Cristina Pérez | ASPECTO ESPIRITUAL DE LA ACCIÓN.

ASPECTO ESPIRITUAL DE LA ACCIÓN.

EL ASPECTO ESPIRITUAL DE LA ACCIÓN EN EL LIDERAZGO.

Apecto espiritual; Deepak Chopra en su libro El alma del liderazgo nos brinda una explicación clara en cuanto a “El aspecto espiritual de la acción”: sin duda alguna, el signo más clásico de que una persona está liderando desde el alma, es que deja que la vida se desarrolle.

EL ASPECTO ESPIRITUAL DE LA ACCIÓN: “NO HACER” ES MÁS PODEROSO QUE LA ACCIÓN.

EL ASPECTO ESPIRITUAL DE LA ACCIÓN: "NO HACER" ES MÁS PODEROSO QUE LA ACCIÓN. EL ASPECTO ESPIRITUAL DE LA ACCIÓN.

En las tradiciones espirituales orientales, esta aproximación suele llamarse a veces “no hacer” lo cual se considera más poderoso que la acción; de hecho, puedes lograr más con menos cuando practicas la no-acción; es muy distinto a no hacer nada.

EL ASPECTO ESPIRITUAL DE LA ACCIÓN, POR EJEMPLO:

“Imagina que estás en un evento deportivo, como un partido de fútbol americano o de béisbol:

  • Ha llegado un momento emocionante —un pase de último minuto en pos de la anotación o un batazo largo que amenaza con volarse la barda.
  • El campo, el receptor o jardinero sabe que todo depende de él.
  • Su cuerpo y su mente están en estado de máxima alerta.

Las cosas suceden rápido y la diferencia entre el éxito y el fracaso es cuestión de segundos.

El aspecto espiritual de la acción: en estas situaciones, los atletas reportan que a veces, entran a lo que llaman “la zona”.

A pesar de la tensión del momento, se sienten extremadamente relajados; el ruido ensordecedor de la multitud desaparece y es remplazado por el silencio; el jugador se siente calmo y sabe, con toda certidumbre, que atrapará la pelota; a veces sienten que están atestiguando sus propios actos, como si estuvieran involucrados en el asunto; y la pelota estuviera destinada a llegar a un lugar exacto en el espacio y el tiempo.

El aspecto espiritual de la acción; los espectadores no se dan cuenta de que el jugador se encuentra en “la zona”.

El exterior permanece idéntico, pero la experiencia interior es dramáticamente transformada; la lucha se ha convertido en permitir las cosas; el actuar ha cruzado una línea invisible que se convierte en un “no hacer”.

No puedes predecirse cuándo se estará en la zona, pero puedes aprender a preparar las cosas para ésta.

A veces sometemos a nuestros cuerpos a un esfuerzo extremo; pero la mayor parte del tiempo nos hacemos a un lado; y dejamos que el cuerpo haga lo que sabe hacer.

  • El corazón, los pulmones, riñones y el cerebro no operan con menor eficiencia cuando nos hacemos a un lado, de hecho, si te preocupas por tu presión sanguínea, es probable que ésta suba.
  • Si tratas de forzarte a recordar una palabra, es menos probable que la recuerdes.

Hay una línea muy fina entre dejar que la inteligencia corporal opere por sí misma y tomar el control.

EL ASPECTO ESPIRITUAL DE LA ACCIÓN; LAS ENSEÑANZAS ORIENTALES RESPECTO DE LA “NO-ACCIÓN”.

Dichas enseñanzas, afirman que así como puedes hacerte a un lado para dejar de controlar tu cuerpo; de la misma manera; puedes hacerte a una lado para dejar de controlar la vida dejando que opere por sí misma; tu vida funcionará muy bien si no la controlas.

  • Tu vida aún fluirá, se desarrollará, crecerá y evolucionará, por consiguiente, al permitirlo: te conviertes en testigo de lo que quiere tu alma, y dado que confías en tu alma, lo que ella quiere coincide perfectamente con lo que tú quieres.

Cuando esa fusión tiene lugar, el estar en “la zona” no es cuestión de momentos mágicos del mundo deportivo; es una forma de vida.

EL ASPECTO ESPIRITUAL DE LA ACCIÓN; UN VISIONARIO EXITOSO HA LLEGADO A LA ETAPA EN QUE EL “NO-HACER” ES NATURAL.

Habiendo experimentado cómo es dejar que la vida se desenvuelva sola, él o ella poseen una gran ventaja; su aproximación al liderazgo puede “obviar” (quitar, evitar) la lucha, la preocupación, el estrés y el control que derrotan a muchos proyectos valiosos.

DEJAR QUE TU ALMA HAGA EL TRABAJO ES LA MANERA MÁS EFICIENTE DE LIDERAR, ASÍ COMO LA MÁS ESPIRITUAL.

En particular, cuatro principios operan a nivel del alma:

  1. La conciencia tiene poder de organización.
  2. Igualmente, da saltos cuánticos respecto de la creatividad.
  3. De la misma manera, se mueve en dirección al crecimiento.
  4. De igual importancia, crea orden a partir del desorden.

Ahora, sustituye la frase “la conciencia” por la palabra “yo”; estos cuatro principios existen por medio de ti.

  • Tú activas.

Éste es el verdadero significado de la acción como alma del grupo.

Al permitir que tu alma actúe por medio de ti, se abre un camino.

Primeramente, se abre un camino, para que las personas con las que trabajas puedan activar sus propias almas; de cualquier manera, cuando luchas, te preocupas  y tratas de controlar las cosas, bloqueas la influencia del alma; un visionario exitoso da pasos para asegurarse de que esto no suceda; para cada uno de los cuatro principios, existen cosas que debemos hacer y otras que debemos evitar.

Convertirse en líder es la elección más trascendente que uno puede tomar; es la decisión de salir de la oscuridad para llegar a la luz. -Deepak Chopra. Si tu deseo es tener éxito en la vida, yo te puedo ayudar a conseguir tu sueño. Trabaja con Cristina Pérez G.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.