Cristina Pérez | REPUTACIÓN DE UNA PERSONA CON CLASE

REPUTACIÓN DE UNA PERSONA CON CLASE

CÓMO ADQUIRIR LA REPUTACIÓN DE UNA PERSONA CON CLASE.

Reputación. De acuerdo al libro “Los principios del éxito” de Jack Canfield tenemos la respuesta en el principio 55,  Jack  nos explica con sus propias palabras:

Cuando se habla del exentrenador de básquetbol John Wooden de la UCLA, quien ganó diez campeonatos de la NCAA; en un periodo de doce años, todos concuerdan en que es una persona con clase. John ha adquirido esa reputación porque, francamente, actúa como tal:

  • De hecho, “se toma el tiempo de ocuparse de los demás”.
  • Además, “se comporta de forma que mejora y amplía siempre su mundo”.
  • En consecuencia, “da a cada uno la impresión de ser «alguien especial y que realmente cuenta»”… Continuación…

CÓMO ADQUIRIR LA REPUTACIÓN DE UNA PERSONA CON CLASE DEL PRINCIPIO 55 DE JACK CANFIELD. 

REPUTACIÓN DE UNA PERSONA CON CLASE. Un ejemplo lo tenemos en John Wooden exentrenador de básquetbol, de la UCLA, Se toma el tiempo de ocuparse de los demás, se comporta de forma que mejora y amplia siempre el mundo entre otros.
REPUTACIÓN DE UNA PERSONA CON CLASE.

Continuación… Uno de los aspectos más difíciles del trabajo de entrenador es hacer la selección final; especialmente, decidir quién queda en el equipo y quién no.

  • Basicamente, la mayoría de los entrenadores se limita a elaborar una lista y ponerla en una cartelera en el gimnasio. Los jugadores fueron o no fueron elegidos.

Con Wooden era diferente. Como manifestación de su profundo respeto y amor por las personas, en lugar de limitarse a poner una lista en un tablero o en la pared:

  • De hecho, el entrenador Wooden se reunía con cada uno de los jugadores, y les decía qué otros deportes; creía él que serían más convenientes para lograr el éxito en UCLA. 
  • También, compartía con ellos su opinión sobre lo que veía como sus puntos fuertes, analizaba sus puntos débiles y; basado en su fortalezas, identificaba lo que podría hacer para mejorar su vida profesional en el atletismo.  
  • Además, se tomaba el tiempo para detectar sus fortalezas y reforzar su autoestima, y motivaba a los futuros atletas; en lugar de dejarlos emocionalmente devastados.

Basta decidirse a vivir de acuerdo con un conjunto de normas de alto nivel; para que las personas respondan con entusiasmo hacia usted. Muy pronto verá las reacciones que produce: «¡Ah!, esa es una persona con la que quisiera tener una amistad, hacer negocios, tener alguna relación». 

Alguien que haya alcanzado el éxito será consciente de la responsabilidad que tiene en su automotivación. Comienza por él mismo porque es él quien tiene la llave que pone en marcha su motor. – Kemmons Wilson.  ¿No has logrado alcanzar tu éxito? Con gusto te puedo ayudar a lograr tu sueño.  Cristina Pérez Gonzalez. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.