Cristina Pérez | UNA ROSA PUEDE CAMBIAR LA VIDA

UNA ROSA PUEDE CAMBIAR LA VIDA

UNA ROSA PUEDE CAMBIAR LA VIDA; LA HISTORIA DE DEEPAK CHOPRA CUANDO ERA NIÑO Y FUE TESTIGO DEL PODER DE LOS VÍNCULOS EMOCIONALES.

Rosa; “Esta es la historia”, manifestaciones de Chopra en su libro “El alma del Liderazgo” con sus propias palabras: Cuando era niño creciendo en la India, mi padre era un médico que trabajaba en Jabalpur; una ciudad grande localizada en el centro del país; un día todo Jabalpur entró en una especie de fiebre por la visita del primer ministro del país, Jawaharlal Nehru; India había nacido como país en 1947, unos meses después de mi nacimiento;  y siendo el primer líder electo, Nehru era para la población una especie de padre o santo.

Mientras se acercaba el vehículo que transportaba a Nehru el día señalado.

Una onda reverencia y emoción corría por la ciudad. como si el mismo Gandhi nos visitara y; efectivamente, Nehru había heredado buena parte del cariño que se le tenía a Ganhdi; recuerdo que los vecinos treparon a los postes para poder echar un vistazo al auto de Nehru; los árboles de la calle sufrían con el peso de los pequeños que se sentaban en sus ramas.

Mi madre vestía su mejor “sari” (Vestido nacional de las mujeres de la India).

Y no importaba con quién hablara ese día— una sirvienta; su mejor amiga o la esposa del director del hospital en que trabajaba mi padre —, todos hablaban de Nehru; y nada más; cuando la comitiva finalmente llegó a las calles de la ciudad, pasó justo enfrente de nuestra casa; luego sucedió algo asombroso, mi madre había conseguido lugar en la primera fila de la multitud… . Continuación…

UNA ROSA PUEDE CAMBIAR LA VIDA; “LA VISITA DEL PRIMER MINISTRO NEHRU DE LA INDIA”  Y LA ROSA ROJA ATRAPADA POR LA MADRE DE DEEPAK.

Continuación…  Antes nos había confiado que estaba segura que Nehru notaría su presencia entre la multitud; de decenas de miles de personas que franqueaban su ruta; y, aunque la habíamos molestado amistosamente por su idea, su confianza siguió firme es decir, “incólume”; llegado el momento, ¡en verdad atrajo la atención de Nehru! ¨Él hizo una breve pausa y luego tomó la rosa roja que siempre tenía prendida en la solapa; la arrojó a mi madre; incluso estando en el “tumulto” (alboroto y griterío de la muchedumbre) mi madre la cogió.

Cuando el desfile había terminado, ella la llevó a casa y, cuidadosamente, la colocó en el mejor florero disponible.

Durante toda la tarde, la casa estuvo llena de gente que venía a maravillarse con la rosa, una rosa común; como la que se puede comprar en los mercados por algunas “rupias”(monedas de la India); pero como Nehru la había arrojado con sus propias manos, había adquirido un estatus místico; y como mi madre la había atrapado también ella gozaba de ese estatus.

Las personas que solían verla todos los días.

Bajaban la voz en su presencia y hablaban cuchicheando, la miraban con reverencia; y cuando yo veía a mi madre; notaba que su roce con la grandeza parecía haberle dado también un nuevo sentido de si misma; al fin de cuentas, la flor de Nehru fue conservada para la posteridad; al ser colocada entre la páginas de un libro como si fuera una reliquia sagrada… Continuación…

UNA ROSA PUEDE CAMBIAR LA VIDA; OPORTUNIDADES PARA EJERCER EL LIDERAZGO EN EL TRABAJO SON MUCHAS; “RELACIONES SATISFACTORIAS ENTRE JEFE Y EMPLEADOS, EL PORCENTAJE ES BASTANTE BAJO.

UNA ROSA PUEDE CAMBIAR LA VIDA; OPORTUNIDADES PARA EJERCER EL LIDERAZGO EN EL TRABAJO SON MUCHAS;
JAWAHARLAL NEHRU PRIMER MINISTRO DE LA INDIA,  Y UNA ROSA QUE SIEMPRE TENÍA PRENDIDA A LA SOLAPA.

Continuación.. Imagínate inspirado esa clase de amor y lealtad; eso es justo lo que los visionarios exitosos hacen.

La grandeza política le llega a muy pocos, pero la mayoría de nosotros encontraremos oportunidades para ejercer el liderazgo; en nuestro lugar de trabajo, en el que no suele ser inusual encontrar un vacío de inteligencia emocional.

En un estudio exhaustivo de satisfacción laboral realizado por Gallup, se encontró que los lugares de trabajo son muy impersonales.

De acuerdo con Gallup sólo diecisiete por ciento de los empleados reportan que su jefe “ha invertido en la relación”; ¡No tienes que ser líder de un país para remediar esta situación!

 “Los grandes líderes encuentran formas de conectarse con su gente y ayudarla a alcanzar todo su potencial”.- Steven J. Stowell. Si deseas ser un líder y tener tu propio negocio yo te puedo ayudar a realizar tus sueños; trabaja con Cristina Pérez G.

 

 

 

 

  1. FRANCISCO JAVIER SANABIA dice:

    FELICIDADES…LA PUBLICACION ES EXCELENTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.