Cristina Pérez | SENDERO A LA FELICIDAD

SENDERO A LA FELICIDAD

SENDERO A LA FELICIDAD; CONOCE LOS TRES FACTORES ESPECÍFICOS DE LA “FORMULA DE LA FELICIDAD”; ELABORADA POR CIENTÍFICOS DESTACADOS Y LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS, SOBRE LO MÁS BUSCADO POR EL HOMBRE QUE ES LA FELICIDAD.

Sendero; el tema de la felicidad uno de los temas más controvertidos en el nuevo campo de la psicología positiva; si los seres humanos estamos hechos para ser felices; el Doctor Deepk Chopra en su libro “La receta de la felicidad”; nos brinda la opinión de los científicos más destacados en la psicología positiva; en particular la profesora Lyubomirsky, Ed Diener y Martin Seligman, elaboraron lo que llaman la “Fórmula de la felicidad”; dichos investigadores hallaron tres factores específicos,  susceptibles de cuantificase en una sencilla ecuación:

F = P + C + A

Felicidad = predisposición + condiciones de vida + actividades voluntarias.

Ésta es una de las teorías más extendidas acerca de la felicidad; el Doctor Chopra manifiesta que aunque esta fórmula apunta en la dirección correcta; sin embargo dicha fórmula no profundiza lo suficiente para develar el auténtico secreto a la felicidad; en el primer factor, la predisposición, determina cuán felices somos por naturaleza, por consiguiente:

  • Las personas infelices tienen un mecanismo cerebral que interpreta las situaciones como problemas.
  • Por otra parte, las personas felices independientemente de tener un mecanismo cerebral; dicho mecanismo, sin duda alguna, interpreta las mismas situaciones como oportunidades.

EL SENDERO A LA FELICIDAD. PRIMER FACTOR DE LA FORMULA DE LA FELICIDAD: “PREDISPOSICIÓN”; NUESTRO CEREBRO NO ESTÁ PREDETERMINADO POR LOS GENES. 

EL SENDERO A LA FELICIDAD. PRIMER FACTOR DE LA FÓRMULA DE LA FELICIDAD: "PREDISPOSICIÓN"; NUESTRO CEREBRO NO ESTÁ PREDETERMINADO POR LOS GENES, POR LA RAZÓN QUE NI EL CEREBRO Y LOS GENES  SON ESTRUCTURAS  ESTÁTICAS.
EL SENDERO A LA FELICIDAD.

De acuerdo con los investigadores, la predisposición determina de 40 por ciento de la felicidad de una persona.

Aparentemente esta predisposición es en parte genética:

  • Si tus padres fueron infelices, es probable que tú también lo seas.

Por consiguiente: no hay que olvidar la influencia de la infancia; por ejemplo:

Sin embargo, no todos los niños son “empáticos”; ya que el desarrollo cerebral es estremadamente complejo y diferente en cada bebe; por la razón de que, durante nuestra infancia se programaron simultaneamente toda clase de funciones cerebrales; y para algunos la empatía tuvo un papel secundario.

Ésta desigualdad preocupante e influye en la felicidad.

Podríamos pensar que si el cerebro está predeterminado por los genes o por la infancia para cierto grado de felicidad; no hay nada que podamos hacer para cambiarlo.

Sin embargo esto sería un error, porque ni el cerebro y los genes son estructuras estáticas.

De hecho, están cambiando y evolucionando a cada minuto; nuestro genes reciben constantemente la influencia de nuevas experiencias; cada una de nuestras elecciones envía señales, químicas que atraviesan el cerebro, incluyendo la elección de ser feliz, y cada señal moldea el cerebro año tras año.

SENDERO A LA FELICIDAD; PRIMER FACTOR DE LA FÓRMULA DE LA FELICIDAD “PREDISPOSICIÓN”  LO QUE MUESTRAN LAS INVESTIGACIONES.

Las investigaciones muestran que, en términos generales la predisposición del cerebro puede modificarse mediante:

  • Medicamentos para levantar el ánimo, funcionan sólo en corto plazo y tienen efectos secundarios.
  • Terapia cognitiva, que transforma el cerebro mediante la modificación de creencias limitadores,

El sendero a la felicidad: Todos nos decimos a nosotros mismos palabras que provocan infelicidad.

La repetición constante de una creencia negativa como por ejemplo:

  • “Soy una víctima”.
  • “Nadie me quiere”.
  • “La vida es injusta”.
  • “Hay algo malo en mi”.

Repetir constantemente todo lo anterior, desarrolla vías nerviosas que refuerzan la negatividad al convertirla en una manera habitual de pensar.

Dichas creencias pueden reemplazarse con otras no sólo más positivas, sino más acordes con la realidad:

  • (Si fui una víctima no tengo por qué seguir siéndolo; puedo encontrar el amor si elijo lugares mejores para buscarlo).

Al tratar pacientes cuya vida está dominada por creencias negativas, los psicólogos han descubierto:

Que la alteración de creencias fundamentales es tan eficaz como los medicamentos para modificar la química cerebral.

  • Meditación, que produce en el cerebro numerosas alteraciones positivas; los efectos físicos de permanecer quietos; y volcarse al interior son “inconmensurables” (que es muy difícil o imposible de valorar o medir).

La resolución del enigma tomó mucho tiempo; los investigadores tuvieron que luchar contra el perjuicio occidental; acerca de la meditación pertenecía al terreno del misticismo; o que era, en el mejor de los casos, una práctica religiosa.

Hoy sabemos que activa la corteza prefrontal.

Sede del pensamiento elevado, y que fomenta la liberación de neurotransmisores como:

  • La depomina.
  • Igualmente, serotonina.
  • De igual importancia, la oxitocina.
  • Y los opiáceos cerebrales,

Cada uno de estos químicos naturales del cerebro se relaciona con distintos aspectos de la felicidad.

  • La depomina es un antidepresivo.
  • De la misma manera, seretonina aumenta la autoestima.
  • Igualmente, oxitocina es conocida como la hormona del placer (sus niveles aumentan también durante la exitación del placer).
  • Del mismo modo, los opiáceos actúan como analgésicos y son responsables de la euforia que sigue al ejercicio físico.

Por consiguiente, queda claro que la meditación, por producir niveles elevados de estos neurotransmisores, es una manera más eficaz para modificar la predisposición del cerebro; además ningún medicamento puede coordinar por sí solo estas sustancias.

EL SENDERO A LA FELICIDAD; SEGUNDO FACTOR DE LA FÓRMULA DE LA FELICIDAD “CONDICIONES DE VIDA”.

MEJORANDO LA CALIDAD DE VIDA.

Como todos sabemos queremos mejorar la calidad de vida de nuestra existencia.

Damos por hecho que un cambio positivo de nuestras condiciones nos hará más felices; sin embargo, este factor explica sólo entre siete y 12 por ciento de la existencia de la felicidad.

  • Si ganas la lotería por ejemplo: al principio te sentirás extáticamente feliz, pero al cabo de un año regresarás a tu nivel normal de felicidad o infelicidad.

De hecho, al cabo de cinco años, casi todos los que han ganado la lotería afirman que la experiencia tuvo un efecto negativo en su vida.

“Sendero a la felicidad”: Los expertos en estrés han acuñado el término “eustrés” para referirse al estrés causado por experiencias intensamente placenteras.

Todos pensamos que nos gustaría vivir eso; pero el cuerpo no sabe distinguir entre el “eustrés” y el distrés, causado por experiencias desagradables; ambos pueden desatar la reacciones de estrés; si no te adaptas bien a éste, las experiencias positivas pueden afectar tanto como las negativas tu corazón; tu sistema endocrino y otros órganos y sistemas vitales:

  • Al igual que los acontecimientos felices.
  • Las circunstancias trágicas, como la muerte de un familiar, un amargo divorcio.
  • O una desgracias como quedar paralizado por una lesión en la columna.

No influyen de manera significativa en el nivel de la felicidad de una persona en el largo plazo.

Los seres humanos tenemos notable capacidad para adaptarnos a las circunstancias externas.

La resistencia emocional, la capacidad para recuperarse después de una experiencia adversa; es uno de los indicadores más confiables de quién vivirá más largo tiempo; todos experimentamos situaciones difíciles; pero la adaptabilidad es un valioso rasgo “innato” (Que no es aprendido; y pertenece a la naturaleza de un ser desde su origen o nacimiento); esta capacidad explica por qué las condiciones de vida tienen tan poco influencia en el nivel de la felicidad de una persona.

SENDERO A LA FELICIDAD. TERCER FACTOR DE LA FÓRMULA DE LA FELICIDAD: “ACTTIVIDADES VOLUNTARIAS”.

Casi el 50 por ciento de la fórmula de la felicidad depende del tercer factor; las cosas que elegimos hacer en nuestra vida cotidiana.

  • ¿Que clase de elecciones nos hacen felices?

Unas se basan en la satisfacción personal, los investigadores descubrieron que no eran las más significativas; el incremento del placer personal provocado por:

  • Comer bien.
  • Beber champaña.
  • Hacer el amor.
  • O ver una película.

Proporciona una felicidad por de unas cuantas horas o un par de días a lo mucho; la gratificación instantánea declina rápidamente; otra clase de elección promueve la expresión creativa o la felicidad de otra persona; en ambos casos se accede a un nivel más profundo del ser.

Según los investigadores:

  • Las acciones que realizamos en favor de la felicidad de los demás, son vía rápida para la felicidad duradera.
  • La expresión creativa también puede rendir resultados positivos y perdurables para la propia felicidad.

Esto es en pocas palabras, lo que las investigaciones más recientes nos dicen; sin embargo, el conocimiento de “La fórmula de la felicidad” no es garantía de una felicidad auténtica o duradera; sólo el tercer factor, las actividades voluntarias, toma en consideración la vida interior de una persona; y abre la puerta al que el Doctor Chopra considera el único lugar donde puede encontrar el secreto de la felicidad.

Debes hacer las cosas que piensas que no puedes hacer. Eleanor Roosevelt. Si no sabes como tener un negocio en Internet, yo te puedo ayudar. Trabaja con Cristina Pérez G.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.