Cristina Pérez | FÓRMULA PARA TENER CONVERSACIONES CRUCIALES.

FÓRMULA PARA TENER CONVERSACIONES CRUCIALES.

UNA FÓRMULA PARA TENER CONVERSACIONES CRUCIALES, DEL PRINCIPIO 50 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD. 

Fórmula. Canfield con su gran sabiduría nos brinda este principio arriba citado; ahora prosigamos con lo que dice Canfield respecto a esa e interesante y beneficiosa fórmula.

Manifestaciones de Jack canfield con sus propias palabras:

Las “conversaciones” como la que sostuvo Marilyn Tam con Phil Knight (las puedes ver haciendo click en lo azul. “No hay momento perfecto para decir la verdad”).

  • Son sin duda, “conversaciones incómodas y difíciles”.

Sin embargo, las personas que dominan el arte de esas conversaciones difíciles, aunque cruciales, son las que más avanzan en sus carreras.

  • Verdaderamente, si usted necesita tener una conversación importante, de aquellas en las que hay mucha emotividad; y las opiniones varían fuertemente… Continuación…

CONTINUACIÓN DEL PRINCIPIO, “UNA FÓRMULA PARA TENER CONVERSACIONES CRUCIALES”.

FÓRMULA PARA TENER CONVERSACIONES CRUCIALES. Las conversaciones cruciales son sin duda alguna, incómodas y difíciles, pero las personas que dominan el arte de esas conversaciones aunque cruciales son las que más avanzan en sus carreras.
FÓRMULA PARA TENER CONVERSACIONES CRUCIALES

Hay algunas pautas que pueden ayudarle:

  • La primera de ellas, es dejar de asustarse a sí mismo antes de la conversación; magnificando los hechos reales en algo verdaderamente aterrador.
  • De hecho, la mayoría de las personas presuponen lo que va hacer la otra parte cuando se entere del asunto.

Este proceso de contarnos una historia a nosotros mismos y de añadir sentimientos a lo que ha ocurrido:

  • Básicamente, tarda apenas unos nanosegundos. (Nanosegundo definición: 1 m. Medida de tiempo equivalente a la milmillonésima parte del segundo)

Si necesita tener una conversación crucial, pero se detiene usted mismo diciendo: 

  • Tengo miedo a cómo reaccionará él o ella o No se cómo empezar.
  • Antes que nada, sea consciente de que el problema que usted no está logrando abordar probablemente no va a desaparecer; sin importar lo mucho que usted lo ignore.

En esas situaciones, es útil tener una fórmula:

Especialmente, que no solo lo guíe a través de la conversación; sino que también ayude a ambos a determinar una solución.

  1. Para empezar, determine su motivación para entablar la conversación, ya sea que consista simplemente en expresarse a sí mismo; y sacarse algo de su pecho o, en última instancia, en resolver un problema.
  2. Asegúrese de programar el tiempo suficiente para sostener la conversación.
  3. Planee su conversación con antelación elaborando un mensaje claro que lo mantenga enfocado. Comience con los hechos de lo que realmente ocurrió o está ocurriendo; en contraposición a la historia que pueda haber creado en su mente. ¿Cómo va a informar los hechos de la situación? Asegúrese de separar los hechos reales de los sentimientos que ha añadido a la situación o al evento.
  4. Después de informar los hechos, pregúntele a la otra persona: «¿Cómo vez esto?».  ¿Cuál creen ellos que es el impacto? A menudo, presuponemos o imaginamos alguna reacción o consecuencia terrible, sin saber cuál es la experiencia real; de la otra persona acerca de la situación.
  5. Pregúntele a la otra parte lo que le gustaría hacer para resolver el asunto; si usted está buscando realmente una solución. A veces, el simple hecho de expresarse a sí mismo podría ser su meta.
  6. Si deciden resolver el problema, pónganse de acuerdo, y consignen por escrito qué medidas tomarán ambos, cuándo lo harán; y cómo harán un seguimiento el uno del otro.*

El noventa y nueve por ciento de todo el éxito en la vida está en hacer seguimiento. – Kent Healy Coautor de The Success Principles for Teens. (Los principios del éxito para dolecentes).  Si tu deseo es tener un negocio rentable en el Internet, yo te puedo ayudar a conseguir tu éxito. Cristina Pérez G.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.