorar su vida, sus relaciones, su deporte ni su desempeño sin retroalimentación.

Cuando usted evita pedir retroalimentación, es el único que no conoce el secreto.

La otra persona por lo general ya les ha dicho a su cónyugue, amigos, padres, socios de negocios; y otros clientes potenciales aquello que no les gusta; ellos deberán decírselo a usted, pero no están dispuestos a hacerlo por temor a su reacción; en consecuencia, usted está siendo privado de lo que necesita para mejorar su relación, incluso su producto, igualmente su servicio; de igual importancia su enseñanza, de la misma manera su gestión o también su crianza; Usted debe hacer dos cosas para remediar esto:

En primer lugar, debe pedir retroalimentación de manera intencional y activa.

Pídasela a su pareja, amigos, sus colegas, también a su jefe, de la misma forma a sus empleados; igualmente a sus clientes, de igual importancia a sus padres, maestros, del mismo modo a sus estudiantes; incluso a sus coaches.

En segundo lugar, debe sentirse agradecido por la retroalimentación.

No se ponga a la defensiva; diga simplemente: «¡Gracias por importarte lo suficiente como para compartir eso conmigo!»; recuerde: la retroalimentación es un regalo que le ayudará a ser más eficaz; siéntase agradecido por ello.

¡Saque su cabeza de la arena y pida, pida y pida!

A continuación, indague respecto a sí mismo para ver lo que le conviene, y ponga en práctica la retroalimentación útil; tome todas las medidas necesarias para mejorar su situación, incluyendo el cambio de su propio comportamiento.

“Empece esto con 19 años, y sin tener idea de negocios: si yo he podido, todos pueden”. -Mark Zuckerberg creador de Facebook..Si deseas tener un negocio rentable en Internet yo te puedo ayudar a conseguir tu éxito y tu negocio. Cristina Pérez G.

 

 

 

 

 

 

    

Deja un comentario