Cristina Pérez | QUE PASA SI NO VEO NADA AL VISUALIZAR

QUE PASA SI NO VEO NADA AL VISUALIZAR

QUE PASA SI NO VEO NADA AL VISUALIZAR, DEL PRINCIPIO 11 “VISUALICE LO QUE QUIERE Y OBTENGA LO QUE VE”; DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Que pasa; Algunos son lo que los psicólogos llaman visualizadores eidéticos, cuando cierran los ojos lo ven todo en imágenes: brillantes, nítidas, tridimensionales y a todo color, sin embargo la mayoría somos visualizadores no eidéticos; esto significa que realmente no vemos una imagen, solo la pensamos; eso está muy bien; seguirá teniendo la misma efectividad; practique dos veces al día el ejercicio de la visualización; para imaginar sus metas como si ya las hubiera logrado y obtenido los mismos beneficios; que las personas que sostienen que realmente ven la imagen.

QUE PASA SI NO VEO NADA AL VISUALIZAR; DEL PRINCIPIO 11 “VISUALICE LO QUE QUIERE Y OBTENGA LO QUE VE” UTILICE IMÁGENES IMPRESAS COMO AYUDA.

QUE PASA SI NO VEO NADA AL VISUALIZAR; Si no ve nada al visualizar no se preocupe la mayoría somos visualizadores no eidéticos haga el ejercicio de la visualización para imaginar sus metas como si ya las hubiera logrado.
QUE PASA SI NO VEO NADA AL VISUALIZAR. 

¿Qué pasa si no ve ninguna imagen?

Si no ve ninguna imagen no se preocupe, como se dijo al principio: da la misma efectividad ver o no ver las imágenes de lo que desea o su meta; solo practique este principio dos veces al día, además si tiene problemas en visualizar sus metas:

  • Utilice pinturas,
  • Imágenes,
  • Y símbolos que coleccione.

En cualquier caso, para mantener su conciencia y su subconsciente enfocados en su meta.

Por ejemplo: si una de sus metas en ser dueño de un nuevo Lexus LS 600.

  • Debe de ir con su cámara fotográfica a la agencia Lexus de su localidad y pedir a un vendedor: que le tome una fotografía sentado tras el volante del automóvil.
  • Si su meta es viajar a París, busque un póster de la Torre Eiffel; recorte una fotografía suya de cuerpo entero y ponga su imagen en la base de la Torre Eiffel; como si se tratara de una fotografía suya tomada en París.

Jack Canfield, el autor del libro los Principios del éxito, manifiesta: que hace unos años hizo esto con una fotografía de la Casa de Ópera en Sydney; y en un término de un año se encontró allí en Australia, frente a ese lugar.

Si su meta es convertirse en millonario:

Puede girarse un cheque por un millón de dólares; o hacer un extracto bancario donde su cuenta o su portafolio de acciones muestran saldo de un millón de dólares.

Otro ejemplo lo tenemos el de Martk Victor Hansen y Canfield.

Ellos crearon una imitación de la lista de best sellers del New York Times: con el original de Sopa de pollo para el alma en el primer lugar; en el término de quince meses, ese sueño se hizo realidad; cuatro años después, lograron un récord en el Libro Guinness por tener: siete libros simultáneamente en la lista de best sellers del New York Times.

UTILICE CARTELERAS DE METAS, DEL PRINCIPIO 11 “QUE PASA SI NO VEO NADA AL VISUALIZAR”.

LAS CARTELERAS DE METAS SON MUY ÚTILES PARA VISUALIZAR LO QUE DESEA LOGRAR.

Una vez que haya creado esas imágenes.

Puede colocarlas —una por página— en un cuaderno de tres anillos, para repasarlo los días; también puede hacer un tablero; o un mapa del tesoro —un collage de todas las imágenes pegadas en una cartelera, en la pared; o en la puerta del refrigerador— en algún lugar donde ver todos los días.

Cuando la NASA estaba desarrollando el proyecto de llevar un hombre a la luna:

Pusieron una enorme fotografía de la luna que cubría del piso al techo toda la pared del salón principal; todos tenían muy claro la meta y la lograron ¡dos años de la fecha prevista!

LAS CARTELERAS Y LOS ÁLBUMES DE METAS HICIERON REALIDAD SUS SUEÑOS.

En 1995, John Assaraf elaboró una cartelera con su visión.

Y la colgó en la pared de su estudio en su casa; cada vez que veía alguna cosa que deseaba o un viaje que quería hacer: conseguía una fotografía de ese deseo y la pegaba en la cartelera; luego se visualizaba ya disfrutando del objeto que deseaba.

En Mayo del año 2000, John Assaraf, apenas una semanas después de haberse mudado a su nueva casa en California.

Se encontraba sentado en su oficina una mañana cuando su hijo de cinco años, Keenan entró y  se sentó; sobre un par de cajas que había estado guardadas durante cuatro años; Keenan pregunto a su padre qué había en las cajas; cuando John le dijo que esas cajas contenían las carteleras de sus visiones, Keenan le contestó: «¿Las qué de tus visiones?» John abrió una de las cajas y le mostró a Keenan una de las carteleras con sus visiones; viendo la primera, John sonrió; tenía imágenes de un auto mercedes deportivo, un reloj y otros artículos, todos lo cuales ya había obtenido desde entonces.. Continúa…

Continúa la historia de John.. Sin embargo cuando sacó la segunda cartelera, comenzó a llorar; ¡Ahí estaba la fotografía de la casa que acaba de comprar.

¡La casa donde ahora vivía! no una casa similar, sino ¡la misma casa! la casa de 7.000 pies cuadrados construida en un lote de seis acres, con paisajes espectaculares; con un área de 3.000 pies cuadrados con una habitación para huéspedes y una oficina; además, una cancha de tenis y 320 naranjos; su nuevo hogar era justamente la casa que había visto en una fotografía que había recortado de la revista Dream Homes (Casas de ensueños) cuatro años antes.

La imaginación lo es todo; es el avance de los primeros estrenos de la vida. Albert Einstein.. Te invito a que aprendas el Marketing Online; en estos días es indispensable una educación Online,  y negocio en el Internet, es la mejor opción para lograr el éxito. Trabaja con  Cristina Pérez G.

 

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.