Cristina Pérez | FRENO; QUITE EL FRENO PRINCIPIO 10

FRENO; QUITE EL FRENO PRINCIPIO 10

QUITE EL FRENO PRINCIPIO 10 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIEL.

Freno; quite el freno es una forma de decir, que quite de tu mente todas las cosas negativas; ¿Alguna vez ha estado conduciendo su automóvil; y súbitamente se ha dado cuenta de que no quitó el freno de emergencia? ¿hundió más el acelerador para superar la acción de freno? No, claro que no; simplemente quitó el freno…y, sin ningún esfuerzo, comenzó a avanzar más rápido.

De hecho, muchos van por la vida con el freno puesto de emergencia psicológico puesto.

Se aferran a las imágenes negativas que tienen de ellos mismos; o sufren los efectos mentales y emocionales de duras experiencias que aún no han podido superar; estas personas permanecen dentro de una zona de confort, que ellos mismos se han creado; tienen ideas erróneas sobre la realidad o sentimientos de culpa y falta de confianza en si mismos; además, cuando intentan alcanzar sus metas— por mucho que se esfuercen—: las imágenes negativas y las zonas de confort pre-programadas siempre terminan anulando sus buenas intenciones.

FRENO; QUITE EL FRENO PRINCIPIO 10, “ES MUCHO MÁS FÁCIL QUITAR EL FRENO” LIBERARSE DE SUS CREENCIAS LIMITANTES, CAMBIAR SU AUTOESTIMA Y LIBERARSE DE EMOCIONES NEGATIVAS.

FRENO; QUITE EL FRENO PRINCIPIO 10, "ES MUCHO MÁS FÁCIL QUITAR EL FRENO" LIBERARSE DE SUS CREENCIAS LIMITANTES, CAMBIAR SU AUTOESTIMA Y LIBERARSE DE EMOCIONES NEGATIVAS.
QUITE EL FRENO PRINCIPIO 10.

Quitar el freno para quienes triunfan en la vida.

Han descubierto que en lugar de utilizar una mayor fuerza de voluntad, como el motor, para impulsar su éxito; para ellos, es mucho más fácil «quitar el freno,» liberarse de sus creencias que los limitan a cambiar su autoimagen; y además, liberarse de emociones negativas como:

  • “El temor”,
  • Del mismo modo “resentimiento”,
  • Igualmente “La ira”.
  • De la misma manera “culpa”.
  • Y vergüenza.

“SALGA DE SU ZONA DE CONFORT”, DEL PRINCIPIO 10 “QUITE EL FRENO”.

Considere su zona de confort como una prisión en la que vive; una prisión que, en gran medida, usted mismo se ha creado.

Consiste en una serie de:

  • Primeramente el “No puedo”.
  • También “Debo”.
  • “No debo”.
  • Y otros “conceptos infundados”.

Producto de los pensamientos y decisiones negativas que ha acumulado y fomentado a lo largo de la vida; tal vez haya sido inclusive entrenado a: “autolimitarse”.

“NO SEA TAN TONTO COMO UN ELEFANTE”, DEL PRINCIPIO 10 “QUITE EL FRENO”.

A un elefante bebé lo entrenan desde que nace, a permanecer confinado en un espacio muy pequeño; su entrenador, lo amarra de una pata con un lazo a una estaca enterrada profundamente en el suelo; así, el bebé elefante queda confinado a un área determinada por la longitud del lazo; que será la zona de conforte del elefante; aunque inicialmente el bebé elefante intenta romper el lazo, este es demasiado fuerte; por lo que al fin aprende que no lo puede romper; aprende a permanecer dentro del área, definida por la longitud del lazo.

Cuando el elefante crece, hasta convertirse en un coloso de cinco toneladas, que fácilmente podría reventar el lazo.

De hecho, ni siquiera lo intenta, porque de pequeño aprendió que no lo podía romper; así, el elefante más grande, puede permanecer confinado por el lazo más delgado, que uno pueda imaginar; tal vez eso lo describa también a usted, aún atrapado dentro de una zona de confort; por algo tan insignificante y débil como el delgado lazo y la estaca que controlan al elefante; excepto que su lazo está hecho de conceptos e imágenes limitantes que usted recibió y asimiló desde joven; si esa situación lo describe, las buenas noticias son, de tal manera que usted, puede cambiar su zona de confort.

TRES FORMAS DE CÓMO CAMBIAR SU ZONA DE CONFORT.

  1. Puede utilizar afirmaciones y autoargumentos positivos para reafirmar que ya tiene lo que quiere; ya está haciendo lo que desea y además es lo que usted quiere ser.
  2. Igualmente crear nuevas imágenes internas poderosas y atractivas en cuanto a tener, hacer, y ser lo que quiere.
  3. También utilizar la revolucionaria técnica llamada «Tapping» (técnica de liberación emocional basada en la dígitopuntura).
  4. De la misma manera,  sencillamente, cambiar su comportamiento.

Todos estos cuatro enfoques harán que cambie su antigua zona de confort.

¡DEJE DE REVIVIR UNA Y OTRA VEZ LA MISMA EXPERIENCIA! DEL PRINCIPIO 10 QUITE EL FRENO. 

ESPIRAL DESCENDENTE.

Un concepto importante que entienden quienes alcanzan el éxito, es que uno nunca queda estancado.

Lo que sucede es que, si se sigue pensando, igualmente creyendo, también, diciendo; y de la misma manera, haciendo lo mismo, se revive una y otra vez la misma experiencia; por esta razón, con demasiada frecuencia, nos quedamos estancados en un interminable círculo vicioso de comportamientos reiterativos; que nos mantienen atrapados en una constante espiral descendente.

Nuestros pensamientos limitantes crean imágenes mentales que controlan nuestro comportamiento: y esto, a su vez, refuerza los pensamientos limitantes.

Imagine pensar que va a olvidar sus líneas cuando tenga que hacer una presentación en su trabajo; ese pensamiento estimula la imagen de verse olvidado uno de los puntos clave de su presentación; esa imagen crea una experiencia:

  • De temor, el miedo nubla su mente, le hace olvidar uno de sus puntos clave; y esto refuerza su diálogo interno que le dice que no es capaz de hablar en público; ¿Lo ven?, sabía que iba olvidar lo que debía decir; no puedo hablar en público.

DEJE DE QUEJARSE Y CAMBIE ESTE CICLO; PREOCÚPESE EN CAMBIO, PENSAR HABLAR Y ESCRIBIR ACERCA DE LA REALIDAD QUE DESEA CREAR.

Mientras siga quejándose de sus circunstancias actuales, su mente se centrará en ellas; pensar y escribir constantemente acerca de cómo están las cosas; refuerza esas vías neurales de su cerebro que lo llevarán a donde se encuentra ahora; y está enviando constantemente esas mismas vibraciones que seguirán atrayendo a las mismas personas; y las mismas circunstancias que usted ya ha creado; para cambiar este ciclo, debe preocuparse, en cambio, pensar, hablar y escribir acerca de la realidad que desea crear; debe inundar su inconsciente de pensamientos e imágenes de esta nueva realidad.

El propósito de la vida no es ganar, el propósito de la vida, es crecer y competir. si tienes el propósito de tener un negocio propio rentables, yo te puedo ayudar a conseguir tu negocio y además tu éxito. Cristina Pérez G.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.