Cristina Pérez | PRINCIPIO 17 PIDA PIDA PIDA DE CANFIELD

PRINCIPIO 17 PIDA PIDA PIDA DE CANFIELD

 !PIDA! ¡PIDA! ¡PIDA! PRINCIPIO 17 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIEL.

PRINCIPIO 17 “¡pida! ¡pida! ¡pida! ” la historia está llena de ejemplos de fortunas increíbles y asombrosos beneficios recibidos por el simple hecho de pedirlos; no obstante, por mucho que sorprenda, pedir — uno de los principios de éxito más potente de todos— sigue siendo: un reto ante el que muchos se echan atrás; sin embargo, si no le da miedo pedir cualquier cosa a cualquier persona, puede pasar este capítulo por alto; en cambio, si es como la mayoría, puede ser que se esté reprimiendo y esté dejando de pedir la información; la ayuda, el dinero y el tiempo que requiere para cumplir su visión y convertir en realidad sus sueños.

¡PIDA! ¡PIDA! ¡PIDA! PRINCIPIO 17;  “POR QUÉ DA MIEDO PEDIR” DEL PRINCIPIO 17 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

¡PIDA! ¡PIDA! ¡PIDA! PRINCIPIO 17;  "POR QUÉ DA MIEDO PEDIR" DEL PRINCIPIO 17 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.
¡PIDA! ¡PIDA! ¡PIDA! PRINCIPIO 17 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Principio 17 ¡pida! ¡pida! ¡pida! ¿Por qué da tanto miedo pedir? son muchas las cosas que la mayoría teme, como ser considerados indigentes, que los crean locos y parecer tontos; sin embargo, el mayor temor es enfrentar el rechazo, temen oír la palabra no; lo triste es que se están rechazando ellos mismos de antemano; se están diciendo ellos mismos que no, antes de que otro haya tenido la oportunidad de hacerlo.

Jack Canfield en su libro los principios del éxito nos manifiesta con sus propias palabras:

Cuando era estudiante de postgrado en la facultad de educación de la Universidad de Chicago; participe en un grupo de autodesarrollo con veinte personas más; durante uno de los ejercicios, uno de los hombres pidió a una de las mujeres; que le dijera si lo encontraba atractivo; quedé sorprendido por la osadía de la pregunta y a la vez sentí vergüenza por quien la planteaba; temiendo la respuesta que pudiera recibir; el hecho fue que ella le respondió que sí; animado por su éxito, yo me atreví a preguntarle si me encontraba atractivo.

Después de ese pequeño ejercicio para aprender a «hacer preguntas osadas».

Varias de las mujeres nos dijeron: que no podían creer que a los hombres les diera tanto miedo invitar a una mujer a salir; una de ellas nos dijo: «Ustedes se dicen que no antes de darnos la oportunidad de hacerlo; atrévansen, es posible que digamos que sí» no suponga que la respuesta va a ser no.

Atrévase a pedir lo que necesite y lo que quiera.

Si le dicen que no, no estará en situación peor que cuando empezó; si le dicen que sí, estará en una situación mucho mejor; solo por estar dispuesto a preguntar:

  • Puede obtener un aumento de sueldo.
  • Una donación.
  • Igualmente una habitación con vista al mar.
  • Un descuento.
  • También una muestra gratis.
  • De igual importancia una cita para salir.
  • De la misma manera una mejor asignación de trabajo.
  • El pedido que desea obtener.
  • De la misma forma una fecha de entrega más conveniente.
  • Del mismo modo una prórroga.
  • Tiempo libre o ayuda con el trabajo del hogar.

“CÓMO PEDIR LO QUE SE DESEA”, DEL PRINCIPIO 17.

Manifestación de Jack Canfield con sus propias palabras: hay una ciencia específica para pedir y obtener lo que se desea o se necesita en la vida; Mark Victor Hansen y yo hemos escrito todo un libro al respecto; además, aunque le recomiendo que aprenda más leyendo nuestro libro “El factor Aladino”, las siguientes son unas cuantas indicaciones rápidas para empezar:

l.- Pida como si esperara recibir.

Pida con una expectativa positiva; pida como si ya se lo hubieran dado; es un trato hecho; pida como si esperara un sí por respuesta.

2.- Suponga que puede.

No empiece con la suposición de que no lo va a obtener; si va a suponer, suponga que puede conseguir una mejora; también suponga que puede lograr que le den la mesa al pie de la ventana; Igualmente suponga que puede devolver el artículo aunque haya perdido el recibo de compra; de la misma manera suponga que puede obtener una beca, del mismo mondo “que puede obtener una aumento de sueldo”; también que puede conseguir los boletos aunque falten pocos días para el viaje o para la función de teatro; de igual importancia nunca suponga en contra suya.

3.- Pídale a quien esté en capacidad de darle lo que usted quiere.

Califique a la persona; «¿Con quién tendría que hablar para conseguir…?». «¿Quién está autorizado para tomar una decisión acerca de…?». «¿Qué tendría que ocurrir para que pueda conseguir…?».

4.- Sea claro y específico.

En mis seminarios (comenta Jack Canfield).. suelo preguntar: «¿Quién desea tener más dinero?»; elijo a alguien que haya levantado la mano y le doy un dólar; le digo: «Ahora tiene más dinero; ¿está satisfecho?».

Por lo general esa persona responde:

«No, quiero más que esto»; entonces le doy un par de monedas y le pregunto: «¿Basta con eso?»; «No quiero más que eso» «Muy bien, ¿Cuánto más quiere? Podríamos seguir jugando este juego de «más» por varios días y nunca llegar a lo que usted desea»… Continuación…

CÓMO PEDIR LO QUE DESEA DEL PRINCIPIO 17.

 

Continuación del principio 17 cómo pedir lo que sea ” 4a. indicación sea claro y específico”.

De la misma forma, por lo general la persona me da una cifra específica; y luego les hago ver lo importante que es ser concretos; los pedidos vagos producen resultados vagos; sus pedidos deben ser específicos; cuando se trata de dinero, hay que pedir una suma determinada.

No diga:  Deseo un aumento.

Diga: “Deseo un aumento de 500 dólares al mes”.

Cuando se trata del momento en que quiere que algo se haga; no diga «pronto» o «cuando le resulte más conveniente»; indique una fecha y hora específicas.

No diga: Quisiera pasar un tiempo contigo el fin de semana.

Diga: “Quisiera que saliéramos a cenar y fuéramos al cine el sábado en la noche”; ¿Te parece bien?

Cuando se trata de una solicitud relacionada con una conducta sea específico; diga exactamente qué quiere que la otra persona haga.

No diga: Quiero más ayuda en el trabajo de la casa.

Diga: “Quiero me ayudes a lavar los platos todas las noches después de la comida; y que saques la basura los lunes, miércoles y viernes en la noche”.

5.- Pida en forma repetitiva.

Uno de los más importantes principios del éxito es ser persistente, no darse por vencido; siempre que esté pidiendo a otros que participen en el cumplimiento de sus metas algunos dirán que no; pueden tener otras prioridades, otros compromisos y otras razones para no participar; no es nada que tenga relación con usted; acostúmbrese a la idea de que va encontrar muchos rechazos en su camino hacia el premio final; la clave está en no darse por vencido; cuando alguien diga no, siga pidiendo; ¿Por qué? por que cuando usted sigue pidiendo, aun a la misma persona, una y otra vez; es posible que en un momento dado obtenga un sí.

  • Otro día.
  • Cuando esa persona esté de mejor humor.
  • O cuando usted tenga nuevos datos que mostrar.
  • Después de que usted haya probado su compromiso con ellos.
  • Igualmente cuando las circunstancias sean otras.
  • También cuando usted haya aprendido mejor cómo cerrar una venta.
  • De igual importancia, cuando la persona le tenga mayor confianza.
  • Del mismo modo, cuando haya mejorado la situación económica.

Es posible que los niños entiendan mejor que cualquiera este principio del éxito.

Los niños piden lo mismo a la misma persona una, otra y otra vez sin vacilar; al fin esa persona se rinde por cansancio; En una oportunidad leí una historia en la revista “People” acerca de un hombre que le pidió; a la misma mujer más de treinta veces que se casara con él; sin importar cuántas veces le había dicho que no, se lo pedía una y otra vez, hasta que ¡ella dijo sí!

Es posible que las cosas lleguen a darse para quienes esperan; pero solo serán aquellas cosas que hayan dejado quienes las ponen por obra; -Abraham Lincoln;  Toma acción y logra tu éxito, yo te ayudaré a conseguir tu sueño; Cristina Pérez G.

 

 

Deja un comentario