Cristina Pérez | ACABEMOS CON LA TIRANÍA DE LOS SENTIDOS.

ACABEMOS CON LA TIRANÍA DE LOS SENTIDOS.

LOS SENTIDOS: ACABEMOS CON LA TIRANÍA DE LOS SENTIDOS.

Los sentidos; ¿por qué algo como real? porque podemos verlo y tocarlo; todo mundo tiene un prejuicio en favor de las cosas que son renconfortantemente tridimensionales; tal como nos informan nuestros cinco sentidos.

  • La vista.
  • El oído.
  • Igualmente, tacto.
  • Del mismo modo, gusto y el olfato.

Sirven para reforzar el mismo mensaje: las cosas son lo que parecen, según esta realidad; la Tierra es plana, el suelo se mantiene estacionario bajo tus pies, el sol se eleva por el este y se pone por el oeste, todo porque así lo parece a los sentidos.

Estos echos fueron inmutables todo el tiempo que se aceptó sin cuestionamiento a los cinco sentidos.

Pero en realidad esto no es así, como parece, acabemos con la tiranía de los sentidos: Deepak Chopra, en su libro “Cuerpos sin edad mentes sin tiempo”, el nos muestra como funciona nuestro cuerpo,  nos hace ver,  que no lo que vemos o tocamos, no siempre es cierto, el porque nos envejecemos y como podemos agregar más años a nuestra vida.

LOS SENTIDOS: ACABEMOS CON LA TIRANÍA DE LOS SENTIDOS; VEMOS Y TOCAMOS COSAS Y EXPERIMENTAMOS LOS HECHOS COMO SI OCURRIERAN; EINSTEIN Y SUS COLEGAS PUDIERON RETIRAR ESTA MÁSCARA DE APARIENCIAS.

LOS SENTIDOS: ACABEMOS CON LA TIRANÍA DE LOS SENTIDOS; VEMOS Y TOCAMOS COSAS Y EXPERIMENTAMOS LOS HECHOS COMO SI OCURRIERAN; EINSTEIN Y SUS COLEGAS PUDIERON RETIRAR ESTA MÁSCARA DE APARIENCIAS; CADA PARTÍCULA DEL UNIVERSO RESULTO SER UN MANOJO DE ENERGÍA QUE VIBRABA EN UN INMENSO VACÍO
ACABEMOS CON LA TIRANÍA DE LOS SENTIDOS.

Los sentidos.

Einstein comprendió que el tiempo y el espacio también son productos de nuestros cinco sentidos; vemos y tocamos cosas que ocupan tres dimensiones y experimentamos los hechos como si ocurrieran en orden de secuencia; sin embargo, Einstein y sus colegas pudieron retirar esta máscara de apariencias; reacomodaron el tiempo y el espacio en una nueva geometría que no tenía principio ni fin, bordes ni solidez.

Cada partícula sólida del universo resultó ser un fantasmal manojo de energía que vibraba en un inmenso vacío.

El antiguo modelo de espacio-tiempo quedó hecho trizas, reemplazado por un atemporal y fluyente campo de transformación constante; este campo cuántico no está separado de nosotros: es nosotros; allí donde va la Naturaleza para crear estrellas, galaxias, quarks (partícula elemental) y leptones; tú y yo vamos para crearnos a nosotros mismos; la gran ventaja de esta nueva visión del mundo es su inmensa creatividad.

LOS SENTIDOS; ACABEMOS CON LA TIRANÍA DE LOS SENTIDOS;  EL CUERPO HUMANO COMO TODO LO DEMÁS EN EL COSMOS, ES CONSTANTEMENTE HECHO DE NUEVO A CADA SEGUNDO.

  • Los sentidos: aunque tus sentidos informen que habitas en un cuerpo sólido en el tiempo y el espacio, ésta es sólo la capa más superficial de la realidad; tu cuerpo es algo mucho más milagroso: De hecho es, un organismo fluyente.
  • Potenciado por millones de años de inteligencia, ésta inteligencia está dedicada a supervisar el cambio constante que tiene lugar dentro de ti.
  • Cada célula es una terminal en miniatura conectada al ordenador cósmico.

Desde esta perspectiva, apenas parece posible que los seres humanos pudieran envejecer.

Por débil e indefenso que parezca un bebe recién nacido.

Tiene una estupenda defensa contra los estragos del tiempo; si el bebé pudiera conservar su estado de inmunidad casi invulnerable, todos viviríamos por lo menos doscientos años; según calculan lo fisiólogos; si el bebé pudiera conservar sus relucientes arterias, flexibles como la seda; el colesterol no hallaría dónde alojarse, y las enfermedades cardíacas serían desconocidas.

COMPORTAMIENTO DE LAS CÉLULAS DE UN RECIÉN NACIDO; EN TODO SER HUMANO EL CAMPO DE LA ENERGÍA E INFORMACIÓN UNIVERSAL NUNCA DEJA DE TRANSFORMARSE.

Cada una de los cincuenta billones de células de un recién nacido es límpida como una gota de lluvia; sin rastros de desechos tóxicos; esas células no tienen motivo para envejecer, porque dentro de ellas; nada ha comenzado a desordenar su perfecto funcionamiento, sin embargo, las células de del bebé no son nuevas, en realidad: los átomos que contienen han estado circulando por el cosmos durante miles de millones de años; pero el bebé es nuevo gracias a una inteligencia invisible que se ha unido: para modelar una forma de vida única; el campo atemporal ha inventado un nuevo paso de baile: los ritmos palpitantes de un cuerpo recién nacido.

El envejecimiento es una máscara de la pérdida de esta inteligencia.

La física cuántica nos dice que no hay final para la danza cósmica: el campo de energía e información universal nunca deja de transformarse, tornándose nuevo a cada instante; nuestros cuerpos obedecen a ese mismo impulso creativo; a cada segundo, en cada célula se producen aproximadamente seis billones de reacciones; si alguna vez se detuviera esa corriente de transformación, tus células caerían en el desorden que es sinónimo de envejecimiento.

NOSOTROS, COMO SERES HUMANOS PODEMOS RENOVARNOS, A FIN DE MANTENER LA VIDA, TU CUERPO DEBE VIVIR EN LAS ALAS DEL CAMBIO.

ALLÍ DONDE VA LA NATURALEZA, PARA CREAR ESTRELLAS, GALAXIAS, QUARKS Y LEPTONES.

El pan de ayer se vuelve rancio porque está allí, presa de la humedad, los hongos, la oxidación; y varios procesos químicos destructivos.

Un barranco de tiza se desmorona con el tiempo porque el tiempo y la lluvia lo castigan, sin que el tenga poder para reconstruirse; nuestros cuerpos también soportan el proceso de oxidación y el ataque de hongos; y gérmenes diversos están expuestos al mismo viento, a la misma lluvia.

Pero nosotros a diferencia de la hogaza de pan o el barranco de tiza, podemos renovarnos.

De hecho, nuestros huesos no se limitan a acumular calcio como la tiza: lo hacen circular; constantemente entran a nuestros huesos nuevos átomos de calcio: que vuelven a salir para convertirse en parte de la sangre, la piel u otras células; según lo exijan las necesidades del cuerpo;.

A fin de mantener la vida, tu cuerpo debe vivir las alas del cambio.

En este momento exhalas átomos de hidrógeno, oxígeno, carbono y nitrógeno que, apenas un instante antes, estaban encerrados en materia sólida.

Tu estómago, también, hígado, el corazón los pulmones y el cerebro van desapareciendo en el aire; reemplazados tan rápida e incesantemente como se descomponen, de hecho:

  • La piel se renueva una vez al mes.
  • El recubrimiento del estómago, cada cinco días.
  • DE la misma manera, hígado cada seis semanas.
  • Del mismo modo, esqueleto cada tres meses.

A simple vista estos órganos parecen iguales en cada momento, pero están en flujo permanente, hacia finales de este año, el 98% de los átomos de tu cuerpo habrán sido cambiados por otros nuevos.

UNA ENORME PROPORCIÓN DE ESTE CAMBIO INCESANTE EN NUESTRO CUERPO OBRA EN NUESTRO BENEFICIO.

Sólo una enzima entre millones, reacciona con un aminoácido de un modo que no alcance la perfección; apenas una neurona entre miles de millones, efectúa una mala descarga; en una hebra de ácido desoxirribonucleico, codificada con millones y más millones de informaciones genéticas; sólo puede dejar de repararse correctamente cuando se produce un daño; estos raros errores son imperceptibles y uno piensa que no tiene mucha importancia.

El cuerpo humano es como un gran actor shakespeariano:

Capaz de representar mil veces a Hamlet y vacilar en una sola sílaba; pero las grietas invisibles en la perfección del cuerpo tienen su importancia; sí; la precisión de nuestras células va fallando en lenta proporción, lo siempre nuevo se torna levemente menos nuevo; y envejecemos.

La manera más fácil de conseguir lo que quieres, es ayudar a otros a obtener lo que quieren; Si deseas tener éxito en tu negocio o trabajo y tener tu Web personalizada donde puedas desarrollar tu marca personal; y promocionar tu negocio o productos, yo te puedo ayudar a conseguir lo que desees además tu éxito. Cristina Pérez G.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.