Cristina Pérez | DESCUBRE LA VERDADERA AUTOESTIMA

DESCUBRE LA VERDADERA AUTOESTIMA

DESCUBRE LA VERDADERA AUTOESTIMA; CUANDO SIMIENTAS TU IDENTIDAD EN TU SER VERDADERO Y NO TU IMAGEN PÚBLICA DESARROLLARÁS UNA VIDA DE ABUNDANCIA, ALEGRÍA, REALIZACIÓN; Y UNA FELICIDAD QUE NADIE PODRÁ ARREBATARTE.

Autoestima: La autoestima auténtica no tiene que ver con mejorar tu imagen pública; ésta depende de lo que otros piensan de ti, el ser auténtico está más allá de las imágenes; se encuentra en un nivel de existencia independiente de las buenas o malas opiniones de los demás; cuando simientas tu identidad en tu ser verdadero, y no en tu imagen pública; hallarás una felicidad que nadie podrá arrebatarte.

El ser auténtico está conectado con todo lo que existe, no tiene limitaciones, su creatividad es infinita; es intrépido y no teme a lo desconocido, en el nivel del ser, la intención es poderosa; y puede orquestar la sincronicidad (un acoplamiento perfecto de circunstancia externas que manifiestan la intención); todo esto son atributos del ser auténtico, los cuales no originan en objetos o suscesos externos, ni en otras personas;.

Al cimentar nuestra identidad en el ser auténtico podemos desarrollar una vida de abundancia, alegría y realización.

La adhesión a los objetos externos nos deja atascados en un nivel superficial de la existencia; el Doctor Deepak Chopra en su libro La receta de la felicidad nos manifiesta: “Si no estás manifestando tus deseos más íntimos es porque tienes una idea equivocada de quién eres”; la existencia centrada en los objetos remplaza nuestra identidad real con una falsa.

DESCUBRE LA VERDADERA AUTOESTIMA; CONOCE EN QUE MEDIA TE IDENTIFICAS CON EL EGO Y LAS CINCO CARACTERÍSTICAS DEL EGO, OPUESTAS AL SER AUTÉNTICO.

DESCUBRE LA VERDADERA AUTOESTIMA; CONOCE EN QUE MEDIA TE IDENTIFICAS CON EL EGO Y LAS CINCO CARACTERÍSTICAS DEL EGO, OPUESTAS AL SER AUTÉNTICO.
DESCUBRE LA VERDADERA AUTOESTIMA.

Es muy fácil saber en qué media te identificas con el ego; éste tiene características opuestas a las del ser auténtico.

  1. El ego se siente aislado y solo; para sentirse valioso necesita la validación externa.
  2. Igualmente limitado y atado; si no ejerce poder y control sobre los demás, teme que su impotencia salga a la luz.
  3. Del mismo modo prefiere la rutina y hábito a la creatividad; encuentra seguridad en hacer las cosas iguales que ayer.
  4. De la misma manera teme a lo desconocido, más que ninguna otra cosa; para él es un lugar oscuro y vacío.
  5. También lucha por obtener lo que quiere; da por hecho que sólo mediante la lucha puede satisfacer sus necesidades; esto refleja profundas carencias internas.

Como puedes ver, para el ego todo gira en torno a la inseguridad.

Él nos pone a merced de cualquier desconocido que pase por la calle; un alago nos alegra; un comentario sarcástico nos hiere.

¿Cómo hacemos el cambio a nuestro ser auténtico?

Muchos lo intentan combatiendo el ego, pero esto resulta contraproducente; es el típico melodrama del ego: luchar y nunca alcanzar satisfacción, paz y felicidad auténtica; en cualquier coso, el ego se resistirá al cambio; porque percibe la búsqueda de tu ser verdadero como su propia destrucción.

DESCUBRE LA VERDADERA AUTOESTIMA; EL EGO NUNCA A SEGUIDO EL CAMINO CORRECTO ¿CÓMO CONVENCER AL EGO DE SU EQUIVOCACIÓN?

El temor carece de fundamento; el ser auténtico logra todo lo que el ego desea —paz, realización, alegría; una sensación de completa seguridad— porque todas estas cualidades residen en el ser; no necesitamos luchar para alcanzarlas; el verdadero problema es que el camino en que nos puso nuestro ego, siempre fue el equivocado; si no obtiene lo que quiere, se deprime por consiguiente siente un fracasado; no entiende que no hay fracaso si lo que deseábamos era inalcanzable; el ego nunca ha seguido el camino correcto.

La existencia centrada en los objetos nunca proporcionará seguridad; realización ni satisfacción.

La pregunta es cómo convencer al ego de su equivocación y, al mismo tiempo; terminar con éste hábito de toda la vida de identificarnos con los objetos externos; para empezar, toma conciencia de lo que estás haciendo; casi todos andan buscando la aprobación de los demás.

Repitiendo una pauta que se remonta a la infancia, cuando sentíamos que debíamos ganarnos el amor de nuestro padres.

Sin él nos hubiéramos sentido completamente perdidos; hubiéramos pensado que moriríamos, y probablemente así hubiera sido; pero ahora somos adultos, observa cuán mal te sientes todavía ante un desaire insignificante; cuán herido te sientes cuando alguien a quien amas no te presta suficiente atención o parece distante; toma conciencia de estos sentimientos habituales.

DESCUBRE LA VERDADERA AUTOESTIMA. LA CONCIENCIA, TIENE EL PODER DE SANAR SI SIMPLEMENTE OBSERVAS Y DEJAS QUE LAS COSAS PASEN.

PARA EL EGO TODO GIRA EN TORNO A LA INSEGURIDAD.

El recuerdo de heridas pasadas nos hace prestar una atención excesiva a lo que un desconocido piense de nosotros.

Las necesidades emocionales de un niño le dificultan entender; que un ser amado simplemente necesita algo de espacio de vez en cuando; una vez que abras la puerta a la conciencia, no combatas el miedo y la inseguridad que has liberado; la conciencia tiene el poder de sanar si simplemente observas y dejas que las cosas pasen; si sufres un desaire y te sietes herido, permanece con ese sentimiento y se “disipará” (desaparecerá); tu ego quiere que recuerdes el pasado debido a la creencia errónea a que debes estar a la defensiva siempre.

Al recordar lo que alguna vez nos lastimó dirigimos nuestras energías a evitar que ese dolor se repita.

Pero tratar de imponer el pasado al presente no eliminará la amenaza de salir lastimados; para corregir este error debes preguntarte: “¿Conozco este sentimiento doloroso? ¿Es antiguo o nuevo?” si eres honesto verás inmediatamente que es muy antiguo; el pasado te acecha; ahora pregúntate: “Qué beneficios me ha traído recordar mis heridas pasadas?” una vez más si eres honesto verás que no te ha hecho ningún bien; si el recuerdo del dolor pasado evitara que sintieras dolor aquí y ahora, no te sentirías tan mal; no serías tan vulnerable a la desaprobación externa; si tu ego estuviera en lo correcto, no guardaría esa colección tóxica de antiguos dolores.

DESCUBRE LA VERDADERA AUTOESTIMA; UNA VEZ QUE CONOCES QUIÉN ERES EN REALIDAD, SER ES SUFICIENTE; YA NO ES NECESARIO LUCHAR; TU SER VERDADERO ES EL SER DEL UNIVERSO.

Mediante la conciencia es posible desactivar esos antiguos dolores, desechando la creencia de que te hacen algún bien; el ego sabe persuadirte sutilmente de que debes repetir hoy todas aquellas tácticas que ayer no dieron resultado; en vez de seguirle el juego, simplemente observa lo que sucede; no es tan sencillo porque tiene su lado positivo: el pasado también contiene momentos de alegría, éxito, amor y realización; mostrando esas experiencias positivas, el ego susurra: “¿Lo ves? estás en el camino correcto; te traeré más de lo mismo.

Confía en mi”; al utilizar la inseguridad del pasado y mezclarla con recuerdos satisfactorios, el ego te convence de una ilusión: que un día tu imagen propia será ideal.

Mirarás al espejo y verás sólo las cosas buenas que dieron origen a tu imagen propia y ninguna de las malas; irónicamente, al perseguir un ideal terminas perdiendo tu ser verdadero, que es, por principio de cuentas, ideal; en vez de perseguir tu imagen propia ideal, ríndete a la simplicidad e inocencia del ser; una vez que conoces quién eres en realidad, ser es suficiente; ya no es necesario luchar; tu ser verdadero es el ser del universo; ¿Que más podrías desear? cuando eres creativo, intrépido, capaz de entrar en lo desconocido y tienes el poder de la intención, todo se te ha otorgado.

Si estás ausente durante mi lucha, no esperes estar presente durante mi éxito. Wall Smith. Deseas tener éxito en tu vida y no sabes por donde comenzar; yo te puedo ayudar a conseguir tu sueño. Cristina Pérez G.

 

 

Deja un comentario