Cristina Pérez | HÁGALO HACERLO YA DEL PRINCIPIO 13

HÁGALO HACERLO YA DEL PRINCIPIO 13

¡HÁGALO! HACERLO YA,  DEL PRINCIPIO 13 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Hacerlo; tomar acción, actuar al momento de ya, es decir “Hágalo ya”; sin duda alguna, al hacer las cosas, se desencadenan toda clase de efectos que inevitablemente conducen al éxito, por consiguiente:

  • “Demostramos que nuestras intenciones son serías”.
  • De hecho, “Las personas se interesan y comienzan a prestar más atención”.
  • De tal manera que, “Otras personas con metas similares se nos unen”.
  • En consecuencia, “Es una de la formas para recordarnos que debemos tomar acción, actuar al tiempo de “Ya””.

Jack Canfield manifiesta con sus propias palabras respecto a este principio:

“Mi mentor, el señor W. Clement Stone, repartía broches para la solapa que decían: «Hágalo ya»;” wow una excelente idea esto del broche; por lo tanto, si de pronto siente el impulso de hacer algo, como un idea; algo que le gustaría tener y comenzar hacer, no lo piense más, tome acción y hágalo.

Ray Kroc, fundador de MacDonald’S, decía: «Son tres las claves del éxito:

  1. “Estar en el sitio correcto en el momento correcto”.
  2. Igualmente, “Saber que uno está ahí”.
  3. De igual importancia “Actuar”.

¡HÁGALO YA! HACERLO YA; DEL PRINCIPIO 13. SYLVESTER STALLONE DESPUÉS DE VER LA PELEA DE ALÍ Y WEPNER SYLVESTER DIJO: “NECESITO UN LÁPIZ” ESTA ACCIÓN RÁPIDA LE SIRVIÓ PARA CONSEGUIR SU ÉXITO.

¡HÁGALO YA! HACERLO YA; DEL PRINCIPIO 13 "HÁGALO"; SYLVESTER STALLONE DESPUÉS DE VER LA PELEA DE ALÍ Y WEPNER SYLVESTER DIJO: "NECESITO UN LÁPIZ" ESTA ACCIÓN RÁPIDA LE SIRVIÓ PARA CONSEGUIR SU ÉXITO, ESCRIBIENDO EL GUION DE TAN LAUREADA PELÍCULA "ROCKY".
HÁGALO YA, HACERLO YA DEL PRINCIPIO 13.

Hacerlo ya, o ¡hágalo ya!; como usted guste llamarlo, lo importante es actuar inmediatamente, tan pronto aparezcan  ideas por tu cabeza.

Eso es lo que hizo el famoso actor Syvester Stallone; ésta acción fue  lo que lo llevó a conseguir su éxito; esta es su historia:

El 24 de marzo de 1975, Chuck Wepner: un boxeador relativamente desconocido con un porcentaje de apuestas de treinta a uno; hizo lo que nadie creyó que pudiera hacer, resistió quince asaltos con el campeón mundial de peso pesado Muhammad Ali; de tal manera que, en el noveno asalto, alcanzó el mentón de Alí con su derecha derribándolo a la lona; de hecho, lo que dejo, escandalizados tanto a Ali como a sus fanáticos que presenciaban la pelea; Wepner estaba apenas a unos segundos de convertirse en campeón mundial de los pesos pesados; sin embargo, Ali ganó el decimoquinto round y conservó su título.

A más de mil quinientas millas de distancia, un actor que luchaba por abrirse camino, llamado Slvester Stallone, veía la pelea en su recién comprado televisor.

Aunque, antes de ver la pelea entre Ali y Wepner; Stallone había considerado la idea de escribir un guión sobre un boxeador en mala situación; y golpeado por la mala suerte, que lograba obtener un título; pensó que no era una trama factible; sin embargo, después de ver a Wepner, a quien casi nadie conocía; peleando contra el boxeador más famoso de todos los tiempos, lo único que pensaba era: necesito un lápiz.

HACERLO YA ¡HÁGALO YA! DEL PRINCIPIO 13 “HÁGALO” EL ÉXITO DE STALLONE SE DEBIÓ A QUE  TOMÓ ACCIÓN APLICÓ EL PRINCIPIO ¡HÁGALO YA!

Hacerlo ya” actuar en el momento preciso, eso fue lo que hizo Silvester Stallone; empezo a escribir esa misma noche y tres días más tarde había terminado el guion de Rocky; que luego ganó tres Oscar, incluyendo uno como la mejor película; lo que representó el lanzamiento de Stallone a su multimillonaria carrera en el cine.

DAME UNA OPORTUNIDAD DEL PRINCIPIO 13 HÁGALO YA. LA ANÉCDOTA DEL HOMBRE QUE PEDÍA A DIOS QUE LE DIESE UNA OPORTUNIDAD DE GANAR LA LOTERÍA.

Una anécdota cuenta que un hombre va a la iglesia y ora: «Dios, necesito una oportunidad; necesito ganar la lotería estatal; cuento contigo, Dios» sin ganar la lotería el hombre regresa a la Iglesia una semana después y ora de nuevo: «Dios, acerca de la lotería estatal…he sido bueno con mi esposa; he dejado de beber, he sido realmente bueno; dame una oportunidad; permite que gane la lotería»;.

Una semana después, sin haber ganado un peso, vuelve a pedir una vez más: «Dios, parece que no me estoy comunicando contigo acerca de este asunto de la lotería estatal.

He estado utilizando auto-conversación positiva, usando afirmaciones y visualizando el dinero, Dios, dame una oportunidad; que gane la lotería»; De pronto se abre el cielo y mientras una luz blanca; y una música angelical inundan la iglesia se escucha una voz profunda que dice: «Hijo mío ¡dame una oportunidad! ¡compra un billete de lotería!»

FRACASE PARA AVANZAR DEL PRINCIPIO 13 “HÁGALO YA”. FRACASAR ES LA FORMA DE APRENDER POR EL SISTEMA DE PRUEBA Y ERROR.

EL FRACASO INSTRUCTIVO ES LO QUE NOS HACE AVANZAR.

Muchas personas se abstienen de actuar por miedo al fracaso.

Sin embargo, quienes logran el éxito; por otra parte, se dan cuenta de que el fracaso es solo una forma de aprender; por el sistema de prueba y error; por consiguiente, no solo hay que dejar de tenerle temor al fracaso; sino que hay que estar dispuestos a fracasar, inclusive ansiosos de fracasar; este fracaso instructivo es lo que llamo «el fracaso que nos hace avanzar»; comience, equivóquese, preste atención a la retroalimentación, corrija y siga adelante tras su meta.

Cada experiencia le brindará información más útil que podrá poner en práctica la próxima vez.

Este principio tal vez se demuestre de forma más convincente en el campo de la iniciación de nuevos negocios; por ejemplo:

  • Los capitalistas de riesgo saben que la mayoría de los negocios fracasan; pero en la industria de capital de riesgo, se empieza a ver una nueva estadística.

Si el empresario fundador tiene cincuenta y cinco años o más, el negocio tiene una probabilidad de setenta y tres por ciento o más de sobrevivir.

De hecho, estos empresarios mayores ya han aprendido de sus errores.

Tienen una mejor tasa de riesgo porque, después de toda una vida de estar aprendiendo de sus errores:

  • En consecuencia, “Han desarrollado una base de conocimientos”.
  • Igualmente, “Un conjunto de destrezas”
  • Además, “Una confianza en si mismos que les permite superar los obstáculos para alcanzar el éxito”.

Nunca podemos aprender menos; solo podemos aprender más, la razón por la cual se tantas cosas es que he cometido muchos errores. Buckminster Fuller Matemático y filósofo que nunca tuvo un título universitarios pero recibió cuarenta y seis doctorados honorarios.

Tu puedes aprender el Marketing Online o algo que te guste,  no necesitas título universitario para aprender; lo que necesitas es comenzar y “hacerlo ya” y logra tu sueño; trabaja con Cristina Pérez yo te ayudaré a conseguir tu éxito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.