Cristina Pérez | TOMAR CONCIENCIA DE TU CUERPO.

TOMAR CONCIENCIA DE TU CUERPO.

TOMAR CONCIENCIA DE TU CUERPO: EL ESTRÉS Y SUS CONSECUENCIAS; SI PERMITIMOS QUE LA RELACIÓN DEL ESTRÉS SE CONVIERTA EN UN HÁBITO PERTURBAMOS LA ARMONÍA DEL CAMPO.

Tomar conciencia de tu cuerpo—libera inteligencia, creatividad y poder;  tener conciencia no es “trivial”, y tampoco es “opcional”,  esto quiere decir tener conciencia e importante; y de interés para todos, y no hay opción de elección; cuando dejas de prestar atención por estar distraído o sentirte deprimido, inquieto, desdichado o ansioso; se interrumpe el flujo de la inteligencia, creatividad y poder; dice el Doctor Deepak Chopra en su libro La receta de la felicidad: una de las causas de la decadencia y la enfermedad “normales” de la vejez son en realidad el resultado anormal; de la disminución de la conciencia, que todas las células resienten y padecen.

El estrés nos arrastra a un estado distinto de respuestas biológicas intensificadas, que desaten un torrente de hormonas.

Incrementan la frecuencia cardiaca, “hipersensibilizan los sentidos”,  y acarrean muchas otras reacciones secundarias, pero todas éstas son temporales; son sólo medidas de emergencia; si permitimos que la reacción del estrés se convierta en hábito, perturbamos la armonía del campo; el estado fundamental de conciencia relajada intenta “coexistir” (existencia simultanea) con el estado agitado de la respuesta al estrés; pero no pueden mezclarse, no están hechas para existir al mismo tiempo.

Cuando nos sentimos distraídos, abrumados, estresados o eclipsados, tendemos a escapar.

La negación es una forma de escape; distraernos mediante el trabajo excesivo es un escape; alterar la mente con drogas y alcohol es un escape; lo que tienen en común es la falta de conciencia; nos insensibilizamos o distraemos creyendo erróneamente que la conciencia solamente “intensificaría” (hacerlo más intenso) el dolor; todo lo contrario, la conciencia sana porque es verdaderamente plena, y la sanación es básicamente el regreso a la plenitud.

TOMAR CONCIENCIA DE TU CUERPO;  “LA SANACIÓN Y LA ENFERMEDAD” LA SANACIÓN SE PRESENTA CUÁNDO EL CUERPO RECUERDA CÓMO AUTORREGULARSE; LA ENFERMEDAD SE PRESENTA CUANDO EL CUERPO OLVIDA CÓMO AUTORREGULARSE.

TOMAR CONCIENCIA DE TU CUERPO;  "LA SANACIÓN Y LA ENFERMEDAD" LA SANACIÓN SE PRESENTA CUÁNDO EL CUERPO RECUERDA CÓMO AUTORREGULARSE; LA ENFERMEDAD SE PRESENTA CUANDO EL CUERPO OLVIDA CÓMO AUTORREGULARSE.
TOMAR CONCIENCIA DE TU CUERPO.

La ciencia apenas empieza a comprender el fenómeno de la sanación.

Nuestro cuerpo evolucionó durante millones de años para regular simultáneamente miles de procesos microscópicos.

  • La enfermedad se presenta: Cuando el cuerpo olvida autorregularse.
  • La sanación se presenta: Cuando el cuerpo recuerda cómo autorregularse.

Por ejemplo:

Podemos estar expuestos a la “bacteria del neumococo”,(El neumococo es un tipo de bacteria estreptocócica); pero la exposición no basta para provocar una infección; si el cuerpo sabe generar el anticuerpo adecuado no contraeremos neoumonía; y esa capacidad se reduce en última instancia a la conciencia; el sistema inmune reconoce un invasor, lo identifica, y solicita la intervención adecuada; todas estas acciones son conscientes.

La sanación sólo puede entenderse si la mente es tan consciente como el cuerpo.

En la ciencia médica hemos aislado el sistema nervioso, también el endocrino de igual importancia  cardiovascular.

Pero pasamos por alto el sistema de la sanación.

Es invisible, comprende todas las partes del cuerpo, y responde al susurro inmaterial de pensamiento y sentimiento; y sin embargo no hay nada más inteligente, creativo y poderoso que el sistema de la sanación; justo el que seguimos ignorando.

TOMAR CONCIENCIA DE LAS SENSACIONES DEL CUERPO; ¿CÓMO TOMAR CONCIENCIA DEL CAMPO QUE  UNIFICA TODO DE MANERA INVISIBLE?

La sanación debe ser tan continua como la respiración, no un proceso aislado para rechazar una enfermedad: debe significar comunicación constante con el campo; ya analizamos el paso más importante: tomar conciencia de las sensaciones del cuerpo; otra cosa que puedes hacer es empezar a tomar conciencia del campo que unifica todo de manera invisible.

¿Cómo? Normalmente pensamos en cosas, personas y acontecimientos, toda clase de estímulos externos.

Ahora, intenta observar el espacio entre las cosas; si estas mirando una persona, dirige tu atención al espacio que te separa de ella; el campo está donde pensamos que no hay nada: en el espacio entre pensamientos, entre objetos, entre una respiración y otra, entre movimientos; se trata del mismo espacio, pero lo que llamamos ­“nada” es falta de conciencia; si eres consciente, el espacio está lleno, es rico, dinámico; es el campo del potencial puro, la región “ignota” (desconocido); de donde surgirá el instante siguiente y todo lo que éste conlleve.

TOMAR CONCIENCIA DE TU CUERPO; EL ESPACIO, LA MENTE, EL CUERPO. EL ESTRÉS Y LA SANACIÓN.

“ESTADO DE PROFUNDA RELAJACIÓN”  

El espacio:

El espacio siempre está en calma, por lo que al dirigirle tu atención calmas “la mente”; al mismo tiempo, “tu cuerpo” puede empezar a desechar la frustración, la tensión y los residuos acumulados del “estrés” pasado; en este estado de profunda relajación, la sanación está más activa; el cuerpo necesita desechar la energía atascada en emociones, recuerdos y experiencias traumáticas del pasado; lo deseable sería no identificarnos con estas influencias negativas, no aferrarnos a ellas ni transmitirles más energía; pero todos lo hacemos; cargamos al cuerpo con exigencias excesivas, consciente e inconscientemente, y con ello le impedimos relajarse.

Si no estás seguro de que tu cuerpo está operando bajo el peso de estas exigencias, puedes comprobar fácilmente.

Sólo relájate, quédate tranquilo y dile a tu cuerpo que puede hacer todo lo que quiera; pueden presentarse cualquiera de las siguientes manifestaciones: suspiros profundos, somnolencia, surgimiento de recuerdos, sensaciones físicas inesperadas (por lo general malestar o rigidez), emotividad espontánea, probablemente lágrimas; y sensaciones de alivio; todas son señales del cuerpo, de que necesita espacio para sanar y renovarse.

¿EN QUE ESTADO SE ENCUENTRA TU CUERPO? ¡AUTOSANACIÓN SIN RESISTENCIA! O ¡ESTADO NATURAL!  CUANDO TU CUERPO SE ENCUENTRA EN ESTADO NATURAL EXPERIMENTAS FELICIDAD.

Si actualmente tu cuerpo está en un estado de autosanación sin resistencia, el experimento producirá el efecto contrario; si permaneces tranquilo y le dices a tu cuerpo que haga lo que quiera; se presentará alguna de las siguientes manifestaciones:

  • Una sensación de profunda quietud y paz.
  • Leve efervescencia.
  • Ligereza.
  • Alegría desbordante, si bien sutil, y admiración ante lo desconocido que se asoma a través de la máscara de la existencia material.

En otras palabras, cuando tu cuerpo se encuentra en un estado natural, experimentas felicidad; cuando eres feliz en este nivel de normalidad, recuerda quién eres en realidad.

Tu conciencia alcanza la realización porque en cada célula hay un estado de conocimiento, alegría; y la certeza de la inmortalidad.

En la India lo llaman Sat Chit Ananda, o “conciencia de la dicha eterna”; en este estado del sur, el cuerpo se sana mediante el conocimiento de sí mismo.

¿Que es lo que conoce?

Que los mayores atributos de lo divino —”omnisciencia” (conocimiento de todas las cosas reales y posibles), “omnipotencia” (poder que lo abarca todo) y “omnipresencia “(capacidad de estar presente en todas partes al mismo tiempo)— son en realidad los factores básicos de la vida.

El ejemplo no es lo principal para influenciar en otros; es lo único. Albert Schweitzer. Dale a tu familia lo que siempre ha soñado ellos se lo merecen. Aprende e inicia un negocio en Internet yo te puedo ayudar a conseguir tu éxito. Cristina Pérez G.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.