Cristina Pérez | RECUERDA HABER VENCIDO EL MIEDO

RECUERDA HABER VENCIDO EL MIEDO

RECUERDA HABER VENCIDO EL MIEDO; “RECUERDE LAS OCASIONES EN LAS QUE LOGRÓ VENCER EL MIEDO” DEL PRINCIPIO 15, DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Recuerda; ¿Alguna vez aprendió a lanzarse a la piscina desde un tranpolín? de ser así probablemente recuerde la primera vez que avanzó hasta el borde de la tabla y miró hacia abajo; el agua se veía mucho más profunda de lo que realmente era; y considerando lo alto del tranpolín y la altura a la que estaban sus ojos; con relación al nivel de la tabla, es probable que la distancia le haya parecido muy grande; sintió miedo; pero miró a su mamá o a su papá o al instructor y dijo: “sabes me da demasiado miedo hacer esto ahora”.

Creo que voy a asistir a unas sesiones de terapia acerca de esto para poder deshacerme de mi miedo.

Volveré y ensayaré de nuevo…”? ¡No!, no lo dijo; sintió miedo, de alguna parte sacó el valor y saltó al agua; sintió miedo pero lo hizo de todos modos; cuando salió a la superficie, probablemente nadó desesperado hasta el borde de la piscina; y tomó unas bien merecidas bocanadas de aire.

En algún lugar se produjo una pequeña descarga de adrenalina, la emoción de haber sobrevivido al riesgo.

Más de saltar por el aire hasta caer en el agua; es probable que al minuto lo haya hecho de nuevo; y luego lo haya repetido una y otra vez, hasta convertirlo en algo realmente divertido; muy pronto el miedo había desaparecido por completo; y estaba cayendo como bola de cañón para salpicar a todos los amigos; y tal vez estaba aprendiendo también a tirarse de espaldas dando una vuelta en el aire… Continuación…

RECUERDA HABER VENCIDO EL MIEDO; LAS NUEVAS EXPERIENCIAS SIEMPRE DAN UN POCO DE MIEDO, AÚN ASÍ SEGUIMOS ADELANTE DE TODOS MODOS.

Recuerda haber vencido el miedo; las nuevas experiencias siempre nos darán un poco de miedo, aún así seguimos adelante.
ENFRENTANDO EL MIEDO.

Continuación… Si recuerda la experiencia de la primera vez que condujo un automóvil.

O la primera vez que besó a alguien en una cita; tiene el modelo para todo lo que le suceda en la vida; las nuevas experiencias siempre nos darán un poco de miedo; así se supone que debe de ser; así son las cosas; pero cada vez que enfrentamos el miedo y seguimos adelante de todos modos, adquirimos mucho más confianza a nuestras capacidades.

RECUERDA HABER VENCIDO EL MIEDO “REDUZCA EL NIVEL DE RIESGO”, DEL PRINCIPIO 15 “AUNQUE SIENTA MIEDO HÁGALO DE TODOS MODOS”

Anthony Robbins dice: “Si no puede, debe hacerlo y si debe hacerlo, puede”, estoy totalmente de acuerdo; son justamente aquellas cosas a las que más tememos las que nos dan el mayor sentido de liberación y crecimiento; si un miedo es tan grande que lo paraliza, reduzca el grado de riesgo; enfrente retos más pequeños y vaya avanzando poco a poco.

Si comienza su primer trabajo en ventas.

  • Llame primero a los prospectos o a los clientes a quienes piense que puede ser más fácil de venderles.

Si está pidiendo dinero para su negocio:

  • Practique en las fuentes de préstamo de las que no quisiera tomar un préstamo, de cualquier forma.

Si le asusta asumir nuevas responsabilidades en su trabajo:

  • Comience por pedir que le asignen esas partes del proyecto que a usted más le interesan.

Igualmente, si está aprendiendo un nuevo deporte.

  • Comience en los niveles más bajos; domine esas habilidades que tiene que aprender, supere sus miedos y luego acepte retos mayores.

RECUERDA HABER VENCIDO EL MIEDO; CUANDO SU MIEDO ES EN REALIDAD UNA FOBIA, DEL PRINCIPIO 15.

Algunos miedos son tan fuertes que realmente lo pueden inmovilizar; si tiene una fobia declarada, como fobia a entrar en un ascensor; ello puede inhibir (impedir) considerablemente su capacidad de alcanzar el éxito; afortunadamente hay una solución sencilla para la mayoría de las fobias:

La “cura de cinco minutos para las fobias” desarrollada por el Doctor Roger Caahan.

Es fácil de aprender, y se la pueden administrar uno mismo o también la puede administrar un profesional; Jack Canfield nos manifiesta en su libro “Los principios del éxito”; que él aprendió esa técnica en el libro y el vídeo del doctor Callahan; y la ha utilizado con éxito en sus seminarios durante más de quince años.*

El proceso utiliza un patrón simple, pero preciso, de dar pequeños golpes en distintos puntos del cuerpo.

Mientras imaginan los objetos o la experiencia que estimula su reacción fóbica; actúa de la misma manera que opera un virus en un programa de computadora; al interrumpir permanentemente el “programa”, con la secuencia de eventos que se producen en el cerebro; entre el momento de la percepción inicial, de lo que le produce miedo; (como ver una serpiente o abordar en avión) y la respuesta física (como transpiración, temblor, respiración superficial; y debilidad en las rodillas).

“CUANDO SU MIEDO ES EN REALIDAD UNA FOBIA”, DEL PRINCIPIO 15; “LA CURA DE CINCO MINUTOS ADMINISTRADA POR JACK CANFIELD”.

FOBIA A ENTRAR A UN ASCENSOR.

Manifesaciones de Jack Canfield con sus propias palabras:

En una oportunidad, en la que dirigía un seminario para vendedores de bienes raíces; una mujer confesó que tenía fobia a subir una escalera: de hecho, la había experimentado esa misma mañana, cuando le pidió al botones que le dijera cómo llegar al seminario; y él le señaló la escalera que conducía al salón; por fortuna también había un ascensor, de manera que puedo llegar sin problema; de lo contrario, habría dado media vuelta y se habría ido a su casa.

Admitió que nunca había subido al segundo piso de ninguna casa de las que había vendido.

Se hacía a la idea de que ya había estado allí, explicaba a los compradores potenciales; lo que encontrarían en el segundo piso, basándose en lo que había leído en la hoja de registro; de las características de la propiedad, y los dejaba que fueran a explorar solos el segundo piso.

Le administré la “cura de cinco minutos para las fobias”.

Y luego lleve a las cien personas que asistían al seminario a la escalera que la había petrificado esa mañana; sin vacilar, sin respiración entrecortada y sin hacer dramas, subió y bajo dos veces la escalera; es así de fácil; todas las personas de éxito que conozco; han estado dispuestas a correr el riesgo_a dar ese salto de fe_ a pesar del miedo; a veces, estaban aterrorizadas pero sabían que, a menos que actuaran, perderían la oportunidad; confiaron en su intuición y simplemente se arriesgaron.

Sabemos lo que somos, pero aún no sabemos lo que podemos llegar a ser. Wiliam Shakspeare;  Deseas tener un negocio rentable y no sabes cómo empezar; te invito a ser parte de mi equipo con un negocio en el Internet, yo te puedo ayudar a realiza tu sueño. Cristina Pérez G.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.