Cristina Pérez | DECIR LA VERDAD

DECIR LA VERDAD

NO DEMORE EN DECIR LA VERDAD, PRINCIPIO 50 DE LOS PRINCIPIOS DEL ÉXITO DE JACK CANFIELD.

Decir la verdad. Después del principio “Resultados: conversaciones de corazón a corazón” Canfield, nos brinda este principio de decir la verdad, veamos que nos dice Jack al respecto.

DECIR LA VERDAD. ¿POR QUÉ ES TAN INCÓMODO DECIR LA VERDAD?

DECIR LA VERDAD. NO DEMORE EN DECIR LA VERDAD. LA VERDAD NOS PERMITE LA LIBERTAD DE MANEJAR LAS COSAS COMO SON.
DECIR LA VERDAD.

Muchos evitamos decir la verdad puesto que es incómoda. Tememos las consecuencias:

  • Por ejemplo,  “hacer sentir mal a los demás”.
  • También, “herir sus sentimientos”
  • Incluso, “despertar su ira”.

Sin embargo, cuando no decimos la verdad, y no nos la dicen, obviamente, no podemos manejar las cosas basados en la realidad. 

Todos hemos oído la frase que dice: «La verdad os hará libres». Y lo hará.

  • De hecho, decir la verdad nos permite la libertad de manejar las cosas como son, no como las imaginamos, ni como esperamos que sean,  tampoco,  como las podamos manipular con nuestras mentiras.
  • Sin duda alguna, la verdad libera también nuestra energía.
  • Además, se requiere esfuerzo para ocultar la verdad, como, guardar un secreto o simular constantemente.

¿QUÉ OCURRE CUANDO SE DICE LA VERDAD? DEL PRINCIPIO 50, NO DEMORE EN DECIR LA VERDAD.

Manifestaciones de Jack Canfield con sus propias palabras:

En un seminario avanzado de cuatro días, realizo un proceso llamado «Secreto». Es un ejercicio muy simple en el que dedicamos una o dos hora a contar nuestros secretos al grupo; esas cosas que imaginamos que si los demás las supieran, no nos querrían o tampoco nos aceptarían.

  • Primeramente, invito a los participantes a que se pongan de pie; y cuenten al grupo cualquier cosa que hayan estado ocultando y que luego se sienten de nuevo.
  • De hecho, no hay discusión ni retroalimentación, solo se expresa y se escucha.

Comienza lentamente… Un ejemplo:  a medida que las personas van probando el agua con:

  • «Hice trampa en mi examen de matemáticas de octavo grado» y «Robé una naranja en un tienda de baratijas cuando tenía catorce años».

Tan pronto como, a medida que empiezan a darse cuenta de que a nadie le pasa nada malo; al fin los participantes se van abriendo y van mencionando aspectos cada vez más profundos y dolorosos.. Continuación…

¿QUÉ OCURRE CUANDO SE DICE LA VERDAD? 

Continuación..  Cuando ninguno tiene más secretos que confesar, pregunto al grupo si sientes menos aprecio; o aceptación hacia alguno de los integrantes. En todos estos años, nunca he oído un sí como respuesta.

  • Luego pregunto: «¿Cuántos se sienten aliviados por haberse liberado de ese peso?». Todos responden afirmativamente.
  • Después pregunto: «¿Cuántos se sienten más unidos a los otros integrantes del grupo?», y de nuevo, todos levantan la mano.
  • En consecuencia, se dan cuenta de que lo que habían estado ocultando no era tan terrible, sino que, en efecto; era algo que también habían hecho otras personas del grupo. No eran lo únicos, eran más bien parte de la comunidad humana… Continuación…

Continuación… Pero lo más sorprendente, es lo que informan algunos durante los días siguientes. 

  • Desaparecen las migrañas de toda una vida, el colon con espasmos se relaja y no se requieren medicamentos. 
  • También, desaparece la depresión y reaparece la alegría de vivir.
  • Es más, las personas se ven más jóvenes y vitalizadas. Es sorprendente.
  • Uno de los participantes contó que en los dos días siguientes perdió cinco libras de sobrepeso. Sin duda alguna, ese hombre se libró de algo más que la información que había mantenido oculta.

Este ejemplo indica que ocultar la verdad consume una gran cantidad de energía que, al liberarla:

  • Se puede emplear en alcanzar mayores éxitos en todos los aspectos de nuestras vidas.
  • Igualmente, ya no necesitamos ser tan cautelosos, podemos ser más espontáneos y estar más dispuestos a mostrarnos como somos.
  • Sin duda alguna, al hacerlo, podremos compartir y actuar basándonos en datos de vital importancia para lograr resultados; y hacer lo que hay que hacer. 

¿QUÉ NECESITA COMPARTIR? DEL PRINCIPIO 50 NO DEMORE EN DECIR LA VERDAD.

En todos los campos de la vida, hay tres cosas que necesitamos compartir más que cualquier otra:

  1. Primeramente, “los resentimientos acumulados”.
  2. También, “las necesidades insatisfechas, de las que provienen los resentimientos”.
  3. Y, “nuestro aprecio no expresado”

En la base de todo resentimiento hay necesidades y deseos insatisfechos. 

  • Cuando tenga un resentimiento contra alguien, pregúntese: ¿qué deseo de esa persona que no esté obteniendo? Y luego comprométase al menos a pedírselo.

Como ya lo he dicho, lo peor que le puede pasar es obtener un no por respuesta. Es posible que obtenga un sí. Pero al menos la solicitud se hará con franqueza. 

Una de las prácticas más valiosas, aunque más difíciles para muchos , es decir la verdad cuando resulta incómoda.

Casi todos nos preocupamos por la posibilidad de herir los sentimientos de los demás que no expresamos nuestros verdaderos sentimientos; y lamentablemente, somos nosotros quienes, en último término, nos herimos.

“DECIR LA VERDAD REPORTA DIVIDENDOS”.

Poco después de crear la Fundación para la autoestima destinada a llevar mi trabajo al mundo de la educación sin fines de lucro:

  • A las prisiones,
  • También a los servicios sociales.
  • Y a otros grupo de población en riesgo.

Mi director, Larry Price, descubrió una licitación pública expedida por la oficina de educación del condado de Los Ángeles. Parece ser que más del ochenta y cuatro por ciento de las personas inscritas en el programa «de asistencia social al trabajo, ofrecido por el condado, no regresan al segundo día para empezar el programa de capacitación.

  • Evidentemente, el condado sabía que necesitaba un programa de orientación que representara una esperanza para esas personas; y las motivara a recibir la capacitación completa; de modo que lograran un mejor nivel de vida para ellos y sus familias. 

Sabíamos que podíamos diseñar un programa que cumpliera las especificaciones del contado:

Pero también sabíamos que no incluiría suficientes horas de contacto y esfuerzo como para producir los resultados que el condado esperaba. Era evidente que el programa que el condado tenía previsto no daría resultado.

No obstante, deseosos por obtener el contrato de 730.000 dólares y darle a la fundación los fondos que tanto necesitaba; eleboramos una extensa propuesta y trabajamos meses preparando una hermosa presentación. La víspera de la fecha de entrega trabajamos toda la noche terminando; imprimiendo y compaginando las numerosas copias que debían presentarse. 

Debió haber sido una muy buena propuesta porque nos seleccionaron entre los tres finalistas; y nos llamaron a las oficinas del condado para una entrevista personal, de la misma manera, presentación final.

De hecho, todavía recuerdo que estaba parado frente a las oficinas del condado diciéndole a Larry: «¿Sabes?» No estoy seguro de querer ganar esta licitación. No importa qué tan bueno sea el programa que elaboremos, la forma como quieren estructurarlo no puede darles los resultados; que esperan. Creo que deberíamos decirles la verdad. ¿Cómo podrán saber ellos la forma como debe estructurarse? No son expertos en motivación. ¿Cómo pueden pedir algo que no entienden a cabalidad?».

El miedo que teníamos era que los funcionarios del condado pudieran, de alguna forma; sentir que los estábamos juzgando o criticando, y que adjudicaran el contrato a otras personas. Era un riesgo enorme, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de dinero en juego. Pero decidimos decirles la verdad.

La reacción de los funcionarios del condado, nos sorprendió.

Después de escuchar nuestro punto de vista, decidieron contratarnos de todas formas porque estuvimos dispuestos a decir la verdad. Después de analizar lo que dijimos, estuvieron de acuerdo; y consideraron que éramos los únicos que habíamos comprendido correctamente la situación a la que se enfrentaban.

Los resultados fueron tan fantásticos que, con el paso del tiempo, el programa que desarrollamos —GOALS—:

Fue adoptado por otros programas de bienestar en diecinueve condados, además de organizaciones en veintidós estados; como la Autoridad de Vivienda y Desarrollo Urbano; por Head Start y como programa de preliberación para la prisión de San Quentin y otras prisiones.* Hasta el día de hoy, 810.000 personas se han graduado del programa.

El noventa y nueve por ciento de todo el éxito en la vida está en hacer seguimiento, – Kent Healy.  Si estas buscando un negocio rentable yo te puedo ayudar a conseguirlo,  Pondernet Escuela de aprendizaje; y formación Online. es un negocio y escuela.   Cristina Pérez G.,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.