Cristina Pérez | OBSERVA EL MUNDO EN TI

OBSERVA EL MUNDO EN TI

OBSERVA EL MUNDO EN TI; SEXTA CLAVE DE LA FELICIDAD Y DE LA ILUMINACIÓN DEL DOCTOR DEEPAK CHOPRA DE SU LIBRO “LA RECETA DE LA FELICIDAD”.

El mundo; cuando ves el mundo en ti dejan de existir los obstáculos externos para la felicidad; los mundos interno y externo son espejo uno del otro; se modifican de acuerdo con tu nivel de conciencia; si estás vibrando en el nivel del temor, tu mundo interior de pensamientos y emociones; así como tu mundo exterior de circunstancias y relaciones, lo reflejan; del mismo modo, si tu conciencia vibra en el nivel del amor, éste se encontrará presente en ambos mundos; cuando hayas alcanzado el nivel más profundo de tu ser se manifestará un flujo de felicidad y abundancia.

OBSERVA EL MUNDO EN TI; EL MUNDO EXTERIOR Y TU REALIDAD INTERNA;  EL ÁMBITO NO MANIFIESTO E INVISIBLE ES EL PRIMORDIAL.

OBSERVA EL MUNDO EN TI; EL MUNDO EXTERIOR Y TU REALIDAD INTERNA;  EL ÁMBITO NO MANIFIESTO E INVISIBLE ES EL PRIMORDIAL.
OBSERVA EL MUNDO EN TI.

El mundo exterior refleja tu realidad interna; no tiene opción.

Como hemos visto, vivimos en dos ámbitos simultáneamente, y el ámbito no manifiesto e invisible es el primordial; lo que ocurra en el nivel más profundo de lo no manifiesto debe cobrar vida como suceso; situación, también desafío, incluso crisis u oportunidad externos; lo no manifiesto es el lugar donde se describe el guión de tu vida; por supuesto, todos querríamos escribir un guión que incluyera felicidad, satisfacción y amor; ¿Por qué entonces es tan raro que la vida nos dé esas cosas?

Si no entiendes los niveles más profundos de la conciencia, no serás capaz de sacarles provecho, hay ciertas condiciones que debes aceptar como verdaderas:

  • La conciencia está en todas partes.
  • Es infinitamente flexible.
  • La realidad cambia en diferentes estados de conciencia.

Estamos acostumbrados a pensar lo opuesto a estas afirmaciones; limitamos la conciencia al cerebro, suponemos que el nivel de conciencia de una persona es estático; y creemos que la realidad es esencialmente la misma para todos; lo irónico es que el universo, en tanto entidad consciente, refleja esas creencias; para que tus mundos interno y externo se unan verdaderamente, debe haber un cambio en tu conciencia.

OBSERVA EL MUNDO EN TI; TU IDENTIDAD AUTÉNTICA, NO ES NI EL MUNDO INTERIOR NI EL EXTERIOR, TÚ ERES EL CREADOR DE AMBOS.

La misma fuente que genera pensamientos, sentimientos, recuerdos, emociones y todas las experiencias subjetivas, igualmente genera simultáneamente el mundo objetivo; que corresponde a tu estado subjetivo; si no te gusta lo que sucede a tu alrededor, no intentes “arreglarlo”; eso sería como pulir un espejo esperando cambiar lo que se refleja en él; para que cambie lo que ves debe emitirse un nuevo mensaje desde la fuente; nuestro sistema de creencias actual, que insiste en que algo debe ser tangible y concreto para ser real, confina la conciencia al cerebro.

Esto es muy limitante, existe un estado fundamental más allá del tiempo y el espacio que concibe, gobierna y crea todos los acontecimientos que ocurren en el espacio-tiempo.

Imagina que antes de que tengas un pensamiento o antes de que ocurra un suceso en el mundo; empieza una semilla en el estado fundamental; la semilla vibra y cobra vida, desplazándose desde el nivel más sutil de la naturaleza hasta el más burdo; donde los cinco sentidos pueden detectarla.

OBSERVA AL MUNDO EN TI: LA FÍSICA CUÁNTICA Y LAS TRADICIONES ESPIRITUALES DEL MUNDO.

OBSERVA EL MUNDO EN TI.

La física cuántica concuerda con la idea mencionada en el párrafo anterior.

Incluso acepta los pensamientos de “aquí dentro” deben provenir del estado fundamental; así como los electrones y fotones de “allá fuera”; la diferencia es que las tradiciones espirituales del mundo vinculan a los dos; dan mayor importancia a la conciencia, mientras la física concede mayor valor a la materia inerte; aunque esto está empezando a cambiar.

Un ejemplo: supongamos que hay una situación que te desagrada.

Tu percibes que la responsable es una circunstancia o relación externa; el simple hecho de aplicar el pensamiento positivo no cambiará nada; puedes pensar todo lo positivamente que quieras acerca del problema; pero se trata de un estado de ánimo superficial, no llega a la fuente; de hecho, la manipulación artificial de tus pensamientos, incluso en dirección positiva, puede incrementar el estés y empeorar la situación; la solución es modificar simultáneamente las realidades interna y externa.

La conciencia impregna todo y puede suscitar cambios en cuatro niveles fundamentales:

  1. Ser.
  2. Sentimiento.
  3. Pensamiento.
  4. Acción.

OBSERVA EL MUNDO EN TI; EL NIVEL DEL SER; EN LA QUIETUD Y EL SILENCIO DEL SER ENTRAMOS EN EL “ESTADO FUNDAMENTAL” QUE MENCIONAN LOS FÍSICOS.

El nivel más elevado de la conciencia es el del ser puro; lo podemos ver en la inocencia del niño; hay espontaneidad, fascinación, alegría y “desparpajo ” (suma facilidad y desenvoltura hablando o comportándose); cuando te estableces en este nivel de conciencia, tus pensamientos y acciones reflejan estas características; el ser puro no tiene características que podemos etiquetar, pero eso no significa que esté vacío; en la quietud y el silencio del ser entramos en contacto con el “estado fundamenta” que mencionan los físicos.

Se refiere a el estado fundamental de un sistema mecánico cuántico representa a su estado de energía más bajo posible.

La energía del estado fundamental se conoce también como la energía de punto cero del sistema; el poeta William Blake lo llamó el estado de la inocencia organizada; es decir, donde la inocencia ha adquirido el poder de organizar toda la vida; si vives desde el nivel del ser puro habrás dominado la creación; las leyes de la naturaleza acuden en tu ayuda cuando las convocas usando el poder de la intención.

SENTIMIENTO: SEGUNDO NIVEL FUNDAMENTAL; Y LOS CUATRO NIVELES MÁS ARMÓNICOS QUE CONSTITUYEN EL NIVEL MAS ELEVADO DEL SENTIMIENTO.  

Debido a que la conciencia trasciende la identidad personal, vivir desde el nivel del ser puro; despierta los valores más profundos de la vida; las tradiciones espirituales de oriente mencionan los cuatro niveles más armónicos con la existencia humana; constituyen el nivel más elevado del sentimiento:

  1. Bondad.
  2. Compasión.
  3. Satisfacción por el éxito de otros.
  4. Ecuanimidad, paz.

Las anteriores podrían llamarse cualidades del corazón, que existen en el nivel del sentimiento cuando una persona alcanza el nivel más elevado del pensamiento.

El pensamiento obtiene su integridad de los sentimientos.

Es posible que tu mente conciba toda clase de pensamientos caritativos; amables y pacíficos sin que la totalidad de tu ser los respalde; existirían como ideas vacías, de manera que el mundo podría seguir mostrándote reflejos nada amorosos; pero si tus pensamientos están fundados en sentimientos genuinos que amanan de tu ser más profundo; el resultado de este proceso —te brindará satisfacción… (mira el siguiente post continuación y final de esta sexta clave)

El primer paso hacia el cambio es la conciencia; el segundo paso es la aceptación. Nathaniel Branden. Te invito a que des el primer paso hacia el éxito. Con mucho gusto te ayudaré a lograrlo. Cristina Pérez G.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.