Cristina Pérez | MUÉSTRESE INTERESADO MÁS QUE INTERESANTE

MUÉSTRESE INTERESADO MÁS QUE INTERESANTE

MUÉSTRESE INTERESADO MÁS QUE INTERESANTE DEL PRINCIPIO 48 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Interesado. Seguido del principio 48 que dice “Esté aquí ahora” Jack nos brinda este otro principio; de que nos mostremos interesados más que interesantes. Yo creo está claro el mensaje. Veamos que trae consigo este interesante principio.

MANIFESTACIONES DE JACK CANFIELD CON SUS PROPIAS PALABRAS. 

Muéstrese interesado, más que interesante. Las mejores formas de establecer una relación y ganarse a los demás es mostrar verdadero interés en ellas.
MUÉSTRESE INTERESADO MÁS QUE INTERESANTE.

Otra razón por la cual las personas no escuchan con atención se debe a que se preocupan demasiado; porque las consideren interesantes en vez e mostrarse interesadas en lo que dice su interlocutor. Creen que el camino al éxito es el de hablar sin parar; haciendo alarde de su experiencias o inteligencia con sus frases y comentarios.

  • Verdaderamente, la mejor forma de establecer una relación y ganarse a los demás es mostrar verdadero interés en ellos; escucharlos con atención y verdadero deseo de conocerlos.
  • Sin duda alguna, cuando quien nos habla se da cuenta de que nos interesamos por saber cómo y qué siente; se abrirá y estará más dispuesto a compartir más pronto con nosotros sus verdaderos sentimientos.

MUÉSTRESE INTERESADO MÁS QUE INTERESANTE. “ESFUÉRCESE POR DESARROLLAR UNA ACTITUD DE CURIOSIDAD”.

La mejor forma de establecer una relación y ganarse a los demás es:

  • Primeramente, “muestre curiosidad por los demás, por lo que sienten, y piensan”.
  • Además, “por su forma de ver el mundo”.
  • También por lo ¿qué esperan, sueñan y temen?
  • Igualmente, ¿cuáles son sus aspiraciones?
  • De igual importancia ¿cuáles son los obstáculos que enfrentan en sus vidas?

Por consiguiente, si quiere que las personas cooperen con usted, que lo encuentren agradable, que sean sinceras:

  • Primeramente “debe mostrarse interesado…en ellas.
  • En vez de centrarse en usted, “comience por centrarse en los demás”.
  • De igual importancia,  “fíjese en lo que los hace felices o infelices”.

Sin duda alguna, cuando piense más en los demás que en usted, sentirá menos estrés.

  • También, “podrá actuar y responder de  forma más inteligente”. 
  • Igualmente, “aumentará su nivel de producción y gozará más”.
  • Sin duda alguna, “cuando se habitúe a mostrarse interesado en los demás; observará que las personas responderán a su interés por ellas”.
  •  Ademas, “buscarán su compañía“.
  • En consecuencia, “su popularidad aumentará”. 

MUÉSTRESE INTERESADO MÁS QUE INTERESANTE. DEL PRINCIPIO 48 “UNA PREGUNTA PODEROSA”.

Durante el año que asistí al «Strategic Coach Programa»* [Programa de capacitadores estratégicos] de Dan Sullivan; aprendí acerca de una de las herramientas de comunicación más poderosas que he  conocido. Es una de la formas más efectivas de establecer contacto con alguien; y crear un sentimiento de reciprocidad con la otra persona. Lo he utilizado tanto en el campo de los negocios, como en mi vida personal. Se trata de un conjunto de cuatro preguntas. 

  1. Si nos encontramos de nuevo en tres años; ¿qué debería haber ocurrido en su vida para que usted estuviera satisfecho con su progreso?
  2. ¿Cuáles son los principales riesgos que tendrá que enfrentar y resolver para lograr ese progreso?
  3. Cuáles serán las mayores oportunidades en las que tendrá que concentrarse y saber aprovechar para lograrlo?
  4. Qué fortalezas tendrá que reforzar y maximizar, y que destrezas y recursos tendrá que desarrollar; que no tenga ahora, para poder aprovechar esas oportunidades? Continuación…

MUÉSTRESE INTERESADO MÁS QUE INTERESANTE. CONTINUACIÓN DEL EL PRINCIPIO “UNA PREGUNTA PODEROSA”.

Casi una semana después de conocer estas preguntas, me reuní con mi hermana Kim; que es coautora de todos nuestros libros de Sopa de pollo para el alma del adolescente. No me pareció que tuviéramos una buena conexión entre los dos. Así que decidí probar las preguntas que había aprendido y luego escuchar atentamente.

Cuando le hice la primera pregunta fue como si, por arte de magia, hubiera logrado abrir una puerta; que hasta entonces había estado cerrada con llave:

Comenzó a contarme todas sus esperanzas y todos sus sueños para el futuro. Pienso que debió hablar al menos por treinta minutos sin parar. Luego le hice la segunda pregunta. Esta vez su respuesta duró quince minutos. Yo no dije una sola palabra. Luego le hice las otras dos preguntas. Terminó de hablar como una hora después. Tenía una sonrisa de oreja a oreja y se veía excepcionalmente calmada y relajada. Me sonrió y me dijo:

  • «Es la mejor conversación que he tenido en mi vida. Siento que aclaré mis ideas y logré enfocarlas mejor. Sé exactamente lo que debo hacer ahora.  Gracias». Continuación…

CONTINUACIÓN DE EL PRINCIPIO “UNA PREGUNTA PODEROSA”.

Fue sorprendente. Yo no había dicho nada, con excepción de las cuatro preguntas.

  • Sin duda alguna, ella misma se había internado en su proceso de aclaraciones basado en lo que le pregunté.
  • De tal manera, era evidente que no se lo habían planteado antes; y que hacerlo conmigo le había permitido aclarar mucha cosas y tranquilizarse.
  • En consecuencia, me sentí muy conectado con mi hermana y ella conmigo.

Creo que hasta entonces mi tendencia había sido, hasta cierto punto, indicarle lo que yo pensaba que debía hacer; e interrumpir su propio proceso de autodescubrimiento, al no escuchar lo que ella tenía que decir.. Continuación…

CONTINUACIÓN CON LA HISTORIA DE JACK. “UNA PREGUNTA PODEROSA”.

Desde entonces he utilizado esas preguntas:

  • Con mi “esposa”.
  • de la misma manera, “mis hijos”.
  • Igualmente, “mi personal”.
  • Con los cliente de mi empresa”.
  • De igual importancia, “a los que asesoro”.
  • También, “ con los participantes potenciales de mis seminarios”.
  • Y, “varios socios de negocios potenciales”.

De hecho, los resultados son siempre mágicos.

MUÉSTRESE INTERESADO MÁS QUE INTERESANTE. DEL PRINCIPIO 48 “AHORA ES SU TURNO”.

  • Antes que nada, tómese el tiempo de anotar hoy mismo esas cuatro preguntas; por ejemplo: en un tarjeta o en su teléfono inteligente o su tableta, y llévelas consigo.
  • Practique todos los días preguntándoselas a alguien durante el almuerzo o la comida. 
  • Comience con sus amigos y también con los miembros de su familia. 

Verdaderamente, se sorprenderá de todo lo que aprenderá y cómo se estrecharán sus relaciones con ellos. 

Utilice estas preguntas con todos los clientes o colegas de negocios potenciales.

Cuando obtenga las respuestas, sabrá si hay o no una base para establecer una relación comercial:

  • Primeramente, sabrá si sus productos y servicios le pueden ayudar o no a alcanzar sus metas.

Si encuentra alguna persona que no esté dispuesta a responder:

  • Sin duda alguna, “no será alguien con quien le convenga hacer negocios, porque o no conoce su futuro o no le puede prever, lo que hará que sea más difícil ayudarle, o no desea responder”. 

Lo que significa que no hay confianza y, por lo tanto, no hay bases para establecer una relación. 

Una última sugerencia:

Asegúrese de realizar el mismo proceso usted mismo. Plantéese estas cuatro preguntas, ya sea solo, escribiendo las respuestas, o verbalmente en compañía de un amigo; o un compañero del grupo de mentes maestras. Verdaderamente, en un ejercicio muy útil.

Trabajar duro por algo que nos interesa se llama estrés, trabajar duro por algo que amamos se llama pasión… Si deses tener un cambio en tu vida y lograr tu éxito. trabaja con Cristina Pérez G. yo te ayudare a lograr tu deseo, trabajando ambos, con mucho amor y pasión.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.